Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Sin Piedad
Hace pocos minutos, cuando el Ancestro de Alma en la etapa Intermedia se separó del grupo para luchar con Bai Yunfei, los tres enemigos restantes continuaban enfrentándose a Jiang Fan y Song Lin. El Superior de Alma en etapa Intermedia claramente demostraba un poder abrumador, empuñando una cimitarra dorada en una mano. Hasta el momento, había resistido todos los ataques de Jiang Fang, provocándole a su vez varias heridas en todo el cuerpo. Por su parte, Song Lin tenía las cosas más fáciles al no verse asediado por bestias de Alma. Esos tres enemigos no tomaron en cuenta a Bai Yunfei ni a Tang Xinyun, porque consideraban que eran solo un par de jóvenes insensatos buscando sus muertes, así que se concentraron solo en los otros dos miembros de la secta Alquimia. Sin embargo, a mil metros de distancia, percibieron como el Ancestro de Alma en la etapa Intermedia fue derrotado por ellos. Lo ocurrido causó una leve conmoción en los participantes de la batalla actual, obligando al Superior de Alma a ordenarle al otro Ancestro de Alma, en la etapa Tardía, que eliminase a Bai Yunfei y Tang Xinyun. El Ancestro de Alma asintió a sus órdenes y una energía verdosa se manifestó en sus pies. Posteriormente, se desplazó a gran velocidad a dirección donde estaban Yunfei y Xinyun. Jiang Fan y Song Lin se sobresaltaron. No esperaban que sus enemigos cambiaran tan bruscamente de objetivos. "¡Yunfei, cuidado!", gritó Song Lin a la distancia. Song Lin sintió la necesidad de ir a ayudar a sus otros dos compañeros, pero fue interrumpido por un ataque enemigo. La situación era similar con Jiang Fan. Aunque ahora el combate pasó a ser un dos contra dos, sentían inquietud. No obstante, pocos minutos después, la batalla se interrumpió de nuevo cuando todos sintieron un brote de energía elemental y Fuerza de Alma abrumadora, proveniente de donde estaban Bai Yunfei y Tang Xinyun. Los cuatro combatientes giraron la cabeza al mismo tiempo en aquella dirección, y vieron como el Ancestro de Alma en la etapa Tardía era golpeado por un enorme objeto y luego aplastado, muriendo así en el proceso. "Que es… eso…", murmuró el hombre de la secta Domadores de Bestias. El único que entendía un poco la situación era Song Lin. "¡El objeto primario de Alma de Yunfei!" Song Lin reaccionó y se llevó con él a Jiang Fan. Para cuando el Superior de Alma se percató de esto, ya se encontraban muy lejos. El hombre de túnica negra no fue tras ellos de inmediato, sino que permaneció en el mismo lugar, tratando de convencerse de si lo que acababa de pasar al otro lado era real. A los pocos segundos, se asombró al ver como el Sello del Cataclismo se elevaba por los aires y salía disparado en su dirección. "¡Demonios!" Ambos enemigos no podían creer que un simple Ancestro de Alma en la etapa Temprana pudiera liberar semejante poder y atacarlos al mismo tiempo. Los dos hombres no se atrevieron a seguir menospreciando al joven de la secta Alquimia y cambiaron sus expresiones, dispuestos a marcharse lo antes posible. El hombre de túnica negra se convirtió en una especie de sombra oscura y se alejó rápidamente, mientras que el domador dio un silbido y su ave se elevó un poco más. El hombre de túnica negra ya se encontraba bastante lejos del lugar, percibiendo como el Sello del Cataclismo apuntaba hacia el domador. El hombre de la secta Domadores de Bestias abrió los ojos con incredulidad al ver como aquel enorme objeto ya casi estaba sobre él. Entonces forzó a su bestia a elevarse rápidamente mientras le transfería parte de su Fuerza de Alma y energía elemental de Rayo. Justo cuando estaba por ser golpeado por el Sello del Cataclismo, ascendió tanto que se encontraba técnicamente sobre el pico de la montaña. "¡Maldita sea! ¿Qué clase de objeto de Alma es ese? ¡Nunca había visto algo parecido! ¿Cómo es que la secta Alquimia posee algo de esa magnitud?" El domador suspiró de alivio; se encontraba a pocos metros por encima del Sello del Cataclismo, aparentemente seguro. "Ha fracasado… Esta operación ha fracasado. No podemos enfrentarnos a un enemigo tan poderoso. ¡Lo importante ahora es escapar!" Ya decido, el hombre instó a su bestia a girarse para huir del lugar. Sin embargo, sintió un repentino escalofrío en la espalda y una sombra sobre que cubría los cielos. Cuando el hombre de la secta Domadores de Bestias alzó la cabeza, el Sello del Cataclismo se encontraba a varios metros por encima de él.
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500