Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Dilema
Al ver que Bai Yunfei volvió a empuñar su lanza y lanzarse contra él, el hombre de mediana edad de la secta Domadores de Bestias se irritó ligeramente. Dando dos pasos ligeros hacia atrás, hizo que su Fuerza de Alma se manifestase por todo su cuerpo. Con unos movimientos de manos rápidos, ordenó al ave cerúlea y a la gran pitón que lo protegiesen. Pese a que Bai Yunfei era más débil que él, no podía darse el lujo de subestimarlo. El ave cerúlea extendió sus alas, reuniendo energía elemental de Viento a su alrededor. Luego, empezó a agitarlas con fuerza y cuatro ráfagas de viento salieron volando en dirección a Bai Yunfei. Era un ataque simple, con el único objetivo de probar sus habilidades. Por otro lado, la gran pitón empezó a emitir intensos destellos naranjas. Luego, su cola se elevó y empezó a absorber energía desde el suelo. Entonces, una ola de energía elemental de Tierra se lanzó hacia Bai Yunfei, mientras la propia pitón empezaba a reptar a gran velocidad, dirigiéndose también hacia él. La lanza Punta de Fuego rompió las ráfagas de viento de una estocada. Posteriormente, Bai Yunfei dio un gran salto en el aire para esquivar las olas de energía elemental de Tierra, pero antes de aterrizar, la pitón ya estaba debajo de él, preparada para atacarlo. Esta vez no podía permitirse el recibir otro golpe, por lo que, con un movimiento de su mano izquierda, hizo aparecer su Cuerda Maleable Dorada, la cual se envolvió debajo de la cabeza de la pitón. Luego, la cuerda se contrajo rápidamente, ¡haciendo que Bai Yunfei lograra esquivar la cola y pudiese lanzarse hacia su cabeza! La gran ave cerúlea estaba a punto de lanzarse en picado contra Bai Yunfei cuando un distinguible silbido llegó desde un lado. Y varias ráfagas de viento fueron disparadas hacia la bestia. ¡Era el ave penumbra veloz, Xiao Bai! Tan pronto como Xiao Bai apareció, se enzarzó en una batalla contra el ave cerúlea. Ambas bestias de Alma se hallaban en la etapa Temprana del Quinto Nivel. Sin embargo, Xiao Bai estaba cerca de abrirse paso en la etapa Intermedia, lo cual lo hacía más fuerte. Aun así, dado que su oponente era una bestia de Alma sin voluntad propia, incapaz de pensar o sentir dolor, el enfrentamiento prometía intensidad. Como ambas aves eran bestias de Alma con afinidad de Viento, lanzaban ráfagas cortantes a gran velocidad, a tal punto de casi no verse con claridad. ~¡BaM!~ El estruendo provocado por los choques era constante, y algunas plumas ocasionalmente salían volando del lugar. Con ave cerúlea contenida, Bai Yunfei se sintió aliviado: tenía un enemigo menos con el cual lidiar. Contrayendo rápidamente la Cuerda Maleable Dorada, acercó la cabeza de la gran pitón, ¡pero esta hizo un movimiento e intentó morderlo! El hombre de la secta Domadores de Bestias que en un principio se había sorprendido debido a la aparición de Xiao Bai, demostró ser capaz de controlar a la gran ave cerúlea y la pitón por separado. Cuando la cabeza de la gran pitón estuvo lo suficientemente cerca de Bai Yunfei, la lanza Punta de Fuego emitió un fuerte resplandor mientras se dirigía hacia la boca de la pitón. Como era de esperarse, la serpiente no se dejaría apuñalar con tanta facilidad, por lo que renunció a morderlo y giró violentamente su cabeza. Como Bai Yunfei aún continuaba enlazado a ella mediante la Cuerda Maleable Dorada, fue lanzado sacudido fuertemente, haciendo que su cuerpo girase alrededor de la cabeza de la gran pitón hasta encontrarse con su cola. "¡Tsk!" Bai Yunfei no esperaba que la gran pitón fuese tan flexible, por lo que no tuvo otra opción más que bloquear nuevamente el ataque con su brazo derecho. ~¡BaM!~ Con un sonido ahogado, el cuerpo de Bai Yunfei fue arrojado nuevamente por los aires. Sin embargo, luego de alcanzar los diez metros de distancia, su velocidad se redujo debido a continuaba sujetando la Cuerda Maleable Dorada, la cual empezó a estirarse. Entonces, usando la misma, Bai Yunfei empezó a contrarrestar la gran fuerza de expulsión. Al alcanzar los cincuenta metros de longitud, la cuerda dejó de estirarse, por lo que, con una sacudida de su mano izquierda, Bai Yunfei la aflojó de la cabeza de la pitón. Entonces, aterrizó firmemente en el suelo, ¡y volvió a lanzarse al ataque! Debido a que Bai Yunfei pudo ubicarse entre la gran pitón y el hombre de mediana edad, aprovechó para atacar a este último. El domador se sorprendió. Él conocía perfectamente lo dañino que podía resultar un coletazo de la gran pitón, por lo que el ver cómo Bai Yunfei no había recibido ningún daño luego de dos de esos ataques, estaba desconcertado. Sin embargo, su sorpresa no fue tan grande. Dado que él era un Ancestro de Alma en etapa Intermedia, ya había experimentado muchas batallas, por lo que mantuvo la calma. Viendo que Bai Yunfei logró dejar atrás a la gran pitón, lanzándose hacia él, este hombre mostró una sonrisa burlona. "¡Acaba con él! ¡No nos queda mucho tiempo!", dijo alguien. La expresión del hombre de mediana edad era oscura. Levantando sus manos, formó un extraño sello frente a su cuerpo. Entonces, un intenso resplandor naranja empezó a cubrir todo su cuerpo. ~¡Sizz!~ Un espantoso siseo salió de la boca de la gran pitón. Entonces, un resplandor naranja apareció también por todo su cuerpo, haciendo que el suelo a su alrededor se estremeciese ligeramente. Luego, ¡la gran pitón se sumergió en la tierra como si de agua se tratase! Los movimientos del hombre y de la gran pitón se produjeron al mismo tiempo. Emitiendo un débil resplandor naranja, la tierra alrededor de Bai Yunfei empezó a ondularse y ablandarse. ¡Entonces sus piernas se hundieron en la tierra hasta la mitad! "¡Maldición!", exclamó Bai Yunfei, hundiéndose cada vez más en la tierra. Luego de parpadear un par de veces, Bai Yunfei pasó su lanza Punta de Fuego a su mano izquierda. Acto seguido, se inclinó ligeramente hacia adelante, cerró su puño con fuerza, e hizo que el guante Sol Resplandeciente empezase a brillar. Finalmente, ¡hizo estallar el suelo bajo sus pies! ¡Puño de los Nueve Pilares! Al golpear el suelo, una gran llama ardiente salió del guante Sol Resplandeciente. ~¡BooM!~ Aprovechando la fuerza explosiva de la energía elemental de Fuego, Bai Yunfei dio un gran salto, liberándose de la trampa. Luego, miró rápidamente a su alrededor buscando un punto firme en la que aterrizar usando la Cuerda Maleable Dorada. Desgraciadamente, no había ningún árbol a cientos de metros de distancia, y las rocas habían sido 'tragadas' por la tierra blanda. Levantando la vista, parecía como si la gran extensión de tierra a su alrededor se hubiese convertido en un gigantesco mar amarillento. "Entonces, sólo me queda…" Bai Yunfei tuvo la brillante idea de sacar el Sello del Cataclismo. Sin embargo, su expresión cambió repentinamente y colocó la lanza Punta de Fuego frente a su cuerpo, preparado para bloquear un ataque. Entonces, ¡una cola de pitón que lo acechaba se lanzó directamente a él! ~¡PaM!~ Casi tan pronto como Bai Yunfei se cubrió con la lanza Punta de Fuego, la cola de la pitón impactó contra la misma, haciendo que el cuerpo de Bai Yunfei saliese despedido, estrellándose finalmente contra el suelo. Al caer, un gran cráter se formó alrededor de su cuerpo. Luego de ponerse de pie, su Fuerza de Alma estaba alborotada, y su sangre, derramándose, pero no se preocupó por eso. No obstante, una inmensa 'ola' de tierra surgió a unos diez metros de Bai Yunfei y después se lo tragó al instante. El domador miró la gran masa de tierra con satisfacción: Aunque fuese un Ancestro de Alma en etapa Temprana, para él sólo era un mocoso sin experiencia de combate, lo que explicaba por qué había sido atrapado con tanta facilidad. Con una gran pitón en la etapa Intermedia del Quinto Nivel luchando junto a él, incluso un Ancestro de Alma en etapa Intermedia moriría fácilmente, y un Ancestro de Alma en etapa Tardía estaría en graves problemas. Con la intención asesina reflejada en sus ojos, el hombre levantó su mano derecha y apuntó hacia donde se encontraba la gran masa de tierra impregnada en luz naranja. Mientras el suelo aún se estremecía, la gran pitón emergió junto a esta y la envolvió. El hombre de mediana edad hizo un gesto mientras apretaba su puño derecho. Entonces, la gran pitón empezó a sisear, a la vez que aplastaba con fuerza la gran esfera que era la masa de tierra. La esfera, cuyo tamaño inicial era de diez metros, ¡empezó a encogerse! En esencia, se trataba de una técnica similar a la que había utilizado Xiao Binzi con aquella montaña árida. A medida que la gran esfera de tierra se reducía, la energía elemental emanada por la misma aumentaba su intensidad. De continuar así, ¡Bai Yunfei moriría aplastado!
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500