Especialista en Fortalecimiento de Objetos

La Fuerza de Xiao Rourou
Ante la mirada de un sorprendido público, la lámpara voló hacia la orilla a gran velocidad. ~¡Fwoosh!~ Cuando sólo diez metros separaban la linterna de la orilla, una cuerda de color dorado logró alcanzarla, envolviéndose varias veces en la misma. ~¡ClanK!~ En tan sólo un momento, la cuerda y la cadena se tensaron, emitiendo esta última un fuerte sonido metálico. Debido a esto, la Linterna de los Siete Colores se suspendió en el aire. En lo alto del faro, mientras tiraba de la Cuerda Maleable Dorada con su mano izquierda, Bai Yunfei miró en dirección a la orilla. "¡Oye! ¿Qué estás tratando de hacer?", exclamó, frunciendo el ceño. En ese momento, la multitud reaccionó, dirigiendo la mirada hacia el extremo de la cadena, logrando ver a un hombre robusto y de piel oscura. Sus músculos estaban increíblemente desarrollados, y su piel parecía emitir un brillo color bronce. La cadena estaba siendo firmemente agarrada por este hombre, que miraba a Bai Yunfei, ligeramente sorprendido. Junto a él se encontraba un joven de cabello largo, de unos veinticinco años, con un abanico plegable en su mano derecha y una bella mujer sosteniendo su brazo izquierdo. Este joven quedó ligeramente asombrado al ver la cuerda y la cadena tensándose en el aire. Tan sólo unos segundos después, el joven se recuperó de su asombro inicial. "Tie Nu, ¿qué haces? ¿No oíste? ¡Quiero esa linterna en este momento!" "¡Sí, joven maestro!" El hombre fornido, llamado 'Tie Nu', respondió con una voz profunda. Al hinchar aún más su brazo, las venas empezaron a marcarse. Dirigiéndole una mirada desdeñosa a Bai Yunfei, empezó a tirar con más fuerza de la cadena con su mano derecha, mientras un flujo intenso de Fuerza de Alma empezaba a manifestarse a su alrededor. Las personas que se encontraban cerca empezaron a alejarse, dejando un espacio de diez metros a su alrededor. "¡Es un Ancestro de Alma en etapa Tardía!" Los tres que estaban arriba del faro exclamaron al unísono. Al sentir la gran tensión ejercida sobre la Cuerda Maleable Dorada, la expresión de Bai Yunfei cambió ligeramente: Aunque él sería capaz de soportar la presión, el faro no, y la Linterna de los Siete Colores podría romperse. Sacudiendo su mano izquierda, la Cuerda Maleable Dorada se aflojó, soltando la cadena y retrayéndose de nuevo a su mano, envolviéndose alrededor de su brazo. El hombre fornido tiró de la cadena, haciendo que la linterna llegara a sus manos. Al entregársela al joven, este último mostró una sonrisa. Con un movimiento de su mano derecha, una tenue luz de viento verde envolvió la linterna, antes que esta cayera en sus manos. "¿Qué tal? Si este joven maestro te prometió que te la conseguiría, entonces puedes dar por hecho que lo conseguirá. Toma", dijo el joven, despreocupadamente, dirigiéndose a la mujer apoyada sobre su cuerpo. "¡Je, je! ¡Sabía que el joven maestro Luo era el mejor!" La mujer, vestida muy elegantemente, tomó la linterna sin poder ocultar su alegría, mientras posaba todo su cuerpo en los brazos del joven, riendo sin parar. Sintiéndose satisfecho, Xing Luo apretó la esbelta cintura de la mujer con su brazo izquierdo. "Bueno. Este festival ya me aburrió. Volvamos a la posada". "¿El joven Luo quiere volver a descansar? Entonces, vamos. Su sirviente se encargará de que pueda descansar apropiadamente". Ignorando a todas las personas a su alrededor, Xing Luo y la mujer se dieron media vuelta, dispuestos a marcharse. "¡Oye! ¡Vaya que eres arrogante! ¡¿Realmente vas a irte después de robarte nuestro premio?!" Al darse media vuelta, una voz desafiante llegó desde atrás. Dirigiendo su mirada hacia donde se originó la voz, logró ver a Bai Yunfei y los demás, que ya estaban en la orilla, acercándose a ellos. El origen de esta voz era Fei Nian. "¿Y qué si lo hago? ¿Tienes algún problema?", dijo Xing Luo, dirigiéndose a Fei Nian. "¡No te hagas el tonto! ¡La Linterna de los Siete Colores es el premio de nuestra competencia! ¡¿Quién te crees que eres para intentar arrebatárnosla?" "Se trata de un robo de linterna, ¿no? Se basa en la habilidad de cada persona. Como ustedes no fueron capaces de hacerlo, naturalmente, una persona más capaz, como yo, tenía que encargarse de ello, ¿no es obvio?" "¡No seas ridículo! ¡Ni siquiera has seguido las reglas del concurso! ¡No puedes llevártela!" "Lo estoy haciendo justo ahora, ¿no ves?", dijo Xing Luo, mirando con desdén a la multitud a su alrededor. "¡Tú…!" Debido a la soberbia declaración de Xing Luo, Fei Nian se quedó sin palabras, viendo que razonar con él sería imposible. Bai Yunfei miró fijamente a Xing Luo y al hombre fornido a su lado, desilusionado. El joven no era débil, ya que pertenecía a la etapa Temprana del reino Ancestro de Alma, al igual que él, mientras que el hombre fornido era aún más fuerte, un Ancestro de Alma en etapa Tardía. Seguramente, se trataba de un joven maestro de alguna familia de gran trascendencia. La multitud se quedó momentáneamente en silencio. Quien se encargó de romper ese silencio fue Huangfu Rui. Haciendo un puchero, señaló a Xing Luo con una vara de bambú con un pedazo de manzanita confitada en él. "¡Vaya que eres un sinvergüenza! ¡Ni siquiera te dignas en competir apropiadamente y crees que tienes el derecho de llevarte esa hermosa linterna! ¡Ese es el premio del hermano Sombrero de Paja para la hermana Yun!" "Uh…" Xing Luo quedó atónito al escuchar estas palabras. "¿De dónde salió esta mocosa? ¿Crees que este joven maestro necesita que lo regañen?" Huangfu Rui lo miró con una cara seria. "¡Dai Dai no es ninguna mocosa! ¡Tengo diecisiete años! ¡Mi madre me enseñó a ser amable con la gente, pero parece que la tuya solo te enseñó a ser un malcriado!" La multitud quedó atónita, y algunas personas no pudieron evitar reírse un poco. "¡Tú…!" En los ojos de Xing Luo se reflejaba su indignación, pero al prestar atención a Huangfu Rui, esbozó una sonrisa burlona. "¡Ja! ¡Así que realmente eres una mocosa! Y una muy estúpida, debo decir…". "¡Silencio!", gritó Fei Nian, interrumpiendo sus palabras. En tan sólo un segundo, su Fuerza de Alma empezó a manifestarse de manera violenta. Inmediatamente después, intentó lanzarse hacia el joven. Sin embargo, Bai Yunfei lo detuvo, extendiendo su brazo frente a él. Bai Yunfei también frunció el ceño, para dirigirle una fría mirada al joven frente a él. "Si quieres, puedes llevarte la linterna, pero… ¡discúlpate por lo que acabas de decir inmediatamente!" Al ver cómo el grupo se enfadaba, Xing Luo se sorprendió: no esperaba una reacción semejante. Dando una mirada desdeñosa, empezó a burlarse: "¿Y quién me obligará a retractarme? ¡¿Cómo te atreves a hablarle así a este joven maestro?! ¿Acaso no entendiste? Esa mocosa es sólo una estúpida escoria…" ~¡PaM!~ Luego de escucharse un sonido amortiguado, el cuerpo de Xing Luo fue lanzado hacia el aire a gran velocidad, estrellándose contra el Puente de la Luna Sombría a unos diez metros detrás de él, convirtiendo al mismo en un montón de escombros antes de ser detenido por la barandilla de piedra del otro lado. Los espectadores quedaron sorprendidos ante esto, incluyendo Bai Yunfei y Fei Nian. Incluso Tie Nu. Emitiendo un suave sonido, una pequeña figura roja aterrizó en el suelo, conmocionando a todos los espectadores. Todo su cuerpo emitía un intenso brillo de energía elemental de Fuego. Tenía dos gruesas orejas en una cabeza más grande que el resto de su cuerpo, y dos pezuñas traseras que aterrizaron en el suelo. Sus extremidades delanteras se asemejaban a brazos con músculos prominentes que parecían concentrar una fuerza inconmensurable. ¡Se trataba del compañero de Huangfu Rui, la bestia de Alma, Xiao Rourou! Aunque, llegados a ese punto, ese nombre no era apropiado para él. Era… ¡el jabalí demoníaco! ¡El jabalí demoníaco le lanzó a Xing Luo una mirada furiosa y con intención asesina! "¡Joven maestro!" Finalmente reaccionando, Tie Nu exclamó en dirección a Xing Luo antes de salir disparado en su dirección para ayudarlo a levantarse. Cuando Xin Luo se incorporó, de repente una bocanada de sangre salió despedida de su boca, haciendo que su rostro palideciese. "¡Joven maestro! ¿Se encuentra bien?", exclamó Tie Nu, tomando el brazo de Xing Luo y transfiriéndole parte de su Fuerza de Alma, provocando así una leve mejoría en su rostro. ~¡Cof cof!~ "¡Maldito… bastardo!" Con el rostro aún pálido, Xing Luo tosió un par de veces más y luego miró al jabalí demoníaco junto a Bai Yunfei y los demás. "¡Esa bestia de Alma! ¡Asesínala! ¡Elimínala! ¡Tie Nu, te ordeno que asesines a esa bestia de Alma!", gritó. "¡Joven maestro! Aún estamos…" Al ver que Xing Luo no tenía alguna herida de gravedad, Tie Nu se sintió aliviado. Estaba a punto de decir algo cuando, de repente, su rostro cambió. "¡Cuidado!", exclamó, sorprendido. Luego de eso, empujó a Xing Luo, alejándolo del lugar. Entonces, el abrumador flujo de su Fuerza de Alma empezó a manifestarse en todo su esplendor. La cadena de hierro envuelta en su hombro derecho emitió un ligero chirrido e instantáneamente empezó a resplandecer con un color dorado. Frente a Tie Nu, el jabalí demoníaco ya había adelantado una de sus pezuñas traseras, lanzándose a la velocidad de un rayo, un rayo carmesí y furioso. Las cadenas formaron un espiral a medida que se extendían, adaptando la forma de un gigantesco cono frente al cuerpo de Tie Nu. Mientras giraba su brazo derecho, lanzó un latigazo contra el jabalí demoníaco que se dirigía hacia él. El intenso brillo de la energía elemental de Oro propagó por todo el lugar una casi visible intención asesina. ¡Esa era la magnitud del poder de un Ancestro de Alma en la etapa Tardía cuando se sentía acorralado! El jabalí demoníaco se elevó de un salto, pero no esquivó el ataque, sino que con su brazo derecho envuelto en un brillo carmesí, una especie de guantecillo del tamaño de un puño compuesto de energía elemental de Fuego recubrió su pezuña, ¡y entonces se lanzó contra el cono dorado sin titubear! ~¡ClanK!~ El choque fue abrumador, provocando un fuerte sonido metálico. Tan sólo un momento después, el gigantesco cono dorado empezó a colapsar, y la cadena dorada que lo conformaba se fue desmoronando, partiéndose en incontables pedazos. ~¡Crack!~ Ante la mirada horrorizada de Tie Nu, el jabalí demoníaco impactó su pezuña contra su puño derecho, haciendo que este emitiera un fuerte sonido de quiebre y el brazo de su oponente se deformara sorprendentemente. Acto seguido, su rostro se enrojeció y la sangre empezó a derramarse por las comisuras de su boca. ¡Tan pronto como el horror se apoderó de Tie Nu, la figura del jabalí demoníaco desapareció de su vista! Con un destello rojo, el jabalí demoníaco apareció detrás del protegido de Tie Nu. ¡Realizando un giro en el aire, asestó una fuerte patada en la espalda de Xing Luo! ~¡PaM!~ Otro sonido amortiguado resonó en los alrededores, y Xing Luo volvió a escupir sangre. ¡Siguiendo la trayectoria del golpe, su cuerpo se elevó en el aire, cayendo patéticamente frente a Bai Yunfei y los demás!
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500