Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Nalan Yin
Mirando extrañado al desconocido que se le acercó, Bai Yunfei frunció el ceño: "¿Usted es…?" "Soy un joven cultivador llamado Nalan Yin". Inicialmente, el hombre intentó acariciar su barba, pero, reaccionando rápidamente, volvió a bajar su mano, giró cuarenta y cinco grados y miró a una mujer en el segundo piso de un restaurante. "Provengo de una familia adinerada, pero soy uno de los adivinos más precisos que existen. Me conocen como la 'Mano Derecha del Dios del Destino', aunque también me llaman 'el mal presagio'. Oh, diablos, ¡mira la cara que pones! ¿Realmente no has oído nada sobre mí? ¡Sí que eres ignorante!" Sintiéndose disgustado por ese último comentario, Bai Yunfei dio media vuelta y empezó a alejarse. "¡Oye, espera! ¡No te vayas! ¡Lo que dije es cierto, joven héroe!", exclamó Nalan Yin, tratando de recuperar su atención antes de bloquear rápidamente su paso. "¡Lo que te dije, lo hice sólo por buena voluntad! ¡Si no me crees, puedo demostrártelo!" Inmediatamente, levantó su mano derecha. Mirando detenidamente, Bai Yunfei descubrió que en su interior había un caparazón de tortuga del tamaño de la palma de una mano, negro y sucio, como si acabase de ser sacado de la tierra. "Levanta tu mano. Este joven será generoso y leerá tu fortuna. Además, te aconsejará para evitar el desastre…", dijo Nalan Yin, mientras estiraba la mano con el caparazón hacia la cara de Bai Yunfei, deteniéndose justo antes de tocar la punta de su nariz. "Lo siento, no tengo tiempo para adivinaciones. Intenta con otra persona", dijo Bai Yunfei entre risas, mientras desviaba la mano de Nalan Yin con la suya. Sin embargo, Nalan Yin parecía estar decidido a 'adivinar su futuro', e insistió. "No te preocupes por el dinero. A decir verdad, no es necesario…" "Pero dije que no…" Bai Yunfei apoyó su mano derecha en el caparazón de tortuga, intentando empujarlo hacia atrás. Sin embargo, su atención se quedó fija en el caparazón. 'Grado de Objeto: Cielo Medio'. 'Atributo Elemental: Tierra'. 'Defensa: 4690'. 'Efecto de Objeto: mediante la utilización de habilidades mágicas específicas, existe un 5% de probabilidad de realizar una predicción del futuro. El nivel de detalle puede variar'. 'Condición de Fortalecimiento: 260 Puntos de Alma'. Una notificación con las estadísticas del caparazón de tortuga apareció en la cabeza de Bai Yunfei, quien luego de leerlas, quedó boquiabierto. Al notar que la mirada de Bai Yunfei estaba fija en el caparazón de tortuga, Nalan Yin, suspicazmente, retiró rápidamente su mano derecha. "Si tanto insistes, entonces, de acuerdo. Cambié de opinión, así que iré a buscar a otro posible cliente, ¡nos vemos!", dijo. Luego, dio media vuelta y se alejó rápidamente. "¡Oye!" Bai Yunfei se despertó del 'trance' e intentó tomarlo del brazo. Sin embargo, Nalan Yin ya se había alejado varios metros, mezclándose con la multitud. Débilmente, unas palabras llegaron a los oídos de Bai Yunfei. "¡Joven héroe, le daré una última advertencia! ¡No continúe tentando al destino! ¡Si no protege a las personas que aprecia, se arrepentirá por el resto de su vida!" Bai Yunfei pensó en seguirlo, pero luego de unos segundos, desistió de la idea, sacudiendo la cabeza con cierto desconcierto. "¿Qué habrá querido decir? Pensé que era simplemente un hablador, pero… ¿grado Cielo Medio? ¡Ese caparazón era un objeto de Alma de grado Cielo Medio! No esperaba ver un objeto de Alma semejante en una situación tan peculiar como esta". "Además, ese efecto…", murmuró Bai Yunfei en voz baja. "¿'Predicción del futuro'? ¿Realmente existe un efecto de ese tipo? Además, no es como los efectos adicionales, que sólo se obtienen al fortalecer… ¿Es realmente posible realizar una predicción del futuro?" Repentinamente, Bai Yunfei levantó las cejas. "Espera, acaso… ¿ese sujeto forma parte de la secta Fortuna Celestial?", pensó. Mirando en la dirección en la que Nalan Yin había partido, Bai Yunfei dejó salir un suspiro antes de dar media vuelta y dirigirse hacia donde se encontraba el vendedor de manzanitas confitadas. "No esperaba encontrarme con una persona tan extraña en mi primer viaje a esta ciudad. Me pregunto qué motivos tendría para acercarse a mí… Ahora que lo pienso, es evidente que se trata de un cultivador de Alma bastante talentoso… Pero prefiero alejarme de los desconocidos. Aunque sólo haya sido una distracción momentánea, podría haberme metido en problemas…" Al otro lado, Nalan Yin, que ya se había alejado algunos miles de metros, volvió a mirar en la dirección en la que dejó a Bai Yunfei. La mirada dispersa en sus ojos había desaparecido, siendo reemplazada por una expresión melancólica y astuta. "¡Eso estuvo cerca! Este joven es bastante extraño. ¡Parece que fue capaz de ver la calidad del Caparazón del Presagio!", murmuró Nalan Yin, mirando fijamente el caparazón de tortuga en su mano. "No tiene ningún tipo de diferencia con cualquier otro caparazón ordinario. ¿Realmente vio algo?" "Es la primera vez que encuentro a una persona con unos 'signos de fortuna dividida' tan abundantes y evidentes… Mi curiosidad me llevó a intentar leerlo, pero no pensé que fuese capaz de ver tanto. Tuve suerte de haber podido alejarme rápidamente. Aunque sólo haya sido un momento de curiosidad, podría haberme metido en problemas…" Negando con la cabeza, Nalan Yin volvió a donde estaba. Llevándose su cartel, desapareció entre la multitud. Luego de comprar las manzanitas confitadas, Bai Yunfei regresó a donde estaban los demás. Sin embargo, lo que allí sucedía lo sorprendió. La gente que rodeaba ese lugar parecía estar algo nerviosa, alejándose del centro y murmurando entre ellos. En el espacio del centro, se hallaban dos grupos enfrentados. Por un lado, estaba Tang Xinyun y los demás, mientras que, al otro lado, había un joven vestido con prendas bastante peculiares. Las dos partes parecían estar intercambiando palabras. Frunciendo el ceño, Bai Yunfei se acercó rápidamente. "¿Qué sucede, Xinyun?", preguntó, uniéndose a la multitud. "¡Hermano Sombrero de Paja, volviste! ¡Te has tomado mucho tiempo!", dijo Huangfu Rui, molesta, antes que Tang Xinyun pudiera decir algo. Al recibir una manzanita confitada de las manos de Bai Yunfei, cambió de expresión, mostrando una sonrisa. "Hermano mayor Bai, lo sucedió es esto. Hace un momento, varios bravucones intentaron aprovecharse de la hermana mayor Tang. Sin embargo, antes que pudiésemos impedirlo, este tal Sima Dong nos detuvo. Aparentemente, es un conocido del hermano mayor Fei Nian". "¿Cómo?" Bai Yunfei quedó impactado, por lo que dirigió su mirada hacia otro lado. Cinco personas con sucios ropajes se encontraban tiradas en el suelo, con sus rostros pálidos. Todos ellos estaban tomando fuertemente sus manos derechas, torcidas de manera extraña, sudando mucho. Evidentemente, sus manos derechas estaban rotas, pero parecían estar demasiado asustados como para emitir un sonido. Levantando la mirada, logró ver a un joven de unos veinte años frente a él, mirándolo con cierto recelo, mientras que, a su lado, una joven con el rostro despejado, curiosa, tampoco podía quitarle los ojos de encima. "Déjame presentártelos, Yunfei". En ese momento, Fei Nian, que previamente estaba hablando con este joven, se dirigió a Bai Yunfei. "Este joven se llama Sima Dong. Es el tercer joven maestro de la familia Sima, y un gran amigo. Ella es su hermana menor, Sima Yue". "¿La familia Sima?", dijo Bai Yunfei, con una débil voz. "¿Acaso…?" Fei Nian asintió. "Efectivamente. Es la familia Sima del señor Sima Wenxu, el alcalde de la ciudad Sol Rojo". Volviéndose hacia Sima Dong, continuó: "Hermano Sima, él es Bai Yunfei. Entró a la secta Alquimia hace poco tiempo, y es… mi superior". Escuchando la presentación de Fei Nian, Sima Dong esbozó una sonrisa y se dirigió a Bai Yunfeii: "Así que usted es el señor Bai. Es un placer conocer… Espera, ¿dijiste que era tu ‘superior’?" Soma Dong miró con asombro a Fei Nian.
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500