Especialista en Fortalecimiento de Objetos

La Leyenda de la Secta Medicinal
Durante todo el camino de vuelta a su dormitorio en el Pico Oeste, Bai Yunfei seguía atónito, siendo incapaz de creer lo que había sucedido ese día. "¿Realmente acabo de convertirme en el discípulo directo del antiguo líder de la secta?" El antiguo líder, Zi Jin, era incluso mejor maestro que Kou Changkong, ya que, aunque él estaba retirado, tenía más conocimiento y experiencia. Aparte, como líder de una secta, Kou Changkong necesitaba gestionar y ocuparse de muchos asuntos, sin mencionar que ya tenía varios discípulos directos, por lo que definitivamente no tenía mucho tiempo para instruir personalmente a Bai Yunfei. Y, sin embargo, Zi Jin, era todo lo contrario; estaba retirado y ya no se ocupaba de los asuntos de la secta. "Tengo que ir mañana al Pico Norte a primera hora…" Bai Yunfei se sentó con las piernas cruzadas en su cama y se dijo a sí mismo: "Ahora que estoy en el reino de Ancestro de Alma, me pregunto qué tipo de cosas aprenderé de mi maestro. Tal vez sea capaz de forjar objetos de Alma grado Tierra". "¡Tengo que prepárame para mañana!" Al día siguiente, en el lado derecho de la ladera del Pico Norte, había un simple pabellón y un pequeño edificio que estaban situados dentro de un bosque verde de bambú, pero, detrás del edificio, había un patio extremadamente espacioso en el que se reunieron Bai Yunfei su maestro. Bai Yunfei le demostró a Zi Jin su maestría en el Arte de Control de Fuego, y este último asintió ligeramente con la cabeza y dijo: "Muy bien, Yunfei. Ser capaz de dominar el Arte de Control de Fuego hasta ese punto y en tan poco tiempo, muestra que tu comprensión de la energía elemental de Fuego es muy buena. Si fueras un cultivador de Alma ordinario, necesitarías estar al menos al nivel de un Ancestro de Alma en la etapa Intermedia…" "Creo que me está sobreestimando, maestro… Seré honesto. Tuve un pequeño problema cuando rompí en el reino Espíritu de Alma… Y entonces dispuse de una semilla de hongo espiritual de Fuego. Por eso tengo una buena afinidad con ese tipo de energía elemental". "¿Una semilla de hongo espiritual de Fuego? ¿Realmente tenías ese raro y preciado objeto?" Zi Jin se sorprendió ligeramente. "¿Te lo dio Ge Yiyun de la secta Fortuna Celestial?" Al ver la mirada atónita de Bai Yunfei, Zi Jin sonrió. "No necesitas sorprenderte. Tenemos que hacerles una investigación a aquellos que se unen a mi secta Alquimia. Sé algunas de las cosas que hiciste dentro de la provincia Qing. Espero que no te importe". Bai Yunfei comprendió que no tenía sentido molestarse por ello. Sabía que fue gracias a la ayuda de Hong Yin que pudo superar el problema inicial generado por utilizar en exceso la Técnica de Fortalecimiento de Objetos, así que le explicó lo sucedido a su maestro. "Oh, no puedo creer que fue Hong Yin quien te ayudó… Este tipo de objeto sólo se consigue dentro del Bosque de las Bestias de Alma". Zi Jin asintió pensativo y no hizo más preguntas. De repente, Bai Yunfei recordó algo y, con un movimiento de su mano derecha, sacó el hongo que había obtenido junto con las hojas Luna Creciente tiempo atrás. "Maestro, esto lo obtuve durante mis viajes, pero no estoy familiarizado con estas cosas, podrías…" Zi Jin alzó ligeramente las cejas y dijo: "¿Un Hongo de Viento Milenario? Este también es considerado un objeto extremadamente raro, aunque es inferior a la semilla de hongo espiritual de Fuego. Sin embargo, posee un gran efecto medicinal. Si se ingiere, es capaz de mejorar mucho el cultivo y también puede sanar heridas. Pero es mucho más efectivo con aquellos que tienen afinidad con la energía elemental de Viento". Bai Yunfei se quedó perplejo. "¿Ingerirlo? ¿Se refiere a comerlo directamente?" Zi Jin asintió con la cabeza. "Hoy en día, para este tipo de objetos medicinales que son tan raros, la mayoría se consumen directamente, aunque también hay otras formas. Pero es una lástima que la gloriosa secta Medicinal fuera enormemente herida en la Guerra de Unificación de hace dos mil años". "¿Secta Medicinal? ¿Hace dos mil años?" Bai Yunfei dijo ligeramente sorprendido: "¿La Guerra de Unificación?" "La Guerra de Unificación del continente Alma Celestial". Al ver la mirada curiosa de Bai Yunfei, Zi Jin sonrió ligeramente y dijo: "Hace más de dos mil doscientos años, el continente estaba revuelto, con todos los reinos y cultivadores alzándose para dominar el mundo. Pero de pronto, hubo una persona talentosa que salió de la nada y lideró un pequeño estado que originalmente era desconocido para el mundo. Conquistó todo en su camino, derrotando los países enemigos. Incluso el Imperio Daqin fue conquistado, logrando unificar el continente y llamándolo Alma Celestial". "En aquella época, había innumerables personas poderosas, pero ninguna de ellas podía competir con él. Ese hombre merece el título del más fuerte de la historia. Es el fundador del Imperio Alma Celestial, ¡Wu Tianhun!" Tras una pequeña pausa, Zi Jin continuó. "La secta Medicinal, como su nombre lo indica, era una secta especializada en la creación de medicinas, cuya capacidad para crear píldoras sorprendió al mundo entero. Y si esas píldoras eran elaboradas con hierbas raras a manos de un alquimista experto, ¡sus efectos se multiplicaban muchas veces! Podían fabricar píldoras para cualquier situación. Se decía que algunas eran capaces de revivir a los muertos o permitir a una persona superar una etapa de bloqueo en su cultivo". "Algo así, en una situación tan caótica como en ese entonces, naturalmente se convirtió en el objetivo de deseo de mucha gente poderosa. Pero el deseo se convirtió en arrebato y el arrebato en saqueo, haciendo que la secta Medicinal sufriera grandes bajas. Se rumorea, que al final, su líder destruyó todas las píldoras y su método de creación. Todos los discípulos restantes ingirieron una píldora de sacrificio que mataba a sus enemigos cuando ellos mismos morían". "Después de eso, quedaron pocas personas de la secta Medicinal que lograron escapar. Estos se reunieron para tratar de restaurar la gloria de su secta, pero no tuvieron éxito y poco a poco se desvanecieron del mundo de los cultivadores de Alma…" "Existieron antiguos discípulos que dejaron sus secretos a lo largo del tiempo. Y con cada aparición, todo el continente luchaba entre sí... Hace quinientos años, se extendió por el continente el rumor de una píldora que podía ayudar a convertirse en Emperador de Alma. Esto llevó a que varias sectas se involucraran por la píldora, incluyendo la secta Refinación de Alma y la secta Cinco elementos, resultando en la pérdida de un Soberano de Alma en cada bando. Las otras sectas relacionadas al conflicto también resultaron perjudicadas. Incluso nuestra secta fue arrastrada al problema... La secta Alma Celestial tuvo que intervenir en el asunto y ponerle fin. Nadie supo donde fue a parar la píldora, o siquiera si era real…" Zi Jin suspiró de forma inaudible y luego esperó a que Bai Yunfei, que estaba algo perdido en sus pensamientos, digiriera toda la información. Los ojos de Bai Yunfei se desviaron un poco, como si estuviera recreando las hazañas que Zi Jin le había contado. Él no había esperado que obtendría una gran historia por sólo preguntar casualmente por un hongo espiritual. De hecho, lo que Zi Jin había contado no era algo secreto, simplemente Bai Yunfei aún sabía muy poco sobre el mundo de los cultivadores de Alma. "Un poderoso hombre sin igual, la unificación del continente… La secta Medicinal, la creación de píldoras y las muertes de Soberanos de Alma…" Después de un largo tiempo, Bai Yunfei volvió a sus sentidos. "Bueno, hay muchas cosas sobre el mundo del cultivo que irás aprendiendo poco a poco en el futuro. Todavía debes concentrarte en mejorar tu fuerza. Tienes que esperar hasta que seas lo suficientemente poderoso para aventurarte en este vasto e incomparable continente y apreciar realmente lo maravilloso que es el mundo…" Bai Yunfei despejó su mente y dijo con firmeza: "No se preocupe, maestro, lo entiendo completamente". "Entonces volvamos a entrenar. Primero déjame ver hasta dónde has dominado el forjamiento de objetos. Crea un objeto de Alma". Cuando terminó de hablar, vio que Bai Yunfei no se había movido y dijo con suspicacia: "¿Qué ocurre?" "Uh, esto…" Bai Yunfei estaba un poco avergonzado. "Maestro, mi caldero de alquimia explotó el otro día… Tampoco me quedan materiales…" Zi Jin se quedó sorprendido y luego se rio. "Perdón, cómo se me ha podido olvidar eso…" Tras un momento de silencio, Zi Jin agitó su mano derecha e hizo aparecer un caldero que destellaba ligeramente con una luz roja y púrpura. "Este es mi caldero, ‘Fuego Centelleante’. Lo utilicé hace mucho tiempo. Pero ahora, es tuyo".
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500