Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Otra Rotunda Victoria
Con un movimiento de su mano derecha, Bai Yunfei empuñaba una hoja Luna Creciente y, la que estaba apoyada en el cuello de Chen Huanghua, voló hacia atrás, uniéndose con la suya. Agitando su mano, Yunfei guardó las cimitarras junto con el Sello del Cataclismo. Desde el principio de la batalla, nadie pudo ver con exactitud cómo era el objeto de Alma con el que Chen Huanghua estaba siendo atacado. "Hermano Chen, gracias por dejarme ganar de nuevo", le dijo Bai Yunfei a Chen Huanghua, quien seguía inmóvil delante de él. El lugar quedó en silencio mientras todos miraban sorprendidos a Bai Yunfei, que se había dado la vuelta para ir con Tang Xinyun y los demás, quienes estaban boquiabiertos. Uno de los mejores discípulos del Pico Oste, el Ancestro de Alma Chen Huanghua, había sido derrotado fácilmente… Otra vez… Fue un final que nadie había esperado o incluso creído. Bai Yunfei se acercó a la multitud, giró la cabeza para mirar a Fei Nian a su izquierda y con una sonrisa dijo: "Hermano Fei Nian, ¿aún quieres pelear?" "Uh…" Fei Nian volvió a sus sentidos y se rio. "Ja, ja. Hermano menor Bai, la reunión de la secta está a punto de comenzar, así que deberíamos irnos… También acabo de recordar que debo ir a buscar a alguien. Nos vemos allá". Después de decir eso, Fei Nian ni siquiera esperó a que Bai Yunfei respondiera y directamente se alejó del lugar. Yunfei quedó un poco confundido. Luego volteó a ver a Tang Xinyun y los demás. "Entonces, vayamos también…" No fue hasta que Bai Yunfei y su grupo se alejaron, que los demás discípulos de la secta Alquimia volvieron a sus cabales y comenzaron a hablar de la batalla que se acababa de librar. "¡Fue asombroso! ¿El hermano mayor Bai realmente acaba de romper en el reino de Ancestro de Alma? ¿Por qué siento que es prácticamente un Ancestro de Alma en la etapa Tardía?" "¡Sí, el hermano mayor Chen, que también está en la misma etapa que él, fue derrotado fácilmente!" "¿Qué clase de objeto de Alma estaba usando? ¿Por qué es tan poderoso? ¿No se requiere tener la fuerza de un Superior de Alma para controlar un objeto de esa manera?" "Creo que todo es debido a ese objeto de Alma…" "Pude ver su última batalla cuando ambos aun eran Espíritus de Alma en la etapa Tardía. El hermano mayor Bai solamente utilizó un brazalete y una lanza de color rojo para derrotar fácilmente al hermano mayor Chen. Pero ahora usó otro objeto de Alma y lo derrotó incluso más rápido que aquella vez…" "Es realmente digno de ser discípulo directo del líder. En verdad tiene una fuerza extraordinaria…" Luego, los discípulos que discutían también comenzaron a caminar lentamente hacia la montaña del Pico Central. Los que venían detrás preguntaban con curiosidad lo que ocurrió. Incluso hubo gente que lamentaba no haber atestiguado la ‘maravillosa’ pelea. La gente se fue alejando poco a poco, dejando a Chen Huanghua sólo en el mismo sitio, desconcertado, conmocionado, enfadado, dándole la impresión de estar soñando. Después, hubo una fresca brisa que le recordó que no era un sueño. Suspiró y guardó su espada, para luego caminar hacia el Pico Central con la mirada agachada. "Hermano Bai, ¡tú… eres increíble! ¡El hermano mayor Chen está en el reino Ancestro de Alma y aun así lo derrotaste tan fácilmente! ¿Cómo diablos pudiste hacerlo? ¿qué objeto de Alma usaste?" A lo largo del camino, Mo Xiaoxuan no paraba de hablar con Si Kongxian y los demás sobre la batalla de hace unos momentos, mientras miraba a Bai Yunfei con admiración. Pero no fue el único; también los demás hacían lo mismo. Bai Yunfei se rio. "¿Estás diciendo que yo soy poderoso o que mi objeto de Alma es poderoso?" "Ja, ja. Ambos son increíbles…" "No es algo tan impresionante. Mientras ustedes se esmeren en su cultivo, algún día alcanzarán mi nivel". Luego, Bai Yunfei miró a Tang Xinyun que estaba a su lado y preguntó: "Por cierto, Xinyun, Chen Huanghua…" Sabiendo lo que quería preguntar, Tang Xinyun negó ligeramente con la cabeza y dijo: "No lo conozco muy bien. Cuando vine a visitar la secta Alquimia la primera vez, resultó estar a cargo de ciertos asuntos y me trató muy bien en ese momento. Pero entonces me encontré con el líder de la secta y me llevó directamente a la montaña. Más tarde, sólo me topé algunas veces con él…" "Oh, entiendo". El amor a la belleza estaba en el corazón de todos, así que Chen Huanghua no pudo evitar impresionarse por la hermosura de Tang Xinyun. Tal vez porque su fuerza había aumentado mucho, también lo hizo su confianza y coraje, por lo que directamente se lanzó hacia ella. "Pff, el hermano mayor Chen puede ser un miembro fuerte en la secta interna, pero no es un buen partido para ser mi primo". Mo Xiaoxuan dio un respiro antes de añadir en una línea final: "El hermano Bai sería un partido mucho mejor". "Eh…" Bai Yunfei se quedó sin palabras. "Sólo di que tu prima es demasiado buena para él. ¿Por qué añadir una frase más que podría causar malentendidos?" Si Kongxian y los demás que estaban a lado asintieron con aprobación, mirando a Bai Yunfei y Tang Xinyun con sonrisas en sus rostros. "¡Xiaoxuan! ¿De qué estás hablando?" Aunque entre los dos no había nada, Tang Xinyun era una mujer después de todo. Luego, miró a Mo Xiaoxuan con la cara ligeramente ruborizada, evitando los ojos de Bai Yunfei. Bai Yunfei tosió ligeramente y permaneció en silencio. La multitud no tardó en llegar al amplio patio situado en el corazón de la secta Alquimia. Había al menos cinco o seis mil personas de pie, divididas en pequeños grupos mientras discutían en voz baja. Mo Xiaoxuan y los demás se mezclaron con sus respectivos grupos de conocidos, mientras que Bai Yunfei y Tang Xinyun fueron directamente al gran salón. Justo cuando estaban en los pasillos, se encontraron con el hermano mayor Ling Yan. "Hermano menor Bai y hermana menor Tang, por fin están aquí. Vamos. La asamblea de la secta comenzará en breve". "Entendido". Bai Yunfei asintió con la cabeza y pasó a la sala principal junto con Ling Yan y Tang Xinyun. El líder Kou Changkong y los tres ancianos estaban dentro y, para la sorpresa de Bai Yunfei, el antiguo líder, Zi Jin, también. Después, echando una mirada rápida a su alrededor, pudo ver a otros discípulos como Huangfu Rui, de pie al lado de Cang Yu, con expresión de aburrimiento. Cuando la chica vio a Bai Yunfei, su rostro se iluminó de alegría, aunque le sacó la lengua. Fei Nian, que estaba de pie a la derecha, se encontró con la mirada de Bai Yunfei e inclinó la cabeza con cierta torpeza, en forma de saludo. "Este discípulo presenta sus respetos al líder de la secta, al antiguo líder y a todos los ancianos". Bai Yunfei se inclinó ante las personas que tenía delante y Tang Xinyun, a su lado, hizo lo mismo. "Bien. Yunfei, ven aquí, tengo algo que preguntarte". El viejo líder Zi Jin sonrió y le hizo una seña a Bai Yunfei. Reflejando en sus ojos el sentimiento bondadoso que siente un adulto mayor hacia un joven, hizo que Bai Yunfei se sintiera halagado y se acercara a él apresuradamente. Por su parte, Tang Xinyun fue con la tercera anciana y se colocó junto a sus hermanas. Huangfu Rui se acercó para hablar tímidamente con ella. "Yunfei, ¿has sentido alguna molestia en los últimos dos días?", pregunto Zi Jin cuando Bai Yunfei se acercó a él. "¿Hmm?" Bai Yunfei se quedó un poco sorprendido y respondió con sinceridad: "No, no he sentido ninguna molestia en estos días que he estado consolidando mi fuerza". "Eso es bueno…" Zi Jin asintió. "¿Te has familiarizado con tu objeto primario de Alma?" Bai Yunfei contestó: "En cierto nivel hasta ahora, pero con mi fuerza actual, soy incapaz de usar su máximo poder…" "Bueno, no hay necesidad de estar ansioso. Tu camino de cultivo acaba de empezar. Todavía hay un potencial infinito por descubrir. Con tu talento natural, mientras cultives intensamente, podrás obtener suficiente fuerza para presumirle al mundo quien eres". Al recibir tan grandes elogios del antiguo líder, Bai Yunfei se emocionó un poco y con firmeza dijo: "Definitivamente estaré a la altura de sus expectativas". "Bien, bien…" El viejo líder Zi Jin asintió con la cabeza y sonrió, mirando a Bai Yunfei de una manera que causó que los discípulos directos tuvieran incluso un poco de celos. Ling Yan, quien había salido un momento del salón, regresó e informó al líder Kou Changkong: "Maestro, todos los discípulos de la secta han llegado". Kou Changkong miró a Zi Jin y asintieron al mismo tiempo. "Muy bien, nosotros también deberíamos salir".
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500