Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Dominio Primario de Alma
Bai Yunfei miró con gesto confuso al anciano, que de pronto parecía muy emocionado. Posteriormente, se digirió a Kou Changkong. "Maestro, ¿qué es eso de Dominio Primario de Alma? ¿Y que es un objeto primario de Alma? Kou Changkong volvió a sus sentidos y miró a Bai Yunfei con una expresión de satisfacción en el rostro antes de exclamar: "¡Yunfei, lo has hecho muy bien! Desde que te uniste a nosotros, no has dejado de sorprendernos. ¡Este reciente logro es algo grandioso para la secta Alquimia!" "¿Eh…?" Bai Yunfei no entendía nada de lo que pasaba. ¿No había volado la mitad del acantilado de alquimia? ¿Por qué esas personas parecían tan contentas? Tal vez debía explotar montañas con más frecuencia. Kou Changkong reflexionó por un momento antes de decir: "Estas son cosas que no deberías saber aún, pero ya que pudiste acceder al Dominio Primario de Alma, te explicaré". Hizo una pausa y continuó: "Podríamos decir que el Dominio Primario de Alma es una especie de plano arcano, sumamente místico y especial. En un lugar donde puedes transferir parte de tu Alma a un objeto, dejando una marca en este y volviéndolo más poderoso, además de eternamente tuyo. Es algo similar al Contrato de Alma que se usa con las bestias. Las marcas dejadas en los objetos, aquí en la secta Alquimia las llamamos ‘marcas primarias’, y los objetos se denominan ‘objetos primarios de Alma’. Estos últimos son algo parecido a una evolución de los ‘objetos ligados al Alma’. Mientras que un objeto ligado al Alma requiere un 50% de vinculación con el usuario, un objeto primario de Alma suele necesitar casi el 100%. Cuando se refina un objeto primario de Alma, este se vuelve prácticamente parte del cuerpo de su dueño y nadie más aparte de él podrá utilizarlo". "Debido al poder de los objetos primarios de Alma, pocas personas pueden emplearlos al 100% de su capacidad. Sin embargo, entre mayor sea la conexión con el usuario, se les pueden sacar incluso más poder de lo normal, consiguiendo resultados sorprendentes". "Los objetos primarios de Alma solo se pueden refinar al adentrarse al Dominio Primario de Alma y condensar la semilla de origen de fuego en estos. Este método es algo exclusivo de la secta Alquimia". "Cuando se refina un objeto primario de Alma, existe la posibilidad de realizar pequeños cambios en su capacidad. Esto permite que su controlador pueda vincularse con mayor facilidad cada vez que lo use. No obstante, las mejoras suelen ser muy pequeñas y raras. De la misma manera que con los objetos ligados al Alma, los cultivadores tienen una sola oportunidad en su vida para vincularse a estos”. Toda la explicación sobre el Dominio Primario y los objetos primarios de Alma tenia a Yunfei deslumbrado. "Por una sola oportunidad, ¿se refiere a como cuando se alcanza el reino de Espíritu de Alma y se refina un objeto ligado al Alma?" "Exactamente. Este caso sería al romper en el reino de Soberano de Alma. Cuando esto ocurre, hay una diminuta posibilidad de acceder al Dominio Primario y refinar un objeto. El primer anciano y yo no pudimos conseguirlo cuando nos volvimos Soberanos de Alma. En toda la secta Alquimia, actualmente, el único que lo consiguió y posee un objeto primario de Alma es mi maestro y anterior líder, Zi Jin". Bai Yunfei se quedó sin palabras. Prácticamente era obligatorio alcanzar el reino de Soberano de Alma para lograrlo. ¡Esas posibilidades literalmente eran de una en cien! Las siguientes palabras de Kou Changkong lo dejaron aún más conmocionado. "Esto que acabo de decir es lo ‘normal’ en cuanto a acceder al Dominio Primario de Alma. Aparte de entrar activamente al avanzar al reino de Soberano de Alma, hay otra situación diferente, como la tuya, donde puede lograrse durante el proceso de refinamiento. Y en cuanto a su posibilidad… La última persona que consiguió esto apareció en la secta hace ochocientos años..." Lo que Kou Changkong estaba diciendo, ¡era que Bai Yunfei se trataba de un genio que aparecía cada ochocientos años! Kou Changkong miró a Bai Yunfei y sonrió. "¿Ahora sabes por qué nos sorprendimos tanto antes?" A Bai Yunfei le tomó casi un minuto entero recobrar la compostura. Le costaba creer que hubiera conseguido una proeza de tal magnitud. "Maestro, pero el objeto primario que refiné…" "je, je, cierto. Como estabas inconsciente seguramente no sabes que objeto refinaste". Cang Yu sonrió y señaló detrás de la cama. "Su apariencia podría deberse a la poco natural forma en que sucedió todo, pero… es un objeto bastante especial y peculiar…" Bai Yunfei miró hacia atrás y sus ojos se llenaron de lágrimas a la vez que sintió un ataque de risas. ¡Era el ladrillo! Cang Yu pensaba que debido a todos los materiales que utilizó Bai Yunfei, el objeto primario adquirió ese aspecto. Pero el joven sabía bien que se trataba de simplemente su ladrillo fortalecido a +13. Bai Yunfei pensó en acercarse al ladrillo para echarle un vistazo cuando este se elevó en el aire y voló hacia él. "¿Eh?" Kou Changkong rio. "Esa es una de las características que tienen los objetos primarios de Alma. Se pueden manipular con el pensamiento en un radio de mil metros de distancia". Bai Yunfei miró el ladrillo que flotaba frente a él con una singular nostalgia. Lo percibió casi como parte de su sangre y carne; una parte de su alma. "Entonces esto es un objeto primario de Alma..." Una vez Yunfei tomó el ladrillo, su corazón dio un vuelco y abrió mucho los ojos, como si hubiera descubierto algo asombroso. "¿Qué te parece, Yunfei? ¿Puedes ver la brecha que hay entre los objetos ligados al Alma y los objetos primarios de Alma?", preguntó Kou Chongkang con una sonrisa. "Toma todo el tiempo que necesites para familiarizarte con ello". "¿Ah? Si…" Bai Yunfei se rascó la cabeza tontamente y guardó el ladrillo en su anillo interdimensional. Observando a su discípulo, Kou Changkong adoptó un gesto más serio y dijo: "Yunfei, esta vez tuviste mucha suerte y pudiste entrar al Dominio Primario de Alma con tu capacidad actual. Sin embargo, eso no sucederá una segunda vez. Este tipo de cosas las podemos llamar ‘momentos destinados’, pero no vuelvas a ser tan imprudente, o las consecuencias podrían ser inimaginables…" Bai Yunfei se estremeció y asintió con la cabeza. "Entendido, maestro. No volveré a ser tan imprudente en el futuro. No haré nada que sea tan peligroso como para comprometer mi vida o la de mis compañeros". "Bueno, Bai Yunfei acaba de abrirse paso al reino de Ancestro de Alma y necesita acostumbrarse a su fuerza lo antes posible, así que es hora de marcharnos", dijo Zi Jin, quien estuvo en silencio y pensativo por largo rato. Kou Changkong asintió. "Cierto. Yunfei, tómate estos dos días para recuperarte. Luego hablaremos". Bai Yunfei se despidió cordialmente de sus invitados. Tenía la cabeza repleta de mucha información nueva y necesitaba pensar en todo con detenimiento. Sin embargo, no transcurrieron ni cinco minutos para cuando alguien tocó la puerta de su habitación.
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500