Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Tiempo de Descanso
"Dai Dai vino a jugar contigo", dijo Huangfu Rui, ladeando ligeramente su pequeña cabeza y con una sonrisa inocente presente en su cara. "La última vez, sólo jugaste con Dai Dai durante medio día, y no has vuelto desde entonces. El barrilete que has fabricado está roto, ¿podrías hacer otro?" "¿Uh? ¿Por qué se rompió?", preguntó Bai Yunfei, atónito. Aquella vez, en cumplimiento de la promesa que le hizo, se tomó medio día para jugar con la jovencita. Para impresionarla, le había hecho un barrilete en forma de un enorme pez colorido. Ese barrilete estaba hecho con un papel tan resistente que ni siquiera la lluvia podría estropearlo. "¡Le cayó un rayo! Anteayer por la tarde…" Bai Yunfei arrugó las cejas. Dos días atrás, una gran tormenta eléctrica había azotado la montaña, ¡¿y a Huangfu Rui se le ocurrió que ese era el mejor momento para volar un barrilete?! "Uh… ¿Te encuentras bien? ¿No estás herida?", preguntó Yunfei, preocupado. "No. Sólo… sólo fue un entumecimiento, pero el barrilete salió volando…" Sorprendido, Bai Yunfei no pudo mencionar ni una palabra. "Hermano Sombrero de Paja, ¡juega con Dai Dai otra vez! Volemos un barrilete, ¿sí?", exclamó Huangfu Rui, con una mirada infantil. "Lo siento, hermanita menor. Estoy realmente atareado en este momento. Necesito todo el tiempo posible para practicar la alquimia, así que…" Las comisuras de los labios de Huangfu Rui se retorcieron por la desilusión. "¡Hmph! La hermana mayor Yun tenía razón. Lo único que el hermano Sombrero de Paja hace es practicar. La hermana mayor Yun dijo que el hermano Sombrero de Paja necesita descansar de vez en cuando. Por eso la hermana Yun acompañó a Dai Dai para hacer que el hermano Sombrero de Paja salga de la cueva". "Hermanita menor… ¿La hermana Xinyun… también está aquí?", preguntó Bai Yunfei, impactado por su declaración. "¡Tonta! Te dije que no te apresures a entrar. ¿Por qué me desobedeciste así?", dijo una suave voz femenina, y una silueta blanca entró en la cueva. Era Tang Xinyun. "Xinyun… ¿por qué estás aquí?", preguntó Bai Yunfei, intrigado. La última vez que Huangfu Rui y él se habían visto, también estaba Tang Xinyun. Además, ambas parecían llevarse muy bien, y Huangfu Rui, de alguna manera, se veía muy unida a la recién iniciada 'hermana Yun'. ¿Tal vez haya sido porque Tang Xinyun tenía a Xiao Bai como su compañero? "Rui se la pasa hablando de ti. Las cosas que hiciste para ella la alegraron mucho. Debido a su insistencia, me vi obligada a traerla contigo", respondió Tang Xinyun, con una sonrisa, que marcó un pequeño hoyuelo en su mejilla izquierda. Inmediatamente después, dirigió su mirada a la pila de desechos que había a un lado, frunciendo ligeramente el ceño. "¿Te has enviciado nuevamente forjando objetos, Yunfei?" Luego de su reencuentro, ambos empezaron a llevarse mucho mejor que antes, viéndose más cercanos. Aquella vez, incluso, Tang Xinyun le jugó una broma, diciéndole que debía llamarla 'hermana mayor'. Naturalmente, Bai Yunfei no estaba predispuesto a hacerlo. Yunfei suspiró y dijo: "Si salgo de aquí, no podré lograrlo. Sólo me quedan cinco días antes de la prueba. Si no puedo forjar un objeto de Alma de grado Tierra, no podré…" "Te lo dije la última vez. No debes centrarte demasiado", dijo Tang Xinyun, impotente. "He oído que tu maestro, el líder, decidió cancelar la prueba y permitirá que te conviertas oficialmente en su discípulo directo. ¿Por qué sigues tan obsesionado con esa prueba?" "Todos los discípulos de la secta Alquimia están mirándome. ¡Quiero demostrarles que merezco realmente ser un discípulo directo!", dijo Bai Yunfei. Luego de una pausa, miró el caldero frente a él, antes de continuar: "Creo que he encontrado la forma de crear un objeto de Alma de grado Tierra. Tal vez…" "Yunfei, eres demasiado persistente", dijo Tang Xinyun, suspirando levemente. "Creo que el líder de la secta también te advirtió que no te pongas tan ansioso al forjar objetos de Alma. Ya que veo que estás tan apegado a la idea de continuar haciéndolo, preguntaré una sola cosa… ¿Has logrado forjar exitosamente, al menos, un objeto de Alma?" "Uh…" Al escuchar esa pregunta, Bai Yunfei espabiló. Desde el día anterior hasta ese momento, no había dejado de forjar, con la misma idea en su mente: 'el próximo podría ser grado Tierra'. Sin embargo, ya llevaba más de una docena de intentos, ¡y todos resultaron en fracaso! Viendo su expresión, Tang Xinyun le mostró una sonrisa, antes de continuar hablando: "Si te esfuerzas demasiado, los resultados serán negativos. Rui ha venido a buscarte. Creo que será mejor que te tomes el resto del día para pasarlo con ella. Te ayudará a relajarte, y seguramente serás más eficiente a la hora de forjar". "¡Sí, es cierto! ¡Madre sólo permite a Dai Dai forjar tres objetos de Alma al día! Dice que no tiene sentido continuar esforzándose", exclamó Huangfu Rui, asintiendo. "¡Juega con Dai Dai, hermano Sombrero de Paja! ¡Si lo haces, te enseñaré algunas cosas sobre la forja de objetos de Alma! Dai Dai es habilidosa, y es capaz de comprimir muchos materiales para hacer objetos de Alma más poderosos." Bai Yunfei se quedó en silencio durante un rato, mientras pensaba en las palabras de Tang Xinyun. Ella estaba en lo correcto: necesitaba salir y despejar su mente. Levantando su mano, guardó el caldero de alquimia. Luego, sonriendo a las chicas, asintió. "De acuerdo, acompañaré a la hermanita menor durante otro medio día. ¿Dijiste que quieres otro barrilete, Dai Dai? Te haré uno mucho más grande, con forma de mariposa…" Huangfu Rui sonrió emocionada, al escuchar esas palabras. "¿Lo dices en serio? ¡Hurra! ¡Entonces vamos, vamos! Vamos a la ladera". La ladera norte del Pico Este, debido a la época del año, estaba completamente cubierta de hierbas verdes, con árboles florecientes, llenando el ambiente de vitalidad. Huangfu Rui corría alegre y risueña a través del pastizal, tirando de una cuerda que elevaba en el cielo un gran barrilete en forma de mariposa. Xiao Bai volaba junto a este, con sus alas completamente extendidas, simulando ser otro barrilete. Xiao Rourou se esforzaba por seguir el ritmo de Huangfu Rui, aunque parecía también divertirse. Bai Yunfei se conmocionó ante esto. "¿Dos envidiables bestias de Alma de Quinto Nivel se comportan como simples mascotas?" Tang Xinyun estaba de pie junto a Bai Yunfei, mirando igualmente a la risueña Huangfu Rui. Dirigiendo la mirada a Tang Xinyun, Bai Yunfei empezó a hablar: "Por cierto, Xinyun, ¿has podido comenzar a practicar el arte de la alquimia?" "Aún no. Como acabo de romper en el reino de Espíritu de Alma, aún no puedo controlar la energía elemental de Fuego", respondió Tang Xinyun, negando con su cabeza. "Aún estoy practicando el Arte de Control de Fuego. ¿Crees que soy tan buena como tú? En tu primer mes, ya dominabas el Arte de Control de Fuego. En el segundo mes, ya podías forjar objetos de Alma de grado Humano. Y ahora estás empeñándote en forjar objetos de Alma de grado Tierra. ¿Sabes que los demás te consideran una leyenda viviente de la secta? Además, he oído que muchas hermanas mayores del Pico Este están muy interesadas en ti". "¿Uh? ¿En serio?", preguntó Bai Yunfei, tocando su pelo torpemente. "¿Cómo se enteraron los discípulos y las hermanas mayores de mí?" Tang Xinyun se rio. "Creo que se debe a un hermano mayor llamado Zhang Sanxian. Es todo un hablador. Aparentemente, todos los rumores provienen de la ‘información secreta’ que posee, ja, ja". Bai Yunfei quedó atónito. Zhang Sanxian, a quien conoció durante la prueba de Talento de Fuego, también formaba parte de la secta interna del Pico Oeste, y fue la primera persona a la que pudo considerar un 'amigo'. Sin embargo, vivía en el lado oeste del área de dormitorios, lejos de él. Además, como Bai Yunfei estaba ocupado durante gran parte de su tiempo, era difícil que ambos se encontraran. Lo más probable, entonces, es que el joven obtuviera la información del vecino de Bai Yunfei, Si Kongxian, con quien también tenía una excelente relación. Pensando en otra cosa, Bai Yunfei dirigió su mirada al ave penumbra veloz. "Por cierto, Xinyun, ¿Xiao Bai parece que se ha…?" "…vuelto más poderoso, ¿verdad?", interrumpió Tang Xinyun. "Claro, es porque está a punto de abrirse paso en la etapa Intermedia del Quinto Nivel". Bai Yunfei se sorprendió. "¿Tan pronto?" "Bueno, estaba muy herido cuando lo salvamos aquella vez. Luego, fue perseguido por la secta Domadores de Bestias en las afueras de la ciudad de Gaoyi sin estar completamente recuperado. Ha estado recuperándose de sus heridas incluso después de llegar a la secta Alquimia. Cuando rompí en el reino de Espíritu de Alma, gracias al Contrato de Alma, él también recibió bastante energía, aumentando así su fuerza". "¿Oh?" Yunfei estaba sorprendido. "¿El Contrato de Alma tiene ese tipo de propiedades?" "Sí, es algo sumamente poderoso. No sólo nos permite compartir nuestras mentes, sino también parte de nuestra Fuerza de Alma y conectar nuestras 'vidas'", respondió Tang Xinyun, mientras asentía con la cabeza. "Eso es lo que hace a las bestias de Alma bajo contrato tan geniales. Por eso hay tantas personas que harían lo que fuera por tener una". "¡Eso es genial! Me encantaría tener una bestia de Alma que me haga compañía…", declaró Bai Yunfei, sintiendo envidia. Posteriormente, dirigió su mirada a Xiao Rourou, que rodaba detrás de Huangfu Rui como una pelota blanca, y un pensamiento invadió su mente: "Pero no de ese tipo…" "¡Je, je! Mi maestra dijo que a los discípulos de la secta Alquimia sólo se les permite ir al Bosque de las Bestias de Alma al alcanzar el reino de Superior de Alma. Muy pocas personas han llegado aquí con una bestia acompañándolos previamente, como yo". "¿Qué? ¿Superior de Alma?", preguntó Bai Yunfei, sorprendido. "¿No es un requisito demasiado exigente? ¿Cuánto tiempo me tomará eso…?"
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500