Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Gran Espada Corta Rocas
"¡Bien! ¡Entonces entrenaré contigo!" "Uh…" El repentino cambio en la actitud de Bai Yunfei hizo que Chen Huanghua quedara atónito por un momento. Luego, su corazón se llenó de alegría y dijo: "Ja, ja ¡Ese es el coraje que un discípulo personal debe tener! ¡Espero aprender mucho del hermano Bai!" Después de decir eso, dio unos pasos hacia atrás, dejando suficiente distancia entre los dos. Posteriormente, con un movimiento de su mano derecha, apareció una gran espada que era del tamaño de una puerta y, cuando la punta tocó el suelo, causó un pequeño cráter acompañado de un fuerte estruendo. "Este es mi objeto ligado al Alma, la gran espada Corta Rocas. Deberías tener mucho cuidado, ‘hermano Bai". "Hermano Bai, ¿realmente quieres pelear con él?" Si Kongxian miró a Chen Huanghua con cierto miedo antes de susurrarle eso a Bai Yunfei. "Es un Espíritu de Alma en la etapa Tardía. Él consiguió su espada después de las pruebas y la refinó tras abrirse paso al reino de Espíritu de Alma. En verdad es muy fuerte…" Bai Yunfei negó con la cabeza y sonrió. "No te preocupes, tengo un plan. Sólo te pido que te alejes del circulo de combate y me esperes mientras acabo esto". El ‘círculo’ al que se refería Bai Yunfei era el campo de batalla de casi quinientos metros que conformaron los discípulos que miraban el ‘espectáculo’. Kongxian no tuvo más remedio que hacerle caso a Bai Yunfei y hacerse a un lado. Luego observó a las dos personas que iban a pelear con una mirada de preocupación. Bai Yunfei tomó un momento para pensar y, después de quitarse el guante Sol Resplandeciente de su mano derecha, lo guardó en su anillo interdimensional mientras Chen Huanghua lo miraba con cierta confusión. "Este es un objeto de Alma que me dio mi maestro después de que me convertí en su discípulo, pero no lo usaré para que esto sea algo justo". Entonces, sacó la lanza Punta de Fuego del anillo interdimensional y la clavó en el sueño, riéndose un poco. "Esta es un arma que obtuve antes de unirme a la secta. Hermano Chen, espero que aprendas mucho…" Viendo que Bai Yunfei no usaría su objeto de Alma de grado Cielo, una pizca de enojo surgió en el corazón de Chen Huanghua, quien no pudo convertirse en un discípulo directo y sólo obtuvo un objeto de Alma de grado Tierra Alto cuando realizó la prueba de Talento de Alquimia. Chen Huanghua no dijo nada. Con un ligero grito, la enorme espada fue fácilmente levantada por él y con un feroz golpe al suelo con su pie, cargó hacia Bai Yunfei sin pensarlo dos veces. Los dos no estaban muy separados, así que cuando Chen Huanghua llegó hasta Yunfei en un abrir y cerrar de ojos, levantó su gran espada, pero en lugar de golpearle con el filo, volteó el arma y lanzó un ataque a Bai Yunfei con el ancho de la hoja, que era de aproximadamente un pie. Al estar frente a la gran espada, el primer movimiento de Bai Yunfei fue inesperado para todos. En lugar de esquivar el ataque o bloquear con su lanza, dio medio paso hacia atrás con su pie derecho. Acto seguido, pasó su lanza a su mano izquierda, luego cerró su puño derecho y liberó un puñetazo con gran ferocidad. ¡Puño de los Nueve Pilares! ~¡PaM! ~ Hubo un fuerte sonido de impacto, mezclado con un leve sonido metálico. Todos los que estaban observando la pelea apretaron subconscientemente su puño derecho, sintiendo vagamente un agudo dolor después de ver cómo el puño de Bai Yunfei golpeó la espada. Sin embargo, para sorpresa de todos, Bai Yunfei no recibió ningún daño e incluso seguía parado en el mismo lugar, mientras que Chen Huanghua, que estaba frente a él, dio tres pasos hacia atrás con una mirada incrédula en su rostro. "Esto…" Casi todo el mundo miraba todo con los ojos atónitos. Incluso algunas de las personas que estaban viendo la batalla en la entrada de la cueva no pudieron evitar conmocionarse por lo sucedido. Chen Huanghua pisó con fuerza el suelo y se estabilizó, mientras que su mano derecha, que sostenía la espada, tembló ligeramente. Poco después reveló una mirada de preocupación mientras pensaba: "¡Qué gran poder! ¿Qué clase de técnica de Alma es esa?" Bai Yunfei no tenía la costumbre de decir el nombre de un movimiento antes de hacerlo, por lo que dejó a Chen Huanghua con la duda. Sin perder más tiempo, Bai Yunfei apretó los dientes y se lanzó al ataque. Aunque Chen Huanghua estaba celoso por el hecho que Bai Yunfei fuera un discípulo directo, eso no significaba que fuera lo suficientemente arrogante como para tomarlo a la ligera. Con la experiencia del primer choque entre los dos, reconoció que debía de tomar las cosas más en serio, por lo tanto, cargó nuevamente hacia él. El ataque de Chen Huanghua fue severo y muy abierto, pero la enorme espada podía usarse como escudo cuando fuera necesario. En ese sentido, podía decirse que funcionaba tanto a la ofensiva como a la defensiva, permitiéndole luchar con versatilidad. Por otra parte, el estilo de lucha de Bai Yunfei era mucho más fluido, pareciendo una hoja a la deriva en el viento. Con los Pasos Superpuestos, su cuerpo se movía muy rápido, aunque a veces por poco evitaba los ataques, pero siempre lo hacía con tranquilidad. Después de diez rondas de lucha, Bai Yunfei estaba desconcertado, ya que se dio cuenta que su oponente estuvo usando solamente la gran espada Corta Rocas en lugar de otros objetos de Alma. "¿No todas las batallas de la secta Alquimia se libran con muchos objetos de Alma?" Cuando Bai Yunfei peleó con Fei Nian, él había utilizado varios objetos de Alma. No obstante, Bai Yunfei tenía un concepto equivocado sobre la secta; no a todos los discípulos les gustaba usar un gran número de objetos de Alma para pelear. También estaban algunos discípulos que sólo preferían usar sus objetos ligados al Alma y sólo empleaban otros en momentos especiales. Chen Huanghua era uno de estos últimos El poder de un discípulo de la secta Alquimia que se especializaba en usar su propio objeto ligado al Alma hablaba por sí mismo. Si otro cultivador de Alma usaba una simple herramienta de la misma calidad que la espada de Chen Huanghua, definitivamente no sería rival para él. Pero Bai Yunfei era un caso diferente. Cuanto más luchaba Chen Huanghua, más se extenuaba. Él no era tan rápido como su oponente y, sorprendentemente, no tenía mucha ventaja en términos de fuerza. Su gran espada Corta Rocas en cuestión de fuerza bruta estaba a la par con la lanza Punta de Fuego y, desde el principio, le molestaba el ver cómo Bai Yunfei mantenía una postura tranquila. "¡No seas incrédulo!" Viendo que Bai Yunfei tenía una sonrisa ‘burlona’ al haber esquivado otro de sus ataques, Chen Huanghua se enfureció aún más. Su Fuerza de Alma fluctuó frenéticamente, consiguiendo fortalecer todo su cuerpo y logrando así blandir su espada a una velocidad varias veces mayor que antes. Bai Yunfei simplemente reveló esa sonrisa debido a que sentía que su fuerza había aumentado de nuevo. Sin embargo, ante el repentino arrebato de ira de su oponente, no mostró debilidad, y sostuvo su lanza en una postura defensiva, listo para bloquear. El golpe fue tan fuerte que hizo que los pies de Bai Yunfei se hundieran en el suelo por más de una pulgada y, justo cuando estaba a punto de desviar la espada, vio que Chen Huanghua tenía una sonrisa siniestra en el rostro. De pronto, brotó una deslumbrante luz color naranja de la espada. La expresión de Bai Yunfei cambió cuando sintió una poderosa energía emanar de la espalda, que lo envolvió instantáneamente. Instintivamente, quiso retroceder, pero se encontró con el horror de no poder mover sus pies. El suelo debajo de Yunfei comenzó a temblar y a retorcerse como si fuera un ser vivo, enterrando sus pies en la tierra. Aprovechando su conmoción, Chen Huanghua levantó su espada para lanzar un poderoso golpe al indefenso Bai Yunfei.
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500