Especialista en Fortalecimiento de Objetos

La Exhibición de Objetos de Alma
Durante la madrugada del cuarto día, Bai Yunfei y los demás fueron llevados nuevamente a la misteriosa cueva del Pico Norte. En esta ocasión, no era Li Tiechui quien los condujo, sino… ¡el primer anciano de la secta Alquimia! Frente a la entrada de la cueva, con el primer anciano liderando el grupo, los aspirantes no se atrevieron a murmurar nada. Todos se irguieron respetuosamente, esperando recibir las instrucciones del hombre. El primer anciano, pese a su apariencia, tenía una presencia intimidante que lo hacía ver como una gigantesca montaña. "Ustedes vendrán conmigo. El que puedan avanzar lo suficiente como para ser aceptados en la secta interna depende completamente de sus capacidades…" El primer anciano miró hacia el grupo de novatos, dirigiéndoles unas palabras. Tras un momento de silencio, su túnica ondeó, a la vez que daba media vuelta para adentrarse en la cueva. Los demás estuvieron un rato mirándose entre ellos, vacilantes, hasta que Bai Yunfei y Ye Zhiqiu tomaron la iniciativa y empezaron a seguir al primer anciano, haciendo que los otros aspirantes reaccionaran. Al final de la fila, los custodiaban Li Tiechui y Song Lin. No pasó mucho tiempo antes que todos llegasen a la misma esquina donde acabó la primera fase la prueba de Talento de Alquimia. Igual que aquel día, Bai Yunfei empezó a sentirse afectado por la presión, pero esta vez estaba preparado mentalmente, forzándose a no demostrar debilidad. La cara de Zhong Xuhao, en cambio, ya estaba enrojecida al igual que la mayoría. Sin detenerse, el primer anciano condujo a la multitud más allá de esa esquina, llevándolos a la otra mitad del pasaje. Una vez llegaron, todos se sorprendieron. El pasaje frente a ellos era más del doble de ancho que el anterior. Los cristales luminosos también eran más densos, dejando prácticamente ningún rincón sin iluminar, y extendiéndose a lo largo y ancho del sitio. A ambos lados del pasaje, había estanterías de piedra talladas en las paredes, de un metro de ancho. Sin embargo, lo sorprendente no era eso, sino lo que se encontraba sobre estas: ¡Objetos de Alma! Dagas, lanzas, espadas, alabardas, hachas, ganchos, tridentes, armaduras… ¡Había cientos de objetos ahí, extendiéndose hasta donde llegaba su vista, bajo la tenue iluminación de los cristales! ¡Era un deleite para la vista! "E-estos… son todos…" Bai Yunfei estaba demasiado sorprendido. "¡Todos estos son objetos de Alma!" La majestuosa voz del primer anciano resonó en los oídos de los presentes. "Si están aquí, quiere decir que son, oficialmente, miembros de la secta Alquimia. Este es su primer regalo para la iniciación: cualquier objeto de Alma que deseen. ¡Escojan sabiamente!" "Al principio, sólo hallarán objetos de Alma de grado Humano Bajo. Pero a trescientos metros más adelante, encontrarán objetos de grado Humano Medio. A mil metros, grado Humano Alto. A dos kilómetros, grado Tierra Bajo. ¡A tres kilómetros, grado Tierra Medio! ¡A cuatro kilómetros, grado Tierra Alto! ¡A cinco kilómetros, grado Cielo!" El anciano no les dio tiempo a los aspirantes ni para emocionarse cuando siguió diciendo: "Por cada grado que alcancen, podrán elegir un objeto de Alma. Si alcanzan a los dos kilómetros, ¡se convertirán discípulos internos de nuestra secta! ¡Si alcanzan los cinco kilómetros, podrán convertirse en discípulos personales de los ancianos o incluso el líder!" Cada palabra que mencionaba el primer anciano aumentaba el éxtasis de todos los que lo escuchaban. Cuando el primer anciano terminó de hablar, esperó un par de minutos, hasta que todos volvieron en sí. "Por lo tanto, ¡siéntanse libres de escoger cualquier objeto de Alma! Sus hermanos les entregarán un anillo interdimensional en caso de aun no poseer ninguno. Y aquellos que todavía no han despertado como cultivadores de Alma, pueden pedirles que los guarden por ustedes". Al terminar de hablar, el anciano asintió a Song Lin y Li Tiechui. Luego de un breve período de vacilación, los aspirantes comenzaron a avanzar. Caminaron emocionados hacia las plataformas de piedra, seleccionando los objetos de Alma que más les llamaban la atención. Nadie se movió más allá de los trescientos metros, pues esperaban que otro tomara la iniciativa. Bai Yunfei también se veía emocionado en ese momento, pero no por los objetos de Alma de baja calidad, sino por aquellos que se encontraban en lo profundo del pasaje. "Hermano Bai, vayamos también", dijo Ye Zhiqiu, quien lo esperaba junto a Mo Xiaoxuan y losdemas. Bai Yunfei asintió. "¡Muy bien, vamos! 'Grado de Objeto: Humano Bajo’. 'Ataque: 231'. Condición de Fortalecimiento: 62 Puntos de Alma'. … 'Grado de Objeto: Humano Bajo’. 'Ataque: 247'. Condición de Fortalecimiento: 63 Puntos de Alma'. … 'Grado de Objeto: Humano Bajo’. 'Ataque: 256'. Condición de Fortalecimiento: 64 Puntos de Alma'. Bai Yunfei comprobó los atributos de los distintos objetos de Alma que veía. Pronto se dio cuenta que estaban ordenados de manera que el Ataque de estos fuera subiendo a medida que se internaban en el pasaje. Yunfei se volvió hacia los otros y dijo: "Si no les gustan los objetos de Alma que hay aquí, pueden acompañarme hasta el final del lugar. Allí están las mejores". "¿Eh? ¿A qué te refieres con eso, hermano Bai? ¿Estos objetos de Alma no son todos de grado Humano Bajo?", preguntó Mo Xiaoxuan. "Es cierto que todos estos son objetos de Alma del mismo grado", afirmó Yunfei. "Pero también hay algunos mejores que otros. Por ejemplo, los que están pasando los primeros trescientos metros. Vamos a echar un vistazo". Entonces el grupo siguió avanzando. Para los miembros de la secta externa, los objetos de Alma eran objetos muy preciados y difíciles de encontrar. Pero dentro de esa cueva, estaban exhibidos como si fuesen simples rábanos en una tienda de frutas y vegetales, listos para venderse, o en este caso, regalarse. La multitud se movía extasiada, olvidando momentáneamente que estaban en medio de la prueba final de Talento de Alquimia. "Hermano Bai, estoy exhausto… ¡No puedo caminar más!" La cara de Zhong Xuhao estaba enrojecida, el sudor corría por su frente y goteaba desde la punta de su nariz. "Hermano Bai… La tensión me está afectando, también…" La cara de Liu Mang tampoco se veía muy bien. Otras veinte personas que iban tras ellos decidieron girar sobre los talones y regresar. Bai Yunfei, que aún se veía bastante bien, giró la cabeza para mirarlos. "¡Vamos! Ya casi alcanzamos los mil metros. ¡Hay objetos de Alma de grado Humano Alto!" El interés por los objetos de Alma parecía funcionar, ya que Zhong Xuhao y Liu Mang apretaron los dientes y volvieron a caminar. La presión también estaba comenzando a afectar a Bai Yunfei. Sin embargo, supo borrar esa expresión de agotamiento de su rostro, aunque su aliento era pesado y un poco descontrolado. "A este ritmo, no llegaré, ni siquiera, a cruzar el primer kilómetro. Hay casi diez personas que siguen caminando como si no les sucediese nada. Parece que no tengo tanto talento como ellos…" Bai Yunfei levantó la cabeza y giró a ver a Ye Zhiqiu, que seguía caminando como si nada, junto a algunas otras personas. "¿Esto quiere decir que no soy apto para volverme un discípulo interno…?"
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500