Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Luchando con un Discípulo de la Secta Alquimia
Una espada envuelta en llamas iba dirigida hacia Bai Yunfei. El joven saltó un lado, evitando el ataque por los pelos. No obstante, el impacto provocó una ola de calor y un fuerte retumbar. Y una persona saltó en medio de la nube de chispas que generó el estallido al mismo tiempo que recuperaba el arma, previamente incrustada en el suelo. Se trataba de un muchacho de aproximadamente la misma edad de Bai Yunfei. Este miró un instante a Dai Dai, quien abrazaba a su cerdito con ojos llorosos. Entonces se giró y le dedicó a Yunfei un ceño mortal. "¡Como te atreves a intimidar a esta hermanita de la secta Alquimia! "¿Eh? ¡Nunca pensé que esta niña fuera un miembro de la Secta de la Alquimia!" Algo sorprendido y a la vez molesto, Bai Yunfei cerró un puño y se dirigió al otro joven: "No lo malinterpretes, en realidad yo…" "¡No te atrevas a dar excusas, bastardo sinvergüenza! ¡Yo, Fei Nian, me encargaré de darte una lección!" "Dije que es un malentendido…" La espada larga que portaba Fei Nian le rozó un hombro a Yunfei. "Te dije…" Fei Nian saltó para atacar en picada. "Yo…" ~¡Dang!~ Bai Yunfei se vio obligado a retener el golpe con su brazalete protector. A esas alturas, ya estaba molesto. Visto que aquel joven, pese a ser un Espíritu de Alma en la etapa Tardía al igual que él, se negaba a escuchar sus palabras, a Yunfei no le quedaba más opción que convencerlo a los golpes. Usando los Pasos Superpuestos, esquivó cada uno de los ataques de Fei Nian. Agitando su mano derecha, la lanza carmesí apareció en las manos de Bai Yunfei. Canalizando energía elemental de Fuego, el arma quedó envuelta en una intensa lengua rojiza. Cuando Fei Nian vio el contrataque de su oponente, su expresión cambió ligeramente. Sin embargo, se las arregló para evitar el barrido de la lanza, y entonces sustituyó su sable largo por un martillo dorado que extrajo de su anillo interdimensional. La lanza y el martillo chocaron. Un efecto vibrante se propagó por las manos de Bai Yunfei, haciéndole soltar el arma. Era la primera vez que alguien enfrentaba de esa manera su ofensiva. Pero Fei Nian no era un experto usando el gran martillo, y terminó girando sobre su propio eje varias veces antes de poder detenerse. Pero apenas se detuvo, Fei Nian cambió su martillo por un enorme anillo dorado con dientes de sierra, un chakram, el cual disparó hacia Yunfei. Bai Yunfei retrocedió bruscamente y apretó los dientes. El anillo se vio recubierto con energía dorada, ganando mayor velocidad. En lo que duraba un parpadeo, ya estaba prácticamente frente a sus ojos. Sin embargo, concentrando energía elemental de Fuego, Bai Yunfei hizo que su lanza Punta de Fuego saliera volando en su dirección, retomándola y consiguiendo así bloquear parcialmente el anillo. El chakram se deslizó por lo largo del cuerpo de la lanza, desgarrándole una manga a Bai Yunfei. Acto seguido, voló de regreso. Resulta que Fei Nian estaba manipulando la trayectoria del arma con un fino hilo de seda casi invisible al ojo humano. La batalla se prolongó por varios minutos. El oponente de Bai Yunfei había utilizado tres objetos de Alma en sucesión, pero él continuaba empuñando únicamente su lanza. No deseaba seguir luchando, en realidad. Los ojos de Bai Yunfei relucieron mientras evaluaba la forma de combate de su adversario. Tiempo atrás, fue él quien cambiaba constantemente de armas durante la batalla. Pero ahora se veía en una situación inversa. Además, el poder dañino de la lanza Punta de Fuego era muy alto como para luchar en serio. Si de casualidad golpeaba a Fei Nian con la punta y se activaba el efecto explosivo, sin duda el joven acabaría muerto. Por lo tanto, decidió combatir usando dagas arrojadizas. Por su parte, Fei Nian estaba furioso. Castigaría al canalla que hizo llorar a una pequeña hermanita de su secta, y para ello iba a su arma más poderosa. Fei Nian hizo aparecer una gran caja de madera negra antes que Bai Yunfei pudiera arrojar sus dagas. La caja propagó una gran cantidad de Fuerza de Alma y energía elemental rojiza. Posteriormente, la arrojó sobre la cabeza de Yunfei. Ante la expresión aturdida de Bai Yunfei, Fei Nian levantó un brazo y señaló con un dedo el objeto, diciendo: "¡Ábrete!" Tras la orden, la caja se abrió… Cuando Yunfei levantó la cabeza, dejó caer las dagas de su mano por la sorpresa. Numerosos destellos rojos saltaban del interior de la caja. ¡Y estos destellos eran espadas largas! "¡Éstas loco! ¡Yo solo quería arrojarte tres dagas y en cambio tú me arrojas una lluvia de espadas!", gritó Bai Yunfei. Usó los Pasos Superpuestos al extremo, consiguiendo esquivar todas. Fue el turno de Fei Nian de sorprenderse. Utilizó su objeto de Alma personal, la Caja de Mil Espadas, y aun así su oponente se las arregló para evitar todos los ataques. Su técnica de movimiento corporal era sencillamente magnifica y muy poderosa. Ya evitado el anterior peligro, Bai Yunfei se lanzó hacia adelante. Fei Nian extrajo de su anillo un par de guantes dorados y cerró los puños. Ambos objetos estaban recubiertos tanto por energía roja como dorada. Bai Yunfei concentró a su vez Fuerza de Alma y las venas de su brazo se hincharon. ¡Puño de los Nueve Pilares! Cuando los puños de ambos guerreros estaban por chocar, el de Fei Nian se desvió ligeramente y conectó con la muñeca de Bai Yunfei. El impacto fue minúsculo y no generó prácticamente sonido. Sin embargo, Bai Yunfei sintió un extraño hormigueo desde su muñeca hasta lo largo del brazo. Su expresión cambió e internamente se dijo: "¡Mierda, esto no es bueno!"
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500