Un guardián en la sombras

capitulo 10
Amanecio, - buenos días princesa, dijo Hazael con su sonrisa pícara haciendo que al despertar de una vez me sonrojara, me levanté de un brinco de la cama y Vi la hora eran las nueve así que baje a comprar, cuando llegue a la tienda ví que habían muchas cosas hermosas ropa elegante y deportiva, quería probarme todo en la tienda, empecé a recorrerla toda la tienda tome múltiple ropa entre a un vestidor y Hazael se quedó afuera, primero me coloque un vestido rosa, salí para verme en el espejo - ja... Te ves horrible... Pareces una muñeca de trapo vieja..., Cuando Hazael dijo eso me enoje y volví al vestidor para cambiarme además el vestido no era tampoco de mi agrado, salí con un jean negro, y una blusa negra con puntos fucsias era un lindo conjunto, Hazael decía mientras me veía - eso se ve más descente..., Dando una sonrisa pícara, Cómo odiaba esa hermosa sonrisa; compré el conjunto junto un enorme suéter, unos lentes y una gorra salí de la tienda vestida pero sin los lentes y la gorra puestos. Llegué al restaurant donde compre comida ya que estaba hambrienta, cuando termine de comer y cuando estaba pagando Hazael me tomo del brazo y me dijo - debes buscar el bolso en la habitación para irnos rápido... No vayas a voltear... - ¿Que sucede? Pregunté en vos baja y angustiada - es aquel hombre Armando... Está aquí con varios hombres... Camina dando la espalda... Efectivamente eso hice, choque contra un mesero y accidentalmente lo hice botar uno vasos con jugos hacia él, tire mis lentes al suelo y me agaché para ayudarlo a recoger los vasos - perdón... De verdad lo siento... Aquel mesero se disculpo conmigo, mire hacia donde estaba Armando y el y sus hombres me reconocieron y sigilosamente se fueron acercando, el miedo entro en mi pecho, - joven sus lentes... Me dijo aquel mesero con su brazo estirado, Hazael quien observaba todo, con un enorme suspiro me dijo - ¡corre Holly!... ¡Corre...! Arranque los lentes de las manos de mesero y salí corriendo, al mirar atrás Vi como esos hombres empujaban a las personas que se atravesaran por su camino, todo por alcanzarme; Hazael quien estaba a un lado mío dijo - te puedo cubrir con mis alas pero debemos ocultarnos de o pensaran que eres un fenómeno..., Decia mientras veía unos perros enjaulados y dijo - tengo una idea ve a la habitación busca el dinero cuando llegues allá te pones el suéter los lentes y la gorra... - no puedo poderme el suéter es pleno... verano se darán cuenta, dije mientras lo interrumpía - ¿Confías en mí?, Pregunto él, a lo que yo respondí - si pero... - entonces haz caso a lo que te digo... Dijo interrumpiendome, seguí corriendo y el se regresó tal vez iba a crear un distracción. Entre al cuarto cerré con seguro tome la cosas até mi cabello de manera a qué no se viera casi con la gorra, me puse el bolso encima monte mi suéter, justo en ese momento cuando voy a salir escucho un trueno, me asome por la ventana y había empezado a llover sabía que quien lo había provocado había Sido Hazael salí de la habitación con el suéter puesto y los lentes. cuando llegue a la recepción encontré todo desastroso habían personas tratando de controlar a los perros que estaban enjaulado y los hombres que me perseguían ya no estaban, me acerque a la recepcionista, un hombre que estaba ahí coloca unas lleves sobre el mostrador mientras que la recepcionista recibía las llaves de la habitación, - tomalas... Escuché una vos al voltear era Hazael - ¿que...? - toma las llaves del auto las vas a necesitar, dijo el mientras me hablaba en el oído, - está lloviendo fuerte u es que estamos en verano... Dijo la recepcionista, ví a un hombre de las llaves hablando por teléfono, las tomé sin que nadien se diera cuenta y me fui rápidamente de ahí, cuando estaba afuera ví varios carros no sabía cuál carro era y Hazael me dijo - toca el control así sabrás cuál auto es..., Empecé a darle al botón y empecé a escuchar el sonido del auto y lo seguí justo en ese momento me monte y Hazael se monto conmigo estaba muy nerviosa y temblando le - Hazael yo no sé conducir... - ¿sabes cómo se arrancar?, Si sabía como encenderlo ya que en algún momento mi mamá me dejaba hacerlo, además siempre observaba como mamá arrancaba, - ¿tal vez?, Dije dudosa - Holly... Enciende el auto... Dijo el mientras observaba por el retrovisor, - hay vienen los hombres de Armando..., Inmediatamente encendí el auto, moví la palanca del freno mientras tenía hundido el acelerador este arrancó de golpe llevándome dos carros por delante, novia el volante de un lado a otra con nervios, sentía que iba vomitar el corazón por la boca, el dueño del auto salió gritando - ¡Se roban mi auto!..., Me puse aún más nerviosa, pero seguí sin frenar, hasta que salí a la carretera, era de lógica que Armando se había dado cuenta que era yo, no podía ver casi por la lluvia, el vidrio se había empañado, y no sabía cómo frenar, abre la ventana nesecito salir, toque el botón y todas las ventanas se abrieron Hazael salió mientras yo seguía conduciendo cuando saque la cabeza para ver mejor, estaba por el andén contrario me di cuenta por un camión que venía tocando la bocina, en medio de la desesperación gire de golpe el volante llevando a el auto entre el monte y los árbol, hasta que choque contra un árbol y mi frente se golpeó contra el volante...
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Un guardián en la sombras

Populares

Populares

close 0/500