Un guardián en la sombras

capitulo 9
Estaba hecha un desastre y ni para cambiar mi ropa porque mi maleta la había dejado tirada cuando intentaba escapar, aunque lo que más tenía feo era el suéter estaba despeinada, Hazael viéndome con la cara llena de tierra y despeinada se empezó a burlar de mi, me sentí apenada pues era obvio que no podría entrar, - quítate en suéter... Dijo Hazael - y te sueltas el cabello..., Volvió a decir mientras mientras yo le hacía caso, todo por la intriga de saber que pasaría, quedé en pura camiseta y licra, me solté el cabello y Hazael se transformó en ángel y voló hacia el cielo desapareciendo entre las nubes que se empezaron a formar, repentinamente llovió. Hazael bajo y me dijo lávate la cara, el cabello y el suéter; estaba extrañada pero era admirable su intención, termine de quitarme la tierra de la cara el cabello y con el agua de la fuerte lluvia le quite la tierra a mi suéter, ví a Hazael el cual me veia de forma extraña no era desagradable sino todo lo contrario pero era extraña ya que nunca me había visto con aquella mirada, al terminar Hazael me dijo colocate el suéter y lo hize, fue muy extraño por tener todo empapado, Hazael se alzó a pocos centímetros del suelo y agitó sus alas haciendo un brisa algo fuerte, duro alrededor de 5 minutos cuando ya todo estaba seco incluso mi cabello, fue increíble la idea y la forma en que me ayudó estaba sin tierra y lo mejor de todo estaba seca. Entre en aquel maravilloso hotel, me quedé viendo todo con administración, llegue a la recepción y una chica muy agradable me atendió, pedí una habitación, a pesar de ser costoso me sentía segura todo gracias a el dinero que me había dado mi abuela, me dió la llave y me tocaba la habitación número 35, Hazael quien ya estaba sin sus alas se acercó a mi y me dijo - oye deberías comprarte otra ropa... así no te reconocerán si te encuentran..., Sabía que tenía razón le pregunté a la joven dónde había una tienda de ropa cerca a lo que ella respondió - pues aquí tenemos tiendas pero abre mañana a las 9 y pues ya a esta hora están cerradas lo único abierto es para hospedaje..., Agradeciéndole a la joven fui a mi habitación y Hazael me siguió. Cuando entro me pareció increíble y hermosa además era gigante, me quite el bolso - oye... ¿quieres ver algo genial?, Yo lo voltee a ver, y con una sonrisa le dije que si y más porque quería entretenerme, Hazael se transformó nuevamente en ángel y fue hacia las nubes que habían en el cielo volaba alrededor y entre, de un momento a otro las nubes dejaron de ser neblina sin forma haciendo figuras en el cielo como la de una flor, un caballo, un conejo saltando y hasta la de mi oso... Estaba feliz era increíble, me senté en la ventana para apreciar todo eso. Hazael se me acercó y se colocó de frente parecía querer besarme, esto hizo que me pusiera nerviosa haciéndome sentir que el corazón se me iba a salir, - ¿quieres sentir las nubes?, Dijo muy cerca de mi... - buen... yo... yo..., Empecé a tartamudear, me sentía nerviosa o emocionada no lo sabía mi corazón no se quedaba tranquilo parecía estar corriendo en una carrera de autos, a toda velocidad, - tomaré eso como un si, dijo aquel ángel moreno de ojos marrones claros, me tomo de la mano y elevándonos llegamos al cielo, Hazael de un momento a otro me tomo de la cintura sutilmente, justo me había sonrojado, Hazael con su mano tomo la mía y la estiró para sentir la brisa, subimos aún más y al pasar las nubes ví el hermoso cielo estrellado, se podían ver todas las constelaciones, estaba impactada mi boca se abrió y dije- Hazael... ¡esto es hermoso!, - ¡si lo se!... Dijo mientras veía el cielo, lo ví de reojo y note una sonrisa bonita y admirable. Cuando bajamos, no entramos a la habitación, se posó en el techo conmigo y nos sentamos allí después de un rato en silencio le pregunté - Hazael... ¿Tu te conviertas un angel o un demonio?, A lo que el respondió seriamente - quisiera decir que un angel... Pero en realidad no lo sé... he cometido muchos errores para ser un angel y no quiero ser un demonio... Por ser así prefiero ser humano y tal vez lo vaya ser..., Estaba impactada y algo dudosa - ¿Por qué lo dices? A lo que el respondió - no pertenezco a los angeles ni a los demonios y si un angel llega a sentír algún sentimiento por un humano pierde sus alas... Al igual que los demonios son despojados del infierno..., al ver su rostro sabía que estaba triste, tenía la duda - ¿Cómo cuáles sentimientos?... Y... ¿Por quién? - enojo... Angustia... felicidad o... Amor, dijo mientras me observaba con una mirada sincera, luego dijo - y pues por una niña a la que después de tanto observarla y tratar de protegerla le agarre cariño... Lastima que eso implique perder mis alas..., Yo para darle ánimos le dije con energía - sabes para ser un angel no nesecitas tener alas... Lo único es proteger a los que amas y nunca lastimarlos... Y pues siempre fuiste mi guardián y me cuidaste desde las sombras durante 6 años... Siempre serás mi ángel con o sin alas, Hazael mientras me escuchaba tomo mi mano y le dió un beso brusco, luego me dió una sonrisa pícara, esa sonrisa hizo que me sonrojara, me bajo a la habitación y tocando mi mano fuertemente me dijo - descansa mañana debemos seguir nuestro camino, efectivamente eso hice dormí con sonrisa pasada en mi rostro apresar de qué pasó lo que pasó aquel joven lindo que conocí de niña, me cuido y hasta creo sentir cosas por el, tal vez es una tontería pero era una tontería muy agradable...
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Un guardián en la sombras

Populares

Populares

close 0/500