After the sweet blood

Primer día
Me estaba mirando al espejo... Vaya pintas... ¿Con la edad que tenía y en uniforme ?... Era una falda estilo escocés con tonos grises, verdes y negros. La camisa blanca de manga larga y corbata verde oscuro. Me subí un poco la falda para que me hiciese mejor forma y abrí un poco los botones a la vez que deshacía un poco el nudo de la corbata. Me pinté los labios de rojo (era mi sello de identidad) y dejé mi melena suelta con mis ondas naturales. Anne salió antes que yo y me indicó como llegar al comedor para desayunar. Al salir del cuarto vi algunos alumnos que me miraban extrañados... No le di importancia y seguí mi camino hacia el comedor, de lejos vi a Harris y me quería divertir y no quería estar sola el primer día de esta tortura que iba a ser ahora mi vida. -Matt- chille sin pensar y el chico que iba con otro compañero se giró, al ver que yo le llamaba sonrió y se me acercaba cuando alguien entró en mi mente. -¿Qué te dije ayer del uniforme Evans? - miré a mi alrededor y a lo lejos vi a White... Mirándome mal... - espero que para la primera hora no tengas ni esa blusa tan abierta ni esa falda tan alta... Y si te ahorras el maquillaje mejor... O tendremos problemas. - le miré y justo cuando Matt llegó a mi lado le hice el gesto del dedo corazón mientras cogía al chico del brazo y le instaba a irnos. -Que guapa estas ¿no? - le sonreí-eres una de las fugadas que a durado menos fuera de la escuela... Se nota que quieren que te quedes... Por cierto, ¿cómo sabes mi nombre Evans? - lo miré juguetona. -¿Ya no me llamas pecas ?, había empezado a cogerle cariño al mote... Jajaja a tu cuñado no le parece que vaya bien... De hecho hace nada se a metido en mi mente... Debes enseñarme a poder bloquear eso... -Jajajaja jajaj tiene más años que tu... Yo no puedo enseñarte... De echo eso te lo enseñarán los brujos... Es una  ciencia... Que ellos dominan bien pero... - le interrumpió cierto director obsesionado conmigo... -Señorita Evans... Desayune y directa a mi despacho tenemos que aclarar ciertas cosas... -Está bien... - le miré a regañadientes... Una vez en el comedor, vi que había de todo... Incluso bolsas con sangre del tipo que más nos gustase... Me cogí una de B+ era la más dulce... Siempre a lo más dulce... Un café solo para despejarme y un poco de chocolate, Matt me miraba con cara de asco. -¿Que cojones es ese desayuno Mia ? - me reí, ¿qué tenía de malo...? - que asco... Como vas a mezclar eso... -Necesito energía pequeño- pero que decía el... Si llevaba de todo... Huevos, butifarra, tostadas, café, una bolsa de sangre pero la de el era muy muy pequeña, como un chupito... - no hablemos de desayunos asquerosos... Donde vas a meter todo eso... Si nuestro organismo no tolera atracones... -Bueno pecas eso es algo que entenderás más adelante... - subía y bajaba las cejas mirándome y sonriendo. -En fin... Veo que quieres hacerte el interesante... Va vamos a desayunar que no quiero cabrear más al director... La idea que me dijo Anne de que me va a poner una niñera... No me hace ni pizca de gracia... - fruncí el ceño mientras me tomaba la bolsa de sangre... A la vez que notaba una mirada en mi... Que pesada era la gente siempre mirando... Miré a mi alrededor por si veía quien era... Y en una esquina pude ver al chico rubio observándome con cara de pocos amigos... Joder si tanto le asqueaba era fácil... Que no me mirase... Aparté la mirada... La verdad que me intimidaba un poco pero eso no lo iba a reconocer... Al acabar le pregunté a Harris donde estaba el despacho del director, seguramente no sería la primera vez que acabaría ahí, estaba un poco lejos, al llegar piqué educadamente y la puerta se abrió sola. -Buenos días señorita Evans, adelante. - asentí y tomé asiento. - bueno... Lo sucedido ayer es inaceptable... Y más habiéndole dicho que es por su bien que está aquí y que era el deseo de sus padres... - eso me dolió... Se me llenaron los ojos de lágrimas... Si que los amaba... Por mucho que este hombre intentase dejarme de mala hija... - en fin... Eres un caso especial... No me va servir solo ponerte un tutor... Necesitarás un tutor en cada rama...-lo miré con asco y añadí. -No necesito a nadie... - mientras lágrimas bajaban por mi rostro-a nadie... -Mia atiende... Uno de cada rama... El señorito White será la rama de vampiros y todo lo relacionado, el señorito Malfoy la rama de brujos y en consecuencia todo lo relacionado. Y por último el señorito Harris... - pero si Matt era un vampiro. -Si es como White... -No Mia Harris es mestizo - abrí los ojos mucho... ¿Por eso no lo detecté? ¿Eso era lo que ocultaba? -¿Cómo?... ¿De qué...? -Vampiro y hombre lobo, su gen se despertó hace relativamente poco... Los tres han sido avisados des de primera hora de los acontecimientos... - con razón me miraba con asco el rubio... Normal... Hacer de niñera... Ahora si me moría de vergüenza... No uno sino tres... Vale que era una chica difícil pero... Me traería problemas... Lo veía venir... Recordé que la novia de White era muy celosa... Así me gusta Mia haciendo amigos... -Este es su horario, empezará mañana hoy se lo dejo libre para que se adapte... No quiero volver a ver que se intenta escapar. -Está bien... Intentaré darle una oportunidad... Pero no prometo nada... Salí del despacho un poco agobiada... Intentando poner mis ideas en orden... Vi a Anne en el pasillo. -Mia, ¿cómo estas? - se notaba preocupada por mi... -Estoy bien... Lo único bueno de todo lo que me está pasando es... Tener a una compañera como tú. - vi que se le llenaban los ojos de lágrimas, que rarita era, me abrazó. -Que alegría me da escuchar eso Mia. - intenté soltarme, no era mucho de arrumacos, pero fue imposible... Continuará Espero que os guste 💋🦇🐍❤️
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
After the sweet blood

Populares

Populares

close 0/500