Un guardián en la sombras

capítulo 8
Salí y me monte en la parte de atrás de la camioneta de uno de los trabajadores de la abuela, Hazael anduvo atrás de mi todo el tiempo, el entró al auto y se sentó a mi lado luego tomando mi mano me dijo - Holly... ¿ Confías en mí?, A pesar de que me confundieron sus palabras, afirme con la cabeza, salió e hizo su transformación de ángel, elevándose al aire y desapareciendo entre los árboles, no entendía que había hecho Hazael pero lo que si sabía es que se había vuelto a ir y no lo volvería a ve... O eso creía. Llegamos al terminal y el trabajador de la abuela me entrego un boleto - el autobús sale a las 7: 45 pm debes estar pendiente cuando llegues para que tomes tú puesto... ¡Suerte!, salí del auto y este arrancó de regreso, viendo en mi alrededor me llamo la atención un auto negro que llego justo al nosotros haber llegado aqui, me senté a esperar pero pues el terminal estaba cerrado, cuando mire a la puerta había un papel que decía ”cerrado por duelo", todas mis ilusiones de irme de ese pueblo calleron al suelo, no había nadie más, solo aquel extraño auto negro no sabía si esperar, tal vez de igual forma vendría el autobús, ni siquiera podía volver a casa de la abuela estaba muy lejos, me empecé a preocupar cuando vi el sol esconderse totalmente, sentía miedo no sabía a dónde ir, me arme de valor y empecé a caminar por la misma carretera pero no co la dirección de regreso vi cuando aquel arrancó y empezó a perseguirme, me detuve y volteé para ver de quién se trataba, pero este se detuvo salieron dos hombre vestidos de negro - joven Holly... tu abuela nos mandó a buscarte ya que se enteró que el terminal estaba cerrado, sabía que lo que me decía era una total mentira ya que justo había llegado cuando yo llegué, osea que nos persiguieron. Solté la maleta y el bolso de dinero que me había dado la abuela me lo cargue bien en la espalda, me fui caminando de para atrás hasta que estos hombre se acercaron a mi de forma rápida salí corriendo y uno de ellos me empezó a perseguir mientras el otro se devolvió a el auto sabía que no podía correr por la calle así que me adentre en los árboles, corrí no veía bien todo estaba muy oscuro, sentía mi corazón palpitante del miedo, sentí un empujón, y al caer al piso empecé a gritar y a patalear - ¡grita todo lo que quieras...! nadie te va escuchar, dijo aquel hombre, me tomo a la fuerza hasta que atrás de el vi a Hazael, coloco su mano en el pecho de aquel hombre, tenía una cara de horror como si algo lo hubiera asustado, se desabotono la camisa y empezó a respirar con dificultad mientras se ponía pálido, al ver esto empecé a sudar del miedo, lo avente de un lado y salí corriendo justo en ese momento vi a el otro hombre venir atrás de mi... Hazael me tomo de la mano y dándome un fuerte abrazo y cubriéndome con sus alas, pude ver aquel hombre pasar por el frente sin notar que yo estaba ahí, Hazael extendió sus alas y tomándome con sus brazos por la cintura nos elevamos... estaba angustiada, de que algo me pasará; vi como pasábamos sobre la carretera y rápidamente llegamos a otro pueblo, Hazael se detuvo entre los árboles y allí me bajo vi como sus alas se adirieron a el volviéndose el típico suéter gris que siempre usaba, salí de los árboles corriendo con la esperanza de conseguir un aventón, - Holly no puedes ir así a buscar carro... Te pueden atrapar, dije Hazael con angustia - bueno si tanto te preocupo... ¡llévame a mi antigua casa! - no mis alas se cansan ademas te traje aquí para que alquiles una habitación... Tu abuela te dio suficiente dinero y tienes la tarjeta de crédito... Mañana podrás buscar un auto que te lleve debes descansar y ocultarte. Me di cuenta que Hazael tenía razón así que hice lo que me dijo Caminé entre los árboles y escuche música, Hazael que iba delante de mi guiándome me tomo de la mano y corriendo me llevo hacia el sonido, cuando llegamos era un enorme hotel de lujo, era increíble cómo por la carretera llegaban los autos de motores marcas como Lamborghini, Ferrari, Mustang y hasta mercedes Benz, era muy genial.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Un guardián en la sombras

Populares

Populares

close 0/500