Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

°° TÚ SIEMPRES ME CASTIGAS DE ESTA FORMA°°
—Te veo y me parte el corazón verte haci, ya muchas veces te he visto recostada sobre una cama casi al borde de la muerte, ¿porqué me castigas de esta forma? parece que te gusta tenerme angustiado y preocupado por tí, no sabes cuántas veces he querido cambiar de lugar por tí, que yo estubiera ahí y tú sana mirándome. - decía JAYDEN sentado a lado de su amor, entre lágrimas y tristeza le confesaba su sentir. Las horas pasaron y JAYDEN hacía todo lo que él Doctor le indicó limpió el rostro de LINSAY pasando con un pañuelo suave comenzaba a recorrer y viendo de más cerca aún la hermosa mujer que tenía en frente de él, cambiaba cada media hora de lienzo que tenía sobre su frente, luego le dió las pastilla y cómo élla no podía hacerlo sola, el puso la pastilla en su boca y levantó a LINSAY de su cuello y la acercó a él, para besarla y de esa manera la pastilla puedan pasar por la garganta de élla y hací pueda recuperarse, en esos momentos JAYDEN estaba muy nervioso y preocupado ya que no sabía cómo hacerlo y sabía muy bien que tenía que hacerlo lo mejor posible ya que la vida de quién más ama estaba en juego, y no podía darse el lujo de equivocarse, las horas pasaron y él no dormía estaba muy al pendiente de LINSAY por si algo podría pasar, la miraba por varias horas esperando que esos lindos ojos abrieran y que lo primero que vea sea a JAYDEN al frente.... La noche, llegó y LINSAY no mostraba mejoramiento, su fiebre comenzó a descender, y su semblante ya estaba recuperando color, pero élla aún no reaccionaba, JAYDEN poco a poco comenzó a cerrar sus ojos por el cansancio hasta la mañana siguiente, al despertar vio al Doctor a su lado y asustado pregunta. — ¿Paso algo? ¿cómo esta LINSAY Doctor? — No te preocupes, por lo que veo has hecho un excelente trabajo y élla pronto recuperara la conciencia y despertará. - contestó entre risas y buen humor. — ¡Encerio Doctor! entonces no tengo mucho tiempo, le puedo pedir un favor. — Dime. —Cuando élla despierte dígale que fue usted quien la cuidó, si élla pregunta y si no. — Pero muchacho, porqué le mentiría te has pasado toda la noche cuidándola y su mejoramiento se debe a tí, la verdad que no te entiendo. — Porfavor solo diga lo que yo le dijé tengo mis razones - pidió JAYDEN. — Esta bien, le diré lo que tú me acabas de decir, aunque siento que es injusto. — Gracias Doctor, le debo una. - contestó muy alegre saliendo de la habitación de LINSAY. [ Minutos más tarde ] — ¿Doctor en dónde esta JAYDEN? - preguntó ESTEBAN al ingresar a la habitación para ver cómo seguía LINSAY. — No lo sé él solo salió y no me dijó nada. — Y ¿cómo sigue LINSAY?. — Élla esta mejor pronto despertará y todo gracias al joven quién la cuidó ha hecho un trabajo mejor que un propio médico, pero al enterarse de que despertaría él solo se fue. — ¿cómo él sabía que ella despertaría y por eso se fue? — Solo tengo una hipótesis, no creo que sea hací. — Gracias por decirme, lo iré a buscar no puede irse de esa manera. - argumentó, saliendo a toda prisa de la habitación de LINSAY. ESTEBAN sale mirando por todos lo pasillos si encontraba a JAYDEN y camina buscando por todas las oficinas, de su institución. Cuándo derrepente escucha del personal de limpieza que había un hombre en él jardín que estaba armando un cabaña llena de luces y rosas muy hermosos, lo que causa que ESTEBAN interrogue a la señora que había causado su interes, la tomá de su mano y le dice: — ¡Disculpé señora pero me podría decir lo que acaba de hablar! — A que se refiere jóven, no he dicho nada. — Lo que dijo de un joven en él jardin, ¿aún sigue ahí? - preguntó. — Si, aún sigue ahí a toda prisa esta armando una pequeña cabaña de rosas. — Gracias. - contestó corriendo al jardín para ver si se trataba de JAYDEN. Al llegar ESTEBAN al lugar se queda muy impactado al ver los detalles del lugar todo estaba muy bien decorado, parecía haberlo trabajado por mucho tiempo, al ver a la persona que estaba decorando se acerca. — ¡No me digas que te le declararas a LINSAY! - argumentó en un tono burlón al ver a JAYDEN acomodando el lugar. — No solo eso, hoy sabra cúanto la amo, y para eso te necesitó. — ¡A mí para qué! no soy cupido. — Tranquilo, para mi ya lo eres desde que me llamaste, no haras nada grande. Solo quiero que te quedes con LINSAY hasta que despierte y si te pregunta por mí solo di que no sabes nada de mí y discretamente traela aquí para que le de sorpresa, ¿podras hacerlo? — ¿Seguro que quieres que le diga eso? élla se pondrá muy triste, pero me dara gusto que élla piense que yo la cuide aunque sea solo por unos minutos ¡lo haré! no porqué me lo pides, si no porqué yo inicies esto y yo lo tengo que acabar. — Por eso fuiste en busca de mí, cúando te diste cuenta de que me había ido del lado de LINSAY. — Si lo hacías, te buscaría para matarte. — Hay ESTEBAN cómo se nota que no me conoces, ya de una vez ve junto a LINSAY para estar al pendiente. — ¿Podras acabar todo esto tu solo? — El amor te hace hacer locuras, lo sabras cúando de toque. - contestó entre risas llevando rosas entre sus manos. — ¡No te hagas la burla de mí! - contestó con una seriedad, se dió la vuelta para ir junto a LINSAY. — Aunque seas un pesado, se que muy dentro estas muy alegre por ver bien a LINSAY eres un gran amigo ESTEBAN. - susurró JAYDEN al ver cómo su antes enemigo se apartaba del lugar. —¡Hey tú! lleva a ocho agentes contigo y vayan al jardín y ayuden al Agente que está ahí. - ordenó ESTEBAN a unos de los encargados de agentes, para que ayuden a JAYDEN con sus preparativos. — ¿Nos atacan? señor ¿porqué debo llevar a tantos agentes conmigo. - preguntó sorprendido, al recivir esa orden. — ¡No preguntes! y has lo que tú superior te dice, o si no ya veras. - gritó ESTEBAN mostrándole sus puños cómo advertencia. — ¡Si mi agente superior! - dijó al ver los puños de su superior, se va corriendo en busca de más agentes. Los nueves agentes llegan al jardín y ven a JAYDEN acomodando el lugar, lo cual se sorprende porque no era lo que esperaban se acercan y pregunta. — Saludos mi Agente Superior, no has ordenado ayudarlo, ordene lo que debemos hacer. - dice el encargado. — ¿Quién les dijó? - preguntó al verlo ingresar, lo que causó su asombro ya que nadie lo sabía. — No ordenó el Agente Superior ESTEBAN, dijó que usted es él superior aquí. — Bueno está bien, pueden comenzar a poner las luces en medio de las flores. - dijó mirándolo de forma extraña al verlo tan repentinamente. — ¡ESTEBAN si que eres un metiche! pero gracias- se dijó a si mismo al ver lo que su amigo había hecho aunque aparentaba no ser una gran persona.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

Populares

Populares

close 0/500