Eres Mía

Capítulo 5
No flaqueó ni hizo, el mínimo ademán de querer bajarme al suelo en toda la actuación, que fue espectacular, por cierto, cuando la multitud empezó a dispersarse, yo seguía aún montada sobre sus hombros y pensé que acabaríamos abandonando así el local. Pero al final me deposito en el suelo. _¡Estas super fuerte! _dije cuando me bajo ,le toque el bíceps, esperando palpar una cantidad enorme de musculatura escondida, pero laverdad era un brazo de lo más normal. _Lo cierto es que no pesas _Jacob empezó a andar, intentado dar por terminada aquella conversación,pero yo eché a correr tras de él. _¿Cuál es el ángulo de tu comentario? _le pregunté, tratando sonar más graciosa que chismosa. _El isóseles _respondió Jacob bromeando. _¿Qué? _ _ Me preguntaste cuál era el ángulo de mi comentario, y yo te respondí el isóseles _se explicó Jacob,mirándome para asegurarse de que no me perderme entre tanta gente. Es un tipo de triángulo con dos lados iguales. Claro que en realidad no es un ángulo, y que debería haber respondido algo así como abtuso o agudo, pero pensé que eso habría sonado como si pretendiera tirarle la onda o como si te estuviera tratandode tonta. Tendría que haber dicho oblicuo. ¡Carajo! Tengo que recordarlo para la próxima vez. _Eres la persona más criptica que eh conocido en mi vida _dije con un suspiro. Salimos al aire fresco de la noche y me cubrí la cabeza con la capucha de la sudadera. En condiciones normales, aquel airecillo resultaría agradable después de estar sudandoy apretujada en la pista, pero como pasé la velada trepada sobre loshombros de Jacob, no pase calor en absoluto. El tampoco se veía sudado despuésde estar tanto rato peleándose por mantener su espacio delante del escenario, y el frío tampoco parecía afectarle. Me sentí tentada detomarle la mano para comprobar su temperatura corporal, pero me pareció de mal gusto. _¿La pasaste bien? _me preguntó Jacob de camino hacia el coche. _Mucho _le respondí, sonriendo _¿ y tú ? _ _Por supuesto _ Después de un buen concierto siempre se experimenta un subidon maravilloso, de adrenalina, pero no tan aterrador. Y cuando me daba, me pasaba un buen rato charlando trecientos por hora sobre el espectáculo , sobre la gente, sobre cualquier cosa, en realidad. En aquel momento, sin embargo me quedé en silencio. Me pasaba por la cabeza mil cosas de las que quería hablar, pero ninguna tenía que ver apenas con la actuación a la que acababa de asistir, de modo que decidí mantener la boca cerrada. _ No pretendí ser criptico_dijo por fin Jacob. Llegamos casi a donde estacionó el coche, pero Jacob dejó de andar de repente y se quedó con la mirada clavada en algún punto de la lejanía.Tenía las manos undidas en los bolsillos de sus jeans y suspiro. _No pretendo tirarte la onda. Solo que. ... _ se quedó mirándome desde debajo de mi capucha y vi qué sonreía afectuosamente. _Tienes frío, deberíamos entrar alcoche _ _¡No!¡Dime primero lo que ibas a decirme! _le pedí, con un tono más energético de lo que pretendía, pero Jacob se echó a reír. Y a continuación volvió a perder su mirada en la lejanía y se puso serio. _¿Te refieres a cómo te miran las chicas? _tanto Jenni, como la mesera se le habían quedaron viendo como tontas la noche pasada que mi conocimos, y durante el concierto me fijé en como lo miraban muchas chicas. _Si_dijo abochornado Jacob _Se diría que todas... Reaccionan de una determinada manera. Todas menos tú. Resulta estimulante. Por eso estoy aquí. Contigo _ _Espera, espera, espera _Le hize un gesto con las manos invitándolo a parar. Me invadía una oleada de decepción. _¿Qué me dices de sobre cómo reaccionan los demás? ¿Por qué lo hacen? _ _No lo sé _Jacob cambio su posturacon cierta inquietud, y eso me hizo sospechar que estaba mintiéndome.El sabía perfectamente de que se trataba todo aquello, pero no tenía la más mínima intención de comentarmelo. _¡Esto no es justo! _ _¿Lo vez? _Jacob sonrió _¿Qué puede ser más estimulante?¿sabes cuánta gente se atreve a discutir conmigo, de lo que sea?_ _Pues si lo encuentras estimulante,espérate _Intenté miralo encolorizada, pero su sonrisa era condenadamente contagiosa. _Vamos _dijo Jacob, echando de nuevo andar hacia el coche. _¡Jacob! _exclamé protestando, pero corrí tras el. _¿De qué se trata? ¿es algo relacionado con tu olor que yo no captó ? _Lo tomé totalmente por sorpresa y lo oí emitir un chasquido con la lengua. _¿Qué me dices a eso? _ _Pues si la cosa va un poco por ahí_reconoció Jacob. Abrí el coche y lo rodeó para entrar por su puerta,pasmado aún. Me metí en el auto y continuó. _Espera un momento¿se trata de una enfermedad o algo así? _ _Si, supongo qué si _ Asintió, como si aquella respuesta fuera suficiente. _¿Qué tipo de enfermedad? _insistí,haciendo caso omiso de que aquel tipo de información era personal.Jacob tenía algo que invitaba a perder cualquier sentido de los buenos modales. _Una enfermadad rara_respidio concierta impertinencia, y ensendio el auto. _¿Y por qué yo no muestro ninguna reacción ? _Empezaba a preguntarme si era yo quien tenía algo mal. Todo el mundo relacionaba a él excepto yo . A lo mejor tenía el sentido del olfato gravemente fastidiado, un tumor cerebral, o vete a saber,cualquier cosa horrible. _Muy buena pregunta _Arrancó y se sumergió rápidamente entre el tráfico.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Eres Mía

Populares

Populares

close 0/500