Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Dagas Arrojadizas
Bai Yunfei, antes de recibir ese antiguo libro de Ye Ting, preguntó, confundido. "¿Esto es…?" "Esto es lo que queda de un libro sobre lanzamiento de dagas, que conseguí hace muchos años por casualidad. Lo he estudiado durante mucho tiempo, pero me da pena reconocer que no he entendido nada de lo que dice. Además, en la familia Ye no somos tan hábiles con las dagas arrojadizas y este libro está bastante deteriorado, así que no le presté más atención. Sin embargo, sé que lo que está escrito dentro es muy especial. Usted es muy talentoso, joven Bai, así que, si realmente está interesado en las dagas arrojadizas, le aseguro que no tendrá dificultad para aprender cosas muy útiles en este". Ye Ting le explicó sobre ese antiguo libro, antes de volver a ofrecérselo, con una sonrisa. Bai Yunfei hojeó los restos de aquel libro. Sólo eran las primeras diez páginas, lo que representaba la primera mitad del mismo, y la portada era ilegible. Las últimas dos páginas, además, sólo contenían la mitad de la información. Las hojas estaban llenas de dibujos sobre dagas arrojadizas, cuyos mangos tenían una forma peculiar. Teniendo en cuenta algunas anotaciones que también aparecían, este libro parecía ser una especie de instructivo. Bai Yunfei dejó de lado ese libro, guardándolo en su anillo interdimensional, antes de dirigirse a Ye Ting. "Entonces, agradezco mucho su regalo, líder Ye". Agitando su mano frente a él, Ye Ting respondió. "No hay por qué ser tan formales, joven Bai. Aquí, ese libro sólo está ocupando lugar, ya que no nos sirve de mucho. Tal vez usted pueda darle un mejor uso. Por cierto… ¿Es cierto que usted tomó la decisión de partir mañana mismo? ¿Por qué no se queda unos días más? A Tianming no le gustaría que se vaya…" "Bueno, no me gusta quedarme un lugar durante mucho tiempo. Prometo que volveré a visitarlo, en cuanto tenga oportunidad". "Entiendo. Entonces, no insistiré con ello…" Ye Ting cedió. Luego de una corta conversación, se retiró. Cuando Ye Ting se alejó, Bai Yunfei continuó clasificando los distintos artículos que había conseguido en esos días. Al finalizar, volvió a tomar esa mitad del libro, y empezó a estudiar su contenido. "Secretos del lanzamiento de dagas: 'Rápido, estable, preciso'. Es muy conocido en el mundo, pero para los cultivadores de Alma, es muy diferente. Si se usa la fuerza de Alma para ajustar la trayectoria de la daga arrojadiza, ¡podrá lanzar dagas hasta a cien pies de distancia con sólo un movimiento del brazo!" Él ya había pensado antes en realizar el Lanzamiento de dagas redireccionables, pero sólo era una idea, ya que su margen de cambio estaba reducido a aumentar la velocidad y fuerza antes de disparar, siendo incapaz de realizar un cambio luego de que la daga sea arrojada, sin importar cuánto lo intente. Bai Yunfei se sorprendió al saber que sus ideas no eran simples tonterías. Los siguientes párrafos explicaban sobre los tipos de cambios que podría aplicar a la daga lanzada, tales como el ángulo del lanzamiento, así como en cómo debía cargarlos con fuerza de Alma. Había varias posturas de lanzamiento, de las cuales Bai Yunfei nunca había oído antes. "La daga arrojadiza lanzada necesita ser, al menos, un objeto de Alma Incompleto, debido a que es necesario verter algo de fuerza de Alma en ella. Si quieres aprovechar todo su potencial, deberán ser objetos de Alma. Esto, seguramente, detendrá a varios cultivadores de Alma, pero no a mí…" Registrando esa información, Bai Yunfei pasó a la segunda página. Esta página era un diagrama detallado sobre las posturas de lanzamiento, consejo que ya había leído anteriormente. Luego, había otra hoja con varios diagramas de distintas dagas, explicados con mucho detalle. Eran los instructivos para elaborar las dagas arrojadizas, junto a los requisitos para fabricarlas. Estos diagramas lucían extremadamente detallados, y algunos tenían hasta diseños especiales. Había incluso sugerencias sobre qué tipo de postura debía adoptarse al lanzar una determinada daga, y diferentes métodos para manipular la fuerza de Alma vertida en la misma. Había dagas capaces de girar luego de ser lanzadas, dagas que emitían un pitido agudo al ser arrojadas, dagas que impedían la cicatrización de la herida al abrirla, dagas que cambiaban su trayectoria después de determinada distancia, entre muchas otras. Toda esta información había abrumado a Bai Yunfei. "No puedo creer que haya tantos tipos de dagas arrojadizas, tan únicas y peculiares. ¡Quien haya diseñado estas dagas, tiene un ingenio formidable!" Luego de verlo, Bai Yunfei no pudo evitar exclamar, asombrado. Luego, suspiró. "Es una pena que sólo expliquen con detalle sobre la fabricación de las dagas arrojadizas. Incluso las posturas de lanzamiento, como la "Represalia esporádica", o la "Inclinación de doble etapa", son explicadas muy vagamente". "Además, los materiales requeridos para fabricar estas dagas no son nada fáciles de conseguir. Piedras primordiales de la mejor calidad, cristales de Alma de sexto grado. ¡Incluso sin tener en cuenta a las piedras primordiales, los cristales de Alma de sexto grado sólo pueden obtenerse de una bestia de Alma con un poder equivalente al de un Superior de Alma! "El diseño de estas dagas es increíble, además. ¡Me sorprende que sea capaz de entenderlo! Y el 'Mecanismo', 'resistencia al viento', 'coeficiente de fricción'… ¿Qué quiere decir todo esto? ¿Por qué tienen que aparecer tan de repente todos estos nuevos conceptos? Aún no sé qué significa de todo, pero de alguna forma lo entiendo". Ye Ting había mencionado que intentó estudiar esos diagramas, pero que estaban más allá de su comprensión. Bai Yunfei, sin embargo, logró entender fácilmente los puntos clave de los mismos… Esto se debía, naturalmente, a la existencia de aquellos fragmentos de memoria que poseía. Aunque no podía acceder a ellos directamente, estos, inconscientemente, lo ayudaron a entender sobre el tema. Bai Yunfei, tras pensarlo por un rato, llegó a esta conclusión luego de darle vueltas al asunto durante un rato. "Si puedo descifrar el resto del fragmento y dominar el lanzamiento de dagas, mi fuerza podría mejorar exponencialmente. Desgraciadamente, no servirá de nada el forzarme a aprender algo así". Luego de reflexionar por un rato, Bai Yunfei guardó aquel libro sobre dagas arrojadizas. "De todos modos, estos conocimientos adquiridos ya fueron de mucha ayuda y me servirán en un futuro. Cuando llegue a la secta Alquimia, podré aprender a fabricarlas por mi cuenta…" Al día siguiente, Bai Yunfei empacó todo y partió de la ciudad de Gaoyi, no sin antes despedirse de todos, incluyendo a las familias Liu y Zhao. Jing Mingfeng se quedó en la ciudad de Gaoyi, alegando que tendría que partir a otro lugar, por lo que ya no viajaría junto a Bai Yunfei. Al haber pasado todo ese tiempo juntos, Bai Yunfei y Jing Mingfeng habían consolidado una buena amistad, pero él sabía que, eventualmente, sus caminos se separarían, ya que el ir a la secta Alquimia era su travesía, de la misma manera en que Jing Mingfeng tenía que recorrer su propio camino. Si el destino así lo dictaba, ellos se encontrarían nuevamente en el futuro. Tianming reprimió sus fuertes deseos de partir junto a Bai Yunfei en busca de una nueva aventura. Bai Yunfei había prometido volver para visitarlo, así que, deshaciéndose de esos pensamientos, se despidió de Bai Yunfei con una sonrisa. Finalmente, Bai Yunfei abandonó la ciudad de Gaoyi, retomando su travesía hacia su destino final, la secta Alquimia.
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500