Especialista en Fortalecimiento de Objetos

La reconciliación
Después de que la multitud salió del vestíbulo familiar de los Ye, todos vieron por casualidad a tres personas que entraron por la puerta principal bajo la dirección de los sirvientes de la residencia. Dos de ellos eran conocidos por Bai Yunfei y, aunque uno de ellos tenía la cabeza envuelta como una momia, se podía ver por su físico extremadamente distintivo que era el segundo joven maestro de la familia Zhao, Zhao Liang. El otro, era un hombre de mediana edad con algo de barba en su rostro, era Zhao Ye, quien Bai Yunfei había dejado inconsciente el día anterior. Caminando delante de los dos, había un joven apuesto con una camisa azul, con una postura erguida, y una modesta sonrisa en su rostro, era alguien que a primera vista daba una buena impresión, era Zhao Xiluo. Zhao Xiluo no contenía su poder, así que cuando Ye Ting y los demás lo vieron, pudieron sentir el poder del aura que emitía, en ese momento supieron que era mucho más fuerte que el líder de la familia Ye, Ye Ting. "¡Ancestro de Alma en la etapa Intermedia!" La mirada de Bai Yunfei estaba llena de sorpresa, viendo que la otra parte definitivamente no tenía más de treinta años y ya poseía la fuerza de un Ancestro de Alma. Zhao Xiluo le hacía honor a su apodo de ‘Joven genio de la ciudad de Gaoyi‘. Todos se habían detenido, Zhao Xiluo y los otros dos estaban de pie a unos diez metros, delante de todos. Zhao Xiluo saludó a Ye Ting y dijo con bastante respeto: "Tío Ye, no te he visto en muchos años, ¿todavía recuerdas a tu pequeño sobrino?" Ye Ting se quedó atónito al ver la fuerza de Zhao Xiluo, hasta hace unos momentos sólo pensaba en la venganza contra la familia Zhao, pero ahora se quebrantó con la llegada de una sola persona que era más fuerte que él y lucía como todo un experto del reino Ancestro de Alma. "¿La familia Ye será suprimida por la familia Zhao?" Pensó para sí mismo Ye Ting. Pero después de que Zhao Xiluo hablara, Ye Ting se relajó un poco por la actitud tranquila y amable de la otra parte, quien parecía no buscar problemas. Pensando relajadamente, Ye Ting le asintió con la cabeza a Zhao Xiluo y sonrió. "Sobrino Xiluo, diez años sin verte, nunca pensé que llegarías tan lejos en el cultivo, es realmente vergonzoso para nuestra generación". Después de intercambiar algunas palabras con Ye Ting, Zhao Xiluo saludó primero a Ye Quan y a Ye Tianwen antes de saludar a los demás uno por uno y, por su actitud, era como si hubiera olvidado la hostilidad entre las dos familias. De hecho, Zhao Xiluo estaba bastante sorprendido en ese momento, porque había oído claramente que la fuerza de Ye Ting sólo se encontraba en el reino Espíritu de Alma en la etapa Tardía, pero cuando lo vio ahora, claramente había roto en el reino Ancestro de Alma. "Sobrino Xiluo, has regresado después de una larga ausencia, estoy seguro de que tus padres están muy contentos. Por cierto, ¿qué te trae a la residencia de la familia Ye?" Ye Ting miró a las tres personas, quienes no había invitado a pasar al vestíbulo, el seguía siendo el jefe de la familia, que, aunque era más débil que la otra parte, no iba a verse presionado sólo porque la fuerza del otro es mayor que la suya. El significado de sus palabras era ‘¿por qué no estás en casa con tus padres? ¿Qué estás haciendo aquí en vez de estar en tu casa con tu familia? ‘ La sonrisa de Zhao Xiluo permanecía en su rostro y no le importó la actitud de Ye Ting. Giró hacia Zhao Liang que estaba a su izquierda, dándole un guiño "Pero hermano…" Zhao Liang lucía como una momia enmascarada y no podía verse por completo su rostro, pero por su voz se podía saber que se mostraba muy reacio. Las cejas de Zhao Xiluo se arrugaron: "¿Qué? ¿Ya no escuchas a tu hermano mayor?" "No, no es eso…" Zhao Liang estaba muy intimidado por las palabras de su hermano mayor, ya sea de niño o ahora después de diez años, siempre se mostraba así ante él. Bajó la cabeza, avanzó dos pasos, se inclinó ante Ye Ting y dijo: "Tío Ye, he actuado como un tonto, ofendí a la señorita Ye Yan, e incluso causé discordia entre las dos familias, todo fue mi culpa. Espero que logre perdonarme y si desea castigarme, estoy dispuesto a soportarlo, no escuchará ninguna palabra de queja por mi parte". Zhao Liang de pronto se disculpó tan ‘sinceramente‘, que todos los miembros de la familia Ye se sorprendieron. Ye Ting se giró hacia Zhao Xiluo y dijo con vacilación: "Sobrino Xiluo, ¿estás…" "Está disculpándose. Su sobrino vino aquí con el propósito de disculparse por haber ofendido a la señorita Ye Yan y con ello haber ocasionado un problema entre nuestras familias. Afortunadamente, me he deshecho de los terceros que querían intervenir entre nosotros y que solamente buscaban hacer daño. Espero que puedas ser amable con mi hermano pequeño y también que las dos familias puedan dejar de pelear y vivamos pacíficamente a partir de ahora". Zhao Xiluo había hablado con mucha seriedad, pero hasta hace poco las dos familias estaban a punto de entrar en un gran conflicto y era extraño que ahora vinieran a pedir disculpas. Sin embargo, Ye Ting no le pareció gracioso lo que había dicho Zhao Xiluo, las personas malintencionadas ya habían sido expulsadas por él. Ye Ting sabía muy bien que cuando hablaba de las personas malintencionadas se refería a la gente de la secta Domadores de Bestias, y ahora estaba completamente seguro que se habían marchado de la ciudad y, además, habían sido ahuyentados por Zhao Xiluo. Ye Ting volvió a replantearse lo que había dicho Zhao Xiluo, si él tenía la audacia como para ahuyentar a la secta Domadores de Bestias, entonces naturalmente la familia Zhao tenía la capacidad de afrontar las consecuencias de haber ofendido a una secta tan importante, puede que antes no lo pudieran hacer, pero ahora con la llegada de Zhao Xiluo y su fuerza lo podían hacer. O, mejor dicho, debido a que seguramente a Zhao Xiluo lo respaldaba un gran poder. Probablemente había conseguido fuertes influencias a lo largo de los diez años que no había estado en la ciudad de Gaoyi. Ye Ting lo pensó y no respondió a las intenciones conciliadoras de Zhao Xiluo, sino que preguntó tentativamente: "Sobrino Xiluo, con todo el debido respeto que te mereces, ¿te has unido a alguna secta en los últimos diez años que has estado ausente?" En vez de insistir con su propuesta, Zhao Xiluo no se dejó llevar, sino que asintió con la cabeza y dijo: "Su suposición es correcta, tío. Ahora soy un discípulo de la secta Agua y mi mentor es Yang Linhao". "¡¿El sublíder de la secta Agua?!" El corazón de Ye Ting saltó de la impresión, no esperaba que Zhao Xiluo no sólo se uniera a la secta Cinco Elementos, sino que también se convirtiera en el discípulo del sublíder de la secta Agua, en ese caso, tenía toda la fuerza e influencias para ahuyentar a la secta Domadores de Bestias. "No es de extrañar que se vea con tanta confianza… La familia Liu está afiliada a la secta Madera, y ahora la familia Zhao está afiliada a la secta Agua, parece que mi familia Ye tendrá que conformarse con ser la familia menos poderosa de la ciudad. Pero con todo eso, ¿por qué ha venido a disculparte tan educadamente?" Ye Ting no dejaba de pensar en el asunto, era algo extraño que la familia Zhao fuera a disculparse a pesar de todo su poder. Ye Ting seguía desconcertado, sólo suspiraba al darle vueltas al asunto, pero ahora que Zhao Xiluo había expuesto su poder, después de pensarlo un rato, Ye Ting decidió aceptar la ‘disculpa‘ de la otra parte y hacer a un lado el problema, de lo contrario, si la lucha entre las dos familias continuaba, la familia Ye acabaría perdiendo ante el poder de la familia Zhao. ¿Los Ye podrían esperar ayuda de Bai Yunfei en caso de continuar el conflicto? Ye Ting no era tan estúpido como para poner el destino de su familia en las manos del ‘forastero‘ que había conocido su hijo. "Jaja, ¡te has unido a la secta Agua! ¡Con tu poder actual, te espera un gran futuro! Estoy seguro de que tu padre debe de estar muy feliz de tener un hijo confiable como tú. Nuestras dos familias estaban en conflicto antes, pero ahora que tú te has presentado para reconciliarnos, no quiero que nuestras familias sean parte de un conflicto innecesario, dejemos este asunto atrás…" Zhao Xiluo sonrió con una gran satisfacción, le dio a una palmada en la espalda a su hermano y dijo: "No le has dado las gracias al tío Ye por haberte perdonado". "Huh, si… Muchas gracias… tío Ye". Bai Yunfei lucía algo desconcertado y extrañamente pálido al ver todo lo que ocurría. "¿Sólo fue necesario eso para resolver todo?"
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500