Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Más Cosas Inesperadas
Bai Yunfei miró la llama en su mano y murmuró: "Nunca hubiera imaginado que conseguiría algo como esto…" Lo que había ocurrido con el ave de Rayo fue un evento bastante extraño. Yunfei realmente no esperaba conseguir nada de ello, pero ese no pareció ser el caso. Cuando Bai Yunfei recuperó ese extracto de su alma que le fue arrebatado durante el contrato, también adquirió un trozo del Alma del ave. Posteriormente, ambos se fusionaron con su atributo de origen de Fuego. La esencia extraída del ave de Rayo era de un tamaño insignificante, sin embargo, ya se había asentado en el cuerpo de Yunfei. Por lo tanto, se podía dar la posibilidad que, en el futuro, Bai Yunfei pudiera cultivar energía elemental de Rayo… Lamentablemente, el actual Bai Yunfei ignoraba por completo esa posibilidad, y lo que en verdad le alegraba era el hecho de haber recuperado su Fuerza de Alma junto a un pequeño extra. Durante el proceso del Contrato de Alma, el ave de Rayo aceptó completamente a Bai Yunfei, drenando parte de su Fuerza de Alma en un intento por combinar sus orígenes elementales. Pero cuando el joven rechazó el contrato, no solo recuperó sus energías, sino que también absorbió un poco de la del ave. En casos normales, la Fuerza de Alma, sobrante y ajena al cultivador, desaparecía al poco tiempo. No obstante, si se diera el caso de ser asimilada por este, entonces incrementaría su poder. En consecuencia, el poder actual de Bai Yunfei se acercó mucho a la etapa Tardía de Espíritu de Alma. "No esperaba conseguir tanto poder de esta manera", murmuró Yunfei. "Si pudiera practicar esto, realizar un Contrato de Alma y luego rechazarlo, creo que lograría absorber constantemente Fuerza de Alma de las bestias. Pero podría ser peligroso para la bestia de Alma que use como conejillo de indias… ¿Agotaría sus energías hasta matarla?". Yunfei sacudió la cabeza, descartando la idea y reprochándose por su forma de pensar. "Siento que ya estoy muy cerca de la etapa Tardía de Espíritu de Alma. Me habré aproximado tal vez unos veinte puntos, creo. A todo esto, ¿cuál es la cantidad de Puntos de Alma que requiere esa etapa? Hmmm… Lo comprobaré; intentaré alcanzar la etapa Tardía esta misma noche". "Pero antes de eso, tengo una duda que debo aclarar…" Bai Yunfei extrajo varios accesorios con el atributo de Espíritu de su anillo interdimensional. Estaban fortalecidos a +8. "El Espíritu es un atributo que incrementa la Fuerza de Alma. Si para un cultivador su Fuerza de Alma representa su poder, el reino en el que se encuentra, entonces si aumento mis números utilizando estos accesorios debería ser capaz de superar mis límites. Vamos a comprobarlo". Entonces Yunfei se colocó varios anillos en los dedos y cerró los ojos, concretándose. Después de un rato, Bai Yunfei abrió los ojos. "Que extraña sensación… Mi Fuerza de Alma se incrementó, de eso estoy seguro, pero no he alcanzado la etapa Tardía. ¿Los atributos adicionales en los accesorios no cuentan en este sentido? Que complicado…" Bai Yunfei hizo numerosos experimentos con las joyas. Efectivamente le ofrecían una cantidad extra de Fuerza de Alma al llevarlas puestas. Pensaba que si llevaba estos accesorios cuando su Fuerza de Alma se agotara, entonces tendría reservas infinitas. Hipotéticamente, si Bai Yunfei tenía 100 puntos en Fuerza de Alma, y los accesorios le entregaban otros 100 puntos, contaría con el doble. Si la cantidad de Fuerza de Alma de los accesorios se tomaba en cuenta por separado de la suya, una vez que Bai Yunfei agotara sus energías podía depender exclusivamente de los accesorios mientras se recuperaba. En ese sentido… ¿no se volvería invencible? Por supuesto que tal cosa era imposible. De acuerdo a los conocimientos de Bai Yunfei sobre la Técnica de Fortalecimiento de Objetos, sabía que de ser posible entonces se trataba de una enorme trampa, algo injusto. La memoria de Bai Yunfei, o mejor dicho, de aquella presencia que su unió a su alma hace tanto tiempo, seguramente albergaba mayores conocimientos que le facilitarían las cosas. Yunfei estimaba que en algún futuro podría recrear todos esos recuerdos en su cabeza, pero mientras tanto, decidió no pensar más en ello. Su poder no era suficiente para extraerlos desde lo más profundo de su alma, por ahora. Al cabo de un rato, Bai Yunfei se sentía frustrado. Los experimentos no arrojaron los resultados deseados. Por ejemplo, comprobó que si solo le quedaban 10 puntos de Fuerza de Alma, y al colocarse los accesorios ganaba 100, entonces tendría un total de 110, naturalmente. Pero cuando consumiera estos puntos y se quitara los anillos, podría haber gastado sus primeros 10 puntos en reserva inconscientemente. Su propia Fuerza de Alma y la otorgada por los accesorios no se contaban por separado, sino que actuaban juntas. Yunfei pasó un rato más familiarizándose con la Fuerza de Alma que quedó alojada en su cuerpo luego del evento con la bestia de Alma. Jing Mingfeng fue a buscarlo minutos después para que fueran a cenar. Ye Ting pudo realizar su contrato con el ave de Rayo, alcanzando así el reino de Ancestro de Alma. Yunfei no percibió siquiera en que momento sucedió aquello, pues estuvo completamente absorto en sus experimentos. Permitiendo que Jing Mingfeng fuera el centro de atención, Bai Yunfei regresó a su habitación para fortalecer sus objetos. Alrededor de una hora después… ‘Fortalecimiento Exitoso’. ‘Grado de Objeto: Alto’. ‘Nivel de Fortalecimiento: +10’. ‘Atributo Adicional: Espíritu +63’. ‘Efecto Adicional de +10: se puede almacenar un total de 300 Puntos de Alma en este objeto. Dichos puntos no forman parte del recuento total del usuario’. ‘Condición de Fortalecimiento: 30 Puntos de Alma’. Los ojos de Bai Yunfei se iluminaron. "¿Almacenar Puntos de Alma? ¡Grandioso! Parece que mi suerte es alta esta noche". "Este anillo es uno de la secta Domadores de Bestias. No pensé que conseguiría tales atributos, y mucho menos un efecto tan útil". "Con 300 Puntos de Alma ya puedo utilizar la Hoja Flameante una vez". Bai Yunfei asintió con la cabeza y se colocó el anillo en la mano izquierda. El solo hecho de poseer esos objetos lo convertía prácticamente en un hombre rico. Se quedó viendo todos sus anillos fijamente largo rato antes de volver en sí, olvidándose de cualquier pensamiento poco humilde que circuló por su cabeza. Luego de otro rato fortaleciendo objetos, la consciencia de Bai Yunfei empezaba a tonarse borrosa. Sacó otro anillo a +9 y se frotó la cabeza. "Actualmente tengo 3975 Puntos de Alma. ¿Podría ser que el límite para llegar a la etapa Tardía de Espíritu de Alma sean los 4000?" "¡Vamos! ¡Fortalecer!"
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500