Eres Mía

Capítulo 2
_¡Ustedes! ¡¿Qué están haciendo!?_gritó una voz a mi lado. En cuanto lo oí hablar supe que no formaba parte del grupo de tipos que estaban acechándome, y abrí mis ojos. _¿Y a tu qué te importa? _bromó un tipo enorme lleno de tatuajes,aunque empezó a retroceder mientras hablaba. Un coche acababa de estacionarse en el lugar que había a mi derecha, y los faros iluminaban la escena. _Creo que deberías apartarte_dijo la nueva voz. Mire de reojo hacía el, pero las sombras que proyectaban los faros lo ocultaban. Estaba demasiado oscuro para poder ver otra cosa que no fuera una camiseta color rosa. El chico dio un nuevo paso al frente, y mis frustrados atacantes siguieron retrocediendo. No lo hacían con la premura nesesaria y entonses, de repente , vi un borrón de color rosa presipitandose a ellos. La oscuridad y el miedo no me permitían confiar en lo que veían mis ojos. Me dio la impresión de que la camiseta rosa se movía más rápido de lo que es humanamente posible.Los tipos empezaron a gritar encuanto cayó sobre ellos y luego salieron volando del garage. Pestañeé en un intento de acostumbrarme a la penumbra, y todo el mundo desapareció. Bueno,no todo el mundo. El foco volvió aparpadear y vi que el chico de la camiseta rosa estaba a mi lado. La camiseta llevaba una inscripciónen letras grandes de color negro quedecía "Los hombres de verdad vistende rosa". Parecía mayor que yo, un poco más de veinte años, y no era especialmente musculoso, ñ no se me ocurría que debía haber sido lo que espantó a aquellos tipos. Tenía una expresión sincera y amistosa , y una sonrisa fácil a la que a pesar de que acababa de estar a muy escasa distancia de la muerte,no pude envitar responder. _¿Estas bien? _me preguntó,evaluando mi estado con la mirada. _Si_ respondí, en un tono de voz que apenas me sonaba familiar. _No deberías andar sola por ahí_replicó el chico, ignorando el echo de que acababa de llevar a cabo una acción heroica. _Mi amiga Jenni anda por aquí _ Me acordé entonses de ella y miré alrededor, buscandola. En parte estaba enojada porque no había movido ni un dedo para sálvarme,aunque, por otro lado, tampoco yo hize nada, y pensé enseguida que no podía esperar de ella más de lo que esperaba de mi. _¿Dos chicas?_Levantó la ceja. _¿Y en donde está tu supuesta amiga? _entonses fue el quién examinó el estacionamiento, y enseguida señaló una sombra acurrucada junto a una camioneta estacionada en el otro lado. _Creo que la veo por allí_ _¿Dónde? _Forcé la vista en la dirección que me señalaba, pero no vi nada. _Allí _repitió, y al momento dio un paso en dirección a su auto estacionado a mi lado. _Ven vamos a buscarla y luego las acompañó a casa_ Rodeé el coche y me acomodé en el asiento del acompañante. En ningún momento se me ocurrió decirle que no. Tenía algo que me invitaba aconfiar en el.. Recorrió a toda velocidad el estacionamiento y aparté los ojos de él para mirar por la ventanilla. Jenni estaba agachada detrás de una camioneta blanca y me pregunté si se le había ocurrido llamar a la policía. El chico detuvo el coche a su lado y bajó la ventanilla para asomar la cabeza por ella. _¿Jenni? _dijo, y ella volteó. Esperaba que Jenni estuviera con miedo, que incluso se diera a la fuga después de lo que acababa de pasar.Pero se quedó mirándolo con una expresión de lo más extraña. Fue casi como si le inspirara un hemos reverencial. _Hola_ dijo Jenni. No era su habitual voz de ligar, aunque estoy segura de qué eso era justo lo que pretendía. _Nos va a acompañar a casa, Jenni_dijo, cuando me di cuenta de que no tenía intención de hacer otra cosa que quedarse allí quieta mirándolo. _Vamos sube_ _Por supuesto _Le sonrió antes de deslizarse en el asiento de atrás. _¿Estas bien? _Mire hacía atrás para ver su aspecto. _Estoy estupendamente_ respondióJenni, mirando aún boquiabierta al chico. _¿Y este amigo tuyo quién es? _ _ La verdad es que no lo sé _reconocímirándolo. _Me llamo Jacob _informó el chico,para liberarnos de dudas _Y tu eresJenni _Entonses me miró _¿Y tú eres ...? _ _Alice. _ _Muy bien. Yo no sé ustedes chicas, pero lo que de verdad se me antoja en este momento es una buena tazade café. Jacob aceleró sin esperar a que le respondieramos. En realidad no era una pregunta, y ninguna de nosotras le puso reparos. _Tienes un coche muy padre _dijoJenni. Su voz había recuperado todo su característico tono dulce y empalagoso. Jacob no dijo nada, y el silencio empezó a tornarse incómodo. _¿Son Weezer? _pregunté,simplemente por decir algo. _Si _asintió Jacod. _Me gusta esa canción _en cuanto mencione a quella cancion Jacod cambió la pista. _Los vi cuando estuvieron en gira en Motion City_ dijo. _¿De verdad? _ignore la mirada de fastidio de Jenni y continúe. _ ¿Qué tal suenan en vivo? _ _Bastante bien_Jacob se encogió de hombros y frenó de golpe en el estacionamiento que había alfrentede un restaurante abierto toda la noche . Cuando salimos de auto,Jenni correteó hacia él y lo tomó por el brazo. A él no pareció gustarle mucho el gesto, pero tampoco se apartó . _ Oh, mierda _ dije al salir del auto ybajar la vista hacia mis sucios pies descalzos. Estaban cubiertos de ampollas y aceite, y la idea de volvera embutir mis pies hinchados en los zapatos de Jenni me resultaba inconsedible. _¿Que pasa? _pregunto Jacob,siguiendo la dirección de mi mirada. _Oh ya veo..... No te pongas los zapatos y listo _ _No puedo entrar sin zapatos _No veía solución, pero era evidente que no podía entrar descalza alrestaurante. _Puedes esperar en el auto _ sugerio Jenni con una sonrisa descendiente,casi recostandose en Jacob. Pero él se soltó de su brazo y se apartó. Jenni pareció casi derrotada, pero laconocía bien y sabía que jamás serendiría con facilidad. _No pasa nada _ insistió Jacob _Si te echan bronca, me encargaré de ellos_ _¿A que te refieres con eso?_pregunté, pero ya me había convencido. Alfin y al cabo,acaban de ver cómo se quitaba de encima a una banda de maliantes.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Eres Mía

Populares

Populares

close 0/500