Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

°° TE AYUDARÉ AUNQUE NO QUIERAS°°
— Es todo lo que pudimos encontrar. - dijó ESTEBAN tomando en sus manos una caja con mucha evidencia. — ¡Listo! vámonos. - dijó LINSAY saliendo con su equipó. — ¡LINSAY! tenemos que hablar. - pidió JAYDEN. — Este no es momento ni el lugar. — Pero tenemos que hacerlo. — Lo sé, pero por ahora quiero pensar muy bien en lo que pasará. - argumentó saliendo de la casa del padre de JAYDEN. — Esta bien. - aceptó bajando su mirada al suelo, solo se quedo sentando en el sofa viendo cómo el amor de su vida salía del lugar. [ En la Base ] — ¡Estas bien LINSAY! — Claro que si, porque lo dices. — Has estado todo el camino callada, desde que subimos al avión. — Estoy bien no te preocupes, vamos de una vez a presentar nuestro informe a los superiores. - dijó caminando co rápidez. — ¡Esperá! - gritó ESTEBAN corriendo tras de élla. — Mis Superiores, esta es toda la evidencia que hemos recolectado. - informó LINSAY ingresando a la gran oficina sobre el cuál debía explicar. — Ambas cabezas a cargo de este proyecto muy malicioso, estan presos y serán condenados por todo lo que han hecho. - decía ESTEBAN apoyando a su amiga. La reunión transcurrió, y ambos agentes explicaron su misión detalle a detalle para que vieran el trabajo tan excelente que hicieron, mostraron el arma que sería utilizado LINSAY explicó a detalle todo el arma y terminaron explicando los movimentos que hicieron para acabar con ellos... Los aplausos se hicieron escuchar todos los agentes Superiores, agradecieron y elogiaron las habilidades del duo... — No cabe duda, que ustedes dos son los mejores agentes que esta asociación haiga tenido. - dijó uno de ellos. — Es verdad, por lo tanto esta misión ha terminado y han obtenido el máximo exito. ¡Felicidades! — ¡Felicidades! - dijieron todos. — Gracias Agentes Superiores. - agradecieron ambos mostrando su alegría. Poco a poco todos los agentes comenzaron a salir del auditorio, hasta que solo quedo la Agente Elena, se acerco lentamente a LINSAY para hablarle. — ¡Acabo! para ser tu primera misión lo has hecho muy bien, felicidades agente L. - decía ELENA tocando su hombro. — Gracias mi Superior. — ¡Y yo dónde quedo! - protesto ESTEBAN con desagrado y alegria. — Esta bien, ambos lo han hecho muy bien. - entre risas dijó ELENA. — Sabía que reconocería mi esfuerzo. — LINSAY podemos hablar en privado. - pidió ELENA con cierta incomodidad. — ¡Agente no sea tan directa! me voy tengo que hacer otra cosas. - expresó ESTEBAN corriendo a la puerta para salir despidiéndose con una alegría inmensa. — ¡Se fue! — Quería hablar contigo. — ¿Que ocurre agente? - preguntó LINSAY con preocupación. — Ya les dijé todo a mis hijos. — Encerio, me alegro mucho por usted. — Gracias, pero siento que debería estar con ellos para recuperar todo el tiempo en el que pense que no tenía familia. — ¿Que hara? — Me voy a dar de baja y renunciaré a mi trabajo. — Pero si lo haces ya no puede volver, y usted es una agente muy valiosa para esta empresa. — Lo sé, pero mi familia esta antes. — Si ya tomó su desición no puedo hacer nada. — Pero antes te quería pedir algo. — Dígame. — Cúando me vaya, quiero que vengas conmigo. — ¿Que dice? — Acaso no quieres a mi hijo. — No se trata de eso Agente, pero aún no he pensado en mis sentimientos, ni lo que en verdaderamente siento por JAYDEN, si es amor o odio por haber sido engañada. Tengo que pensar en que hacer con mi vida, si quiero estar con él o estar sola, me entiende. - decía LINSAY con tristeza tomando la mano de su agente, para poder reconfortarla. — Estas confundida, no es hací. — Si, y creo que necesitare tiempo para pensar en mi vida. —Y JAYDEN. — No quiero decirle nada, bien si me espera y si no tambien. Él también tiene derecho a ser felíz pero conmigo no. —¡LINSAY su felicidad eres tú! — No estoy segura, porfavor entiendame. — Esta bien, me dolerá ver a mi hijo muy triste, pero al menos estaré ahí para él. - argumentó con tristeza la madre de JAYDEN. [ 1 semana después ] — ¡Madre! estas aquí - gritó JAYDEN al verla ingresar a su casa, sin pensarlo corrió hacía ella para abrazarla. — ¡Hijo! — ¿Cómo estas? ya no trabajas cómo agente. — Ya no ya me he retirado pars estar contigo y tu hermano. — Me da mucha alegría y un poco de tristeza ya que te gustaba trabajr ahí creo. — No tanto, nada supera el tiempo que voy a pasar con ustedes. — ¡Y LINSAY! ¿en dónde esta? - preguntó mirando por afuera para ver si su amada estaría por llegar. — Élla se quedo, creo que trabajará por un tiempo más. — ¡Qué! élla y yo teniamos que hablar. — No lo se hijo, pero será mejor que le des tiempo para pensar. — ¡Pensar en que!, la amo demasiado para volver a perderla, élla lo es todo en mi vida. - comenzaba a decir entre lagrimas que recorría su rostro, al saber que su más grande amor aún no volvería a él. — Tranquilízate, se que la amas mucho pero trata de entenderla, ha pasado por mucho pensó que tu la habías traicionado, para élla el mundo se le acabo pero enterarse de que no fue hací la confundió, ten paciencia élla vendra a tí cuándo este lista. - decía su madre tratando de calmarlo. — Solo espero que no pase mucho tiempo... [ Meses después ].... Lo mese transcurrieron, y LINSAY seguí en base de su empresa no había vuelto a lado de la persona que amaba y el porqué no lo sabía... — LINSAY seguiras aquí. — A que viene tu pregunta ESTEBAN, hay mucho trabajo que hacer. — Vamos, tu sabes muy bien de lo que estoy hablando. — No lo sé. — Te lo diré entonces, siento que solo inventas excusas para quedarte aquí y no volver con tu familia y él, haces muchos meses que nuestra misión a acabado y desde entonces estas muy nerviosa cómo si no quisieras salir de aquí. — Eso no es verdad, solo que hay mucho trabajo y no puedo irme sabiendo que puedo ayudar. — Sigues engañandote. — ¡Me voy!, yo si tengo cosas que hacer. - gritó enfadada al ver que no hacía cambiar de opinión a ESTEBAN. — ¡No es justo, para él! sabes muy bien que él debe estar esperándote, no seas muy cruel. - dijó ESTEBAN viendo que su compañera no cambiaba de opinión. —¡No puedo! — Solo ve, y recupera tu vida se felíz, yo te quiero ver felíz. Cada mañana que te veo, tienes una mirada perdida triste, algo te aflige, te entristece, y verte hací me pone muy mal, solo quiero verte felíz y se que es junto a JAYDEN con quien serías muy felíz. — ¡Gracias ESTEBAN! pero sera mejor que no me hables de ese tema, o si no perderé un gran amigo y no quiero eso. - dijó LINSAY alejándose de ESTEBAN lentamente. — No te voy a dejar triste, voy a ayudarte a que seas felíz. - se dijó a si mismo viendola alejarse de él. [ Con JAYDEN ].. — ¡Hijo! ¿que haces en la cocina? - preguntó su madre al verlo freir carne.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

Populares

Populares

close 0/500