CORAZÓN DE AVENTURERO

RECUERDOS DE MI MAESTRA (PARTE 2)
TIEMPO PRESENTE La pequeña pistolera acaba de terminar la bala de sus recuerdos. Manari: ¿Lo hice bien? ¿Maestra? Con una sonrisa triste observaba el producto final. Claudio: ¡Haaaaaaa! El samurai dio un tajo con la katana en uno de las patas del lagarto haciéndole gritar de dolor. Luego contraatacó con una embestida. Claudio: ¡Oh oh! Pero Claudio lo esquivo en el último instante con un salto lateral. A continuación, Shinon incrustó la punta de su bastón en un costado de su cuerpo. El monstruo giró su cuerpo mandando a volar a la maga dejando caer su sombrero y dejando clavada su arma. Shinon: ¡Luke! El felino apareció corriendo a gran velocidad atrapando a Shinon, Luke se alejaba con su amiga siendo perseguidos por el monstruo que poco a poco los alcanzaban. Shinon: ¡Manari! Estaba a unos centímetros de atraparlos hasta que algo pequeño le impacto a la altura de su cuello. El lagarto se detuvo para darle una mirada a su agresora de las alturas. Claudio: ¿Funciono? Manari: ... Un rato después crecieron una gran cantidad de grandes y afilados cristales de hielo en el monstruo perforando su cuello y parte de su cabeza, emitía un fuerte grito de dolor para luego caer sin vida al suelo produciendo un temblor. Manari: Guau Unas horas después... LAGAARD: BAR EL PEZ ESPINOSO Claudio: ¡Celebremos por la cacería exitosa de hoy! Shinon: ¡Salud! El grupo se reunió en el bar para celebrar su primera gran hazaña en el laberinto con un banquete. El samurai tomaba su zumo favorito. Claudio: ¡Ah! Mientras que Shinon alimentaba a Luke. Luke: Rrrrrr Shinon: ¡Buen chico! En cambio la pequeña se limitaba comer poco y observar a sus compañeros. Manari: Huh ¿Qué sucede, Claudio? Estás sonriendo Claudio: No es nada. Nuestro gremio mejora rápido, es lo que pensaba El samurai bajo su vaso por un momento. Claudio: Así podríamos poco a poco recorrer el segundo piso Manari: El laberinto... El segundo piso, ya veo... El samurai estaba a punto de preguntarle lo que le sucede cuando se acercó alguien. Cantinero: ¡Hola chicos! ¿¡Cuál de ustedes ordeno esto!? Apareció de la nada con un plato de pollo frito y más bebidas. Luego de dejar los platos en la mesa giró hacia Claudio. Cantinero: ¿Te llevaste el premio mayor hoy, no? Eso quiere decir que ahora me puedes pagar la deuda con el dinero que ganaste Claudio: (El viejo siempre ha sido así) Después el cantinero le pasó a Manari una de sus bebidas burbujeantes con alcohol. Cantinero: ¿Qué te parece, señorita? ¿Uno para ti también? Manari: ¡Huh! ¿¡Para mí!? Pero ella parecía asustada porque nunca bebió algo así en su vida, entonces miro a Claudio esperando su aprobación. Claudio: ¿Bien, hoy es tan bueno como cualquier día, correcto? Shinon: Claudio... Manari: ¿Je je je, en serio? Solo un poco... Después de la celebración, por la noche el grupo se iba del lugar, Claudio cargaba a la embriagada niña en su espalda que estaba medio dormida con una sonrisa extraña sujetada de la cabeza de su compañero. Claudio: ¿Cómo llegamos a esto? Shinon: Todo estaba bien hasta que la obligaste a beber Manari: Je je je, estoy bieeeeeen Claudio: ¡Auch! ¡Suelta mi cabello! Un rato después... Manari: Claudio, escúchame por un minuto... Claudio: ¿Qué sucede? Manari: ¿Qué clase de lugar es tu pueblo? Claudio: ¿Porqué el interés de repente? Manari: Quería ver el pueblo natal de mi maestra, ella nunca me hablo de ese lugar Shinon: (Pensando en eso, nunca supe nada) Claudio: Hmmm... El samurai se puso a pensar por un momento. Claudio: Dónde estoy no hace mucha diferencia Si hay buenos chicos, o malos chicos, si es divertido, o doloroso, es justo, bueno... En verano, se puede ver a los campos de arroz, moverse con la brisa La niña se imaginaba la escena con los ojos cerrados mientras se apoyaba en el hombro de su amigo. Manari: Hmmm, suena agradable Claudio: ... Sí, creo que si Cuando Claudio gira su cabeza para ver a Manari, ella ya estaba dormida con una carita linda y angelical. Claudio: Heh... (sonrojo) Shinon: Deberíamos volver a pensar lo que hablamos acerca del segundo piso Claudio: S - Si, buena idea El grupo recorría el pueblo en la noche mientras que una figura encapuchada les observaba desde las alturas donde se levantaba una luna plateada a su espalda.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
CORAZÓN DE AVENTURERO

Populares

Populares

close 0/500