CORAZÓN DE AVENTURERO

LA PROMESA
Después del abrazo, Shinon se apartó un poco para mirar su rostro. Shinon: ¿Manari, por qué piensas que viniste aquí? ¿Hiciste una promesa, no es así? Manari: ... Shinon: Cuando quieras entrar al laberinto, estaré allí para ayudarte. Manari: Shinon... Después del acogedor momento, Shinon dio una mirada a su alrededor. Shinon: No creo que haya más juniperos blancos por aquí, pero sus raíces... Con la punta afilada de su bastón excavo la tierra haciendo un hoyo. Shinon: De la raíz se puede hacer una medicina más fuerte, pocos saben cómo deshacerse del veneno. Luego la maga excavaba con sus manos. Shinon: Pero, simplemente calentándolo en el fuego, picándolo en trozos, y remojándolo en agua unos minutos La maga se levantó mostrando a su amiga con una sonrisa lo que parecía ser una raíz pequeña. Shinon: Después de drenar su veneno, puede ser usado como medicina Manari cambio su cara de preocupación por una de alegría como si hubiera ocurrido un milagro. Mientras que Manari y Shinon volvían caminando se encontraron con un amigo. Claudio: ¡Hey! Se encontraron con Claudio sentado encima de una piedra junto a Luke. Claudio: Tardaste demasiado, mientras hablaban limpié el lugar de plagas Luke: Roaaaaaaar! Claudio: ¿Así que, tuviste éxito? Manari le mostró un pulgar elevado como respuesta a su pregunta con su mejor sonrisa. Durante el camino de regresó, el samurai se acercó a Manari y le susurro a la oreja. Claudio: Lamento lo de antes Manari: ¿Lo de antes? Claudio: Ya sabes, la bofetada Recordaba ese momento. Manari: N - No te preocupes, necesitaba reaccionar Shinon: ¿De qué están hablando? ¿Mmm...? Claudio y Manari: ¡No es nada! Shinon: Sospechoso Paso el tiempo y llegaron al orfanato, un rato después de que el niño tomo la medicina... Niki: Herma - Hermana... El hermano de Miri estaba despertando. Niki: Tengo... Hambre Tanto Miri como Stella se pusieron muy felices por su recuperación como las personas que entraron al laberinto solo para ayudarle. Un corto tiempo después... LAGAARD: BAR EL PEZ ESPINOSO Claudio: No estoy de acuerdo Manari: ¿¡Que!? ¡Pero dijiste que un mago es necesario! ¡Seriamos un gremio de cuatro! Claudio: ¡Si, pero ella no! ¡Ni este chico! Manari trataba de convencer a Claudio para que Shinon y Luke entraran en su gremio mientras que Shinon tomaba una taza de té con total tranquilidad y Luke comía su trozo de carne. Claudio: ¿¡Este cuenta como más que cuatro personas no es así!? El samurai apuntaba con el dedo a Luke Claudio: ¡Al menos contaría como tres personas! Luke: Grrrrr... El felino dejo de comer su carne para morder la mano que lo apuntaba. Claudio: ¡Gyaaaaah! El dueño del lugar los veía mientras lavaba unas copas. Cantinero: Por dios YGGDRASIL: PRIMER PISO Unos días después de la última misión. En lo profundo del primer piso, unos animales como conejos y pájaros se alejaban de un lugar, alguien miraba de las alturas por sus binoculares lo que parecía ser un monstruo gigante con apariencia de reptil que andaba en dos patas. Manari: Voz baja (Vaya... ¿Esperen, que es eso?) Claudio puso su mano en la katana. Shinon: ¡Espera Claudio! ¡Hay un lagarto gigante por allí! *Susurro* Manari: ¡O podría ser un dragón! *Susurro* Claudio: Tonta, no pienso que podrías llamarlo un dragón, es simplemente un lagarto grande La criatura se alejaba de ellos. Shinon: Pero su tamaño no indica como intimidarlo Claudio: Mi espada no alcanzaría sus órganos vitales Después de observarlo un rato más, estaban listos para atacarlo. Claudio: Bien, este es el plan. Yo, Shinon, y Luke atacarán las piernas El samurai volteo su mirada a Manari. Claudio: Eso evitará que se mueva, permitiéndote dispararle, espera el momento oportuno, luego dispárale en un punto crítico. Usa un tiro gélido para matarlo de un solo golpe Manari: ... Claudio: Confiamos en tus habilidades esta vez Shinon: Contamos contigo Manari Manari parecía estar en la luna mientras miraba su arma. Shinon: ¿Estás bien, Manari? Manari: ¿¡Huh!? Le contesto a Shinon con una sonrisa. Manari: ¡Ja ja ja! ¡No te preocupes Shinon, estoy bien, déjenmelo a mí! ¡Lo haré perfectamente! Shinon: Bien El samurai miraba a Manari con duda. Claudio: ¿Nosotros podemos confiar en ti? Y ella le respondió con un gesto de afirmación. La pistolera se quedó mirando a sus compañeros tomando sus posiciones. Manari: Muy bien Bajo la mirada de forma dudosa. Manari: "Déjenmelo a mí", eso dije, pero... No soy tan buena mezclando las pólvoras... ¡No importa, voy a comenzar!
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
CORAZÓN DE AVENTURERO

Populares

Populares

close 0/500