CORAZÓN DE AVENTURERO

LA PLAGA DEL BOSQUE
Antes de que fuera perseguida, Claudio activó el cascabel produciendo una luz brillante atrayendo la atención de todo el enjambre. Claudio: ¡Funcionó, ahora. ¡Vamos a divertirnos! El samurai corrió hasta los árboles para tener una mejor movilidad saltando de rama en rama. Claudio: Aquí vienen... ¡Haaaaaaaaa! Los escarabajos caían uno por uno como moscas. Claudio: Esta espada corta muy bien, pero hace que me sea difícil moverme... ¡Q - Que! Más escarabajos venían por detrás. Claudio: ¡No puede ser! El golpe de los escarabajos mando a volar el cascabel y a Claudio en distintas direcciones. Claudio: ¡Malditos bichos! Cayó en los arbustos de un acantilado, pero por suerte estaba ileso. Claudio: ¡Gah! De repente apareció frente a él un grupo de Raflesias, unas plantas carnívoras gigantes emitiendo sus gritos de caza. Claudio: El zumbido de sus alas despertaron a unas Raflesias, es más... Hay tres de ellas. Con una sonrisa y su espada en su mano dijo lo que podrían ser sus últimas palabras. Claudio: ¡Cuento contigo, Manari! Mientras tanto, Manari se acercaba al lugar donde crecen los juniperos blancos. Al ver a un escarabajo se escondió detrás de un árbol. El insecto caminaba por los alrededores. Manari: (Vamos, vete de una vez) Cuando se fue, daba unos vistazos por la zona. Un rato después se retiró del lugar. Manari: (Claudio debe estar distrayendo a los bichos. Entonces, podre ir a buscar la flor con seguridad) Al frente se contemplaba varios pilares rocosos, había más que antes. Manari: (¡Lo puedo ver! ¡Al otro lado debe estar el lugar donde crece la flor!) Corrió atravesando la zona. Manari: ¡Aquí! ¿Huh? Pero, paso algo malo. Manari: ¡N - No esta! No había ninguna flor. La niña acaba de llegar al lugar donde crece la flor medicinal, pero no se encontraba ninguna a la vista. Manari: (Donde puede estar la flor) De pronto una idea surgió en su cabeza. Manari: Ah, ahora lo entiendo... El enjambre de escarabajos, debieron devorar todas las flores que había. Con una mirada perdida, Manari se arrodilló en el suelo. Manari: (¿Q - Que hago ahora? La flor...) Agitó su cabeza de un lado a otro rápidamente. Manari: (¡No puedo darme por vencida! ¡Mi maestra me enseñó que siempre tengo que terminar lo que me proponga a hacer!) Así es como Manari empezó a buscar por varios lados el junipero blanco. El tiempo pasaba aumentando la desesperación de la niña por encontrar el ingrediente faltante para salvar la vida del niño. Manari: Solo una flor sería suficiente, tengo que seguir buscando ¿Ahora que va a hacer? Manari: (Mis ojos son muy buenos para ver en la oscuridad. Es una flor blanca, así que debería ser fácil de ver) Buscaba desde los arbustos hasta debajo de las rocas, algunas veces tenía que esconderse cuando escuchaban los zumbidos de aquellos escarabajos extraviados que merodeaban por ahí para evitar llamar la atención. Entre más pasaba el tiempo aumentaba más la desesperación de la pobre niña, sus ojos comenzaron a cansarse con el esfuerzo que les daba para tratar de ver en la oscuridad. En un momento pudo observar algo plantado a unos metros de ella. Manari: Ah... ¿¡Será esta!? La mirada de Manari se perdía en una flor blanca frente a ella. Manari: ¡Gracias a Dios! La chica se inclinó para recoger la flor. Manari: Ahora podemos regresar La flor ya estaba en sus manos, pero... Shinon: Manari Detrás de ella le esperaba su amiga. Manari: ¿Shinon? Ven aquí mira encontré la... Shinon: Manari, esa no es el Junipero blanco Manari: ¿Qué? ¿De qué estás hablando? Shinon: Todavía tienes mucho que aprender. Es muy parecida, pero necesitas tener cuidado La cara de Manari cambio completamente. Shinon: Esa flor es el almizcle yukari. La forma de sus pétalos es distinta, la diferencia más visible son sus puntas color púrpura de sus pétalos, pero es difícil de verlo por la noche. Soltó la flor después de la explicación de su amiga. Manari: ¿Qué debería hacer Shinon? No encontré el junípero blanco... Su rostro se llenó de lágrimas. Manari: Si fracaso el hermano de Miri morirá... La maga se acercó y se inclinó frente a ella para darle un cálido abrazo.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
CORAZÓN DE AVENTURERO

Populares

Populares

close 0/500