Toda Tuya

¿Cuándo vendrá?
La noche aún era joven, después de jugar con Lourie, la niña quedó en su estado de trance, o mejor dicho dormida. Alhelí bajo buscando cenar algo, se sirvió un vaso de jugo y también se preparó un sándwich, mientras comía y tarareaba una melodía, escuchó las voces de los tres hermanos dirigirse a ella pero desde lejos alcanzó a oír un poco... -¿Para cuando crees que venga?- Preguntó Drogo en seco. -No lo sé. Nunca es muy preciso, pero seguro que pronto, y sabes que lo sabrá todo apenas toque el suelo de España...- La suave voz de Nicolae se oía extrañamente preocupada. -Tranquilo hermano, haremos lo mejor que podamos para protegerla...- Apenas se podía escuchar la voz de Peter. Alhelí escucho cierta seriedad en la conversación, entonces como reflejo se escondió en el desayunador, puso contra su pecho el vaso y el sándwich, controlando su respiración, una vez más estuvo a su favor el hecho de que no pudieran escuchar sus pensamientos y así no podrían saber que estaba ahí, sin embargo se le olvidaba que si podían oler su aroma. -Espera...- Drogo empujó la puerta de la cocina y los otros dos entraron. -Preciosa, se que estás aquí... Sal- Con las mejillas ruborizadas y el bocado aún en su boca, asomó su rostro, una vez parada logró tragar el bocado. -Lo.. Lo siento, no era mi intención oír por eso me escondí- Drogo se acercó a ella, se sentó en una de las sillas y la puso sobre su regazo. -Descuida Silene, esto... De todos modos es algo que te compete también a ti...- -¿Así? ¿Porqué? - -Bueno... Recuerdas lo que te expliqué sobre nuestra transformación...?- -Mm... Si- Mordió el sándwich y se acomodó mejor en las piernas de Drogo. -Bien, cuando nos pasa, sea quien sea que nos convierta crea un tipo de conexión con nosotros, en mi caso como es la misma sangre o veneno, debería decir, de mi padre, nací con esta conexión con él, y mis hermanos la tuvieron cuando él los transformó, el efecto de esta conexión es que... Podemos sentir cuando nuestro creador está cerca, aparte de que no podemos ocultarle ninguno de nuestros pensamientos, por mucho que queramos, y de alguna manera tiene dominio de nuestros poderes, hay muchos que han logrado desligarse de este tipo de conexión pero con vampiros comunes, en nuestro caso no podemos. Mi padre, él... es muy fuerte, más que cualquier otro, ya que él es el último vampiro original que queda- -¿Original? ¿Cómo que original?- Drogo la rodeó de la cintura apoyando su pecho contra su espalda. -Es... Mi padre no es un vampiro común, uno de los pocos que existieron y nacieron de dos vampiros...- -¿Dos vampiros? ¿Me estás diciendo que entre ustedes pueden procrear?- Dijo casi ahogándose con el trago de jugo. -Algo así, no se muy bien como, pero así es, por eso mi padre es un vampiro puro- -¡Vaya! Si lo dices así, hasta suena como algo súper genial. Pero por el simple hecho de ser Víctor Bartholly, ya no lo es...- Drogo le pellizcó la pierna. -Ouch...- Ella se había dejado llevar por su enojo, olvidando que hablaba del querido padre de Nicolae. -Lo siento, Nicolae- Dijo mientras se masajeaba la pierna. -No importa. Pero lo importante es que él viene hacia acá...- -¡¿Ahora?!- -No, no. Mm.. Podemos sentir que pronto estará aquí, pero no sabemos con exactitud cuándo, así él nos hace saber que viene a visitarnos para que estemos preparados para recibirle, también si el quiere que no lo sintamos, puede hacerlo- -Mmm... Entiendo. Y... ¿Se sienten preocupados por.. por mi?- Ella agarró una mano de Drogo y lo vio por el rabillo de su ojo. -Un poco, sí. No sabemos qué vaya hacer él, además, si descubre que eres mitad vampiro, no sabemos si será algo bueno o malo, seguramente querrá descubrir quiénes te crearon, a él le gusta cuando algo diferente sucede en nuestra raza y no descansa hasta indagar las cosas a fondo- -Ahh... Por qué no me sorprende...? ¿Desde cuándo empezaron a sentir que venía?- -Hace unas horas...- -Y cuándo lo sienten, ¿Cuánto es lo más que se tarda en llegar desde que les avisa?- -Siempre es diferente. A veces un mes, a veces una semana, o un día. Depende de sus negocios y además, si esta lejos o cerca podemos descifrarlo, si esta lejos no lo sentimos tanto, si esta cerca si podemos sentirlo con más intensidad- -Al menos, tal vez se tarde esta vez- -Como sea, seguramente sabrá de ti cuando su avión entre al aeropuerto, eso si viene en avión, a veces solo aparece en medio del bosque- Nicolae se levantó y apoyó sus manos en el desayunador, frente a ella. -Lo que me hace recordar...- -¿Y dónde se va a quedar Alhelí? - Preguntó Peter a sus espaldas, respondiendo al pensamiento de Nicolae. -Que se quede con Lourie, y tratemos de no ir lejos, así podremos comunicarnos con Lourie y sabremos lo que pasa dentro o fuera de la mansión- Dijo Drogo aferrándose a ella. -Tienes razón- Nicolae asintió. -Esperen, ¿De qué están hablando?- Ella los miró confundida. -Amm... Amor, necesitamos ir a... a cazar. No nos hemos alimentado en bastante tiempo y también debemos prepararnos para, para cuando él venga- -Oh... Pero no se tardaran mucho, ¿Verdad?- Su voz fue apagada. -No te preocupes preciosa, trataremos de ser rápidos, pero tendrá que ser esta noche, no podemos esperar tanto- -¿Esta noche? Mm.. De acuerdo- Puso el vaso de jugo en la barra de desayuno, y rodeó con sus brazos el cuello de Drogo. Él entendió lo que ella quería, así que la cargo en sus brazos y se alejaron, ella se despidió de Nicolae y Peter con la mirada. Fueron hasta el cuarto de Drogo y cerraron con llave la puerta. Ella se bajó de sus brazos y fue hasta la ventana. -Tienes cuidado, por favor- Él se acercó por atrás y la acarició por la cintura, besando su cuello. -No te preocupes, hermosa. Todo estará bien- -Se siente extraño... Tú... yendo a... es...- -Ya. No pienses en eso- Él la silencio con un beso. -¿Crees que vendrá pronto?- -No lo sé. Pero no dejaré que...- -Ahora tú calla- Le devolvió el beso. Mantuvieron sus labios unidos, sus lenguas se entrelazaron, pequeños gemidos salían del interior de ella, Drogo la tomó de sus piernas y la cargó, ella sintió en su entrepierna la erección de él, la comenzó a desvestir pero ella lo detuvo. -Ahora no- Le susurró. -Lourie...- Dijo con la voz cortada. -Esta dormida- Él le mordió el labio provocandola. -Nicolae... Peter...- Ella trataba de controlar su voz. -No pienses en ellos ahora...- La apretó de su trasero y chocó con fuerza su erección en la parte sensible de ella. -Mi.. Mi amor, por favor- Le suplicó Alhelí. -Ahh... Esta bien, tienes razón. Pero te seguiré provocando- Lamió su cuello. La puso en la cama, y él se puso sobre ella. Lo rodeó con sus piernas y se dejó llevar por sus besos, poco a poco disminuyeron el ritmo de sus labios, quedando abrazados.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Toda Tuya

Populares

Populares

close 0/500