Toda Tuya

Prométeme
Lourie se acercó a Alhelí y la agarró de la mano, la llevó hasta el desayunador de la cocina, la sentó y le puso un plato frente a ella. -Pruebalo- Le ordenó. -¿Qué es esto?- -Solo pruébalo- Alhelí tomo un tenedor y comió el suculento platillo. -Mmm... Que rico- Dijo con la boca llena. -Quién preparó esto?- Se dio otro bocado. -¿Quién crees?- La niña se cruzó de brazos. -¿Nicolae?- Bromeó. Peter y Drogo rieron. -¡¿Qué?! ¡Claro que no, te lo hice yo!- Refunfuñó. -Jajajaja, lo sé. Solo estoy jugando. Pero esta delicioso, muchas gracias Lourie- Halo a la niña y la abrazo y le plantó un beso en la mejilla. Era pasada la medianoche, decidieron quedarse en la cabaña, se convencieron de que no había mejor lugar para olvidar las cosas malas del día. Alhelí fue hasta el cuarto principal, que tenía una agradable vista hacia el mar desde lo alto en la terraza, se puso unas prendas cómodas que encontró en el armario y se metió en la cama, Drogo llegó al momento y la rodeó con sus brazos con fuerza, ella recorrió con sus dedos el perfecto rostro de él, le dio pequeños besos llenos de ternura y amor, sin duda había olvidado el mal rato en el instituto, y todo había sido compensado con el momento que tuvo con él pocas horas atrás. Había sido su primera vez, y en toda la noche después de tan magnífico momento, había agradecido poder entregarse a la persona que ahora le había enseñado a amar sin siquiera pedirlo o imaginarlo, para ambos era primera vez amar de la forma en la que lo hacían el uno al otro, y ahora no había nada que se los impidiera... por el momento. -¿Estuvo bien?- Preguntó el con sus ojos cerrados. -¿Qué? - -¿Si, estuvo bien?- -¿Porque me preguntas eso?- -Por qué no quiero lastimarte, o hacer algo que no quieras- -¿Y tú crees que si no hubiera querido me habría dejado? Amor, quiero estar contigo tanto como tú quieres estar conmigo. Sino me equivoco...?- -No, no te equivocas- La besó. -Prométeme, prométeme, que siempre me vas a amar- -¿Qué clase de petición es esa?- -Solo, prométemelo, por favor- -Jeje, está bien. Lo prometo y este... es el sello- Lo beso nuevamente. -Pero también debes prometerme algo...- -Lo que quieras, hermosa- -Que siempre vamos a estar juntos. Que nunca nos vamos a separar- -¿De repente? ¿Porqué? - -Solo, tengo miedo, quizás. Promételo- Le suplicó. -Te lo prometo... Ahora otro sello- Este beso duro mucho más. Por mucho que querían repetir lo que habían hecho en el mar, tuvieron que abstenerse, no era muy prudente que todos los demás los escucharan, menos Lourie. Sin embargo... -Parece que tengo mucho que aprender...- Dijo ella mordiéndose el labio inferior. -¿Aprender? ¿De qué hablas?- -Ah, bueno... Tú ya tienes mucha más experiencia que yo, y no se si estuve bien...- -Jejeje, estás hablando de lo que creo que estás hablando...?- -Mmm... Si- Dijo avergonzada. -Pues para mí, fue lo mejor que me ha pasado. Nisiquiera puedo comparar o recordar alguna otra vez con cualquier otra- -¿En serio?- -En serio. Preciosa... tú, tú... No puedo explicarlo, lo que me has hecho, está noche nunca la podré olvidar, y así como esta espero que hayan muchas más- La beso profundamente. Por debajo de las sábanas acarició su cuerpo, hasta tocar su parte trasera y apretarla contra él, ella no se quedó atrás y bajó una de sus manos hasta su miembro, no sabía ni entendía exactamente lo que hacía, simplemente se dejaba llevar por lo que su cuerpo le pedía. Paso un rato, hasta que se quedó dormida en sus brazos, y él también. La mañana del día siguiente fue muy rápida, tuvieron que regresar rápido a la mansión para prepararse para la Universidad, justo ese día ella tenía que entregar tareas y estudiar para los exámenes que estaban a una semana de llegar, paso tiempo con el profesor Sebastián, aunque esta vez se limitó bastante, lo cual gusto a Drogo, aún mientras comía, estuvo leyendo y repasando sus anotaciones, Cassy, Luna, Sara y Fred la miraban con admiración pero ninguno se atrevía a interrumpirla. En un momento Drogo intentó llamar su atención, comenzó a acariciarle una pierna, pero ella rápidamente le sujetó la mano. -Ahora no- Dijo cortante. -Mm.. Mm..- Hizo crujir su garganta y la agarró con fuerza. -Te haré una pregunta, hermosa. Entre un libro y yo ¿Cuál prefieres más? - Ella sonrió con sarcasmo. -Mmm... Veamos...- Puso su bolígrafo entre sus labios. -¿Lo puedo pensar?- -¡¡Ooohhhh!!- Gritaron todos en la mesa como reacción a su respuesta. -¡¿Qué?! ¡¿Así que lo tienes que pensar?!- -Jajajajaja- Rió a carcajadas junto a los demás. -Y todavía te ríes...- Él no se lo podía creer. Ella trató de tranquilizarse y tomó su rostro entre sus manos. -Lo siento, lo siento. Perdóname ¿Si?- Le dio un beso en los labios que ya habían formado un puchero. -Definitivamente tú, solo tú, no tienes que dudarlo- -Mmm...- Gruñó él. -En serio. Siempre te preferire a ti- No pararon de reír, para Cassy y Luna era una nueva faceta ya que ellas creían conocer a Drogo mejor que nadie. Al final del día regresaron a casa, como siempre Lourie exigió su absoluta atención, y ya que ella había avanzado mucho con las tareas pudo pasar la tarde con la niña. -Lourie, quiero preguntarte algo- Estaban apoyadas en el balcón de la terraza de Lourie. -¿Él qué? - La niña jugueteaba con una mariposa entre sus manos. -Es sobre Drogo...- Dijo tímidamente. -No he querido preguntarle a él porque creo que se ha empeñado mucho en que yo no sepa exactamente cómo era antes de conocerme, pero la verdad tengo mucha curiosidad- -Pense que Cassy y Luna ya te habían hablado de eso...- -Si, pero creo que no me dijeron todo, y a decir verdad lo único que me quedo claro es que era un mujeriego, ¿Cierto?- -¿Y que más podría decirte yo? Esa palabra lo dice todo. La vez que te conocí por eso le dije que te podía echar como lo hice con las otras, antes ya había traído unas cuantas chicas a casa, por eso Nicolae y él se peleaban bastante, y como yo no podía controlarme al menos procuraba corretearlas hasta el pueblo. Jajaja, Si supieras, era muy divertido. Como sea, él era así, "una chica por noche" y casi a todas les tenía el mismo apodo...- -Así...? ¿Cuál? - -"Cosita" Jeje, a todas les decía así, y ellas se morían por él, bueno también por Nicolae y Peter, sus pensamientos me volvían loca, otro motivo por el cual Nicolae se enojaba mucho. Se que sigo siendo una niña, pero con los años he aprendido como funcionan las relaciones así, físicas me refiero...- Alhelí evito mirarla. -Amm... ¿Y tú y Drogo, ya...?- -Sabes que no te voy a responder eso...- Dijo mientras miraba el aire. -Jaja, eso es un sí, entonces..- -Podria ser un no. Pero lo mejor de todo es que nunca lo sabrás- Dijo victoriosa, la niña bufo. -Como sea, entonces es cierto, ha estado con muchas..- -Si, en sus 600 años. Pero no pienses en eso, él ya no parece ni la sombra de lo que antes era, y es por ti, créeme, no hay nadie que conozca mejor a mis hermanos que yo- -No lo dudo- La abrazo y vieron como la mariposa se perdió entre los árboles.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Toda Tuya

Populares

Populares

close 0/500