El secreto de la oscuridad

Lo que es ser un mago negro.
-Muy bien, prepárense todos porque estamos por empezar el reclutamiento para ser un mago oscuro, fórmense en fila por tamaño- Albert formaba parte de un grupo de 10 esclavos, todos niños y jóvenes menores de edad. Albert fue de lo últimos por su tamaño. No paso mucho cuando le dieron una copa con un líquido rojo oscuro en su interior. -Antes de que se lo beban quiero que sepan que más de la mitad de ustedes morirá luego de beberlo. Solo los mejores en magia, físico o espíritu sobrevivirán. El resto no vale la pena como mago negro.- -Entonces esto es una prueba- -No negare que también tengo la intención de ponerlos a prueba pero hay otro motivo. Todos los magos tenemos un centro de mana que por nuestros genes cambia según la magia de nuestros países. El país del hierro tiene magos con un centro muy grande que hace que sea difícil agotarlos pero los vuelve lentos, el reino agua tiene magos cuyo centro de mana es el mejor fluido. Este recorre las manos de la misma manera que recorre los pies teniendo su mana bien equilibrado. Pero la realidad ahora es que nada de eso es importante. La magia negra está en una clasificación totalmente diferente. No solo es verla y practicarla, antes de enseñarles cómo usarla les daremos un mana y un centro de mana óptimo para la magia negra. Este líquido es llamado ´´elixir del diablo.´´ En cuanto lo beban será cuestión de segundos para que haga efecto en ustedes alterando el centro de mana. Si sobreviven serán parte de nuestro país pasando de ser esclavo a ser un soldado, no usaran esas cadenas, no volverán a ser parte de ningún otro país, este será su hogar y cualquier otro lugar fuera de esta frontera es tierra enemiga. Sin más que agregar, pueden beber se copa. ¡Por la hermandad oscura!- Todos tomaron de la copa a la vez. A los pocos segundos de acabar todos estaban tosiendo y retorciéndose de dolor en el estómago. Duraron así un par de minutos hasta que todos se callaron. Dejándolos a todos en el suelo. -Muy bien, quien siga vivo que se levante, es una orden- Dos de los esclavos se levantaron en cuanto escucharon la orden. Albert por otro lado estaba entre la vida y la muerte en el suelo. Sintiendo un ardor que lentamente estaba disminuyendo. -Albert, sé que sigues vivo, contare hasta 10 y si no te levantas para entonces te matare- Albert escucho las órdenes e intento arrastrarse en señal de respuesta -No te dije que te arrastraras entre los cadáveres, te dije que te levantaras, 1- Albert noto la ira en las palabras de Giovanni, puso sus manos en el suelo pero no era capaz de levantarse. Simplemente el dolor era muy fuerte. -2… 3… 4… 5…- Desesperado Albert logro levantar parte de su cuerpo pero aún no estaba de pie. -6… 7… 8…- Con todas las fuerzas que tenía Albert logro levantarse y Giovanni dejo de contar. -Cuando estés en batalla el enemigo no te dará esos 10 segundos- -Felicidades, siguen vivos porque son los tres mejores magos de los 10 que estaban presentes, descansaran esta semana y la siguiente empezara su entrenamiento- -¿Por qué no empezar a partir de mañana?- -Sus cuerpos soportaron la magia negra pero no significa que sean como nosotros aun, toma aproximadamente 5 días que el cuerpo se adapte por completo al cambio de mana- -Ustedes son el equipo D-97, la habitación 64. Vallan a descansar.- Sin dudar los tres nuevos compañeros fueron a la habitación que compartían. Ya ahí había una litera y una cama individual. -Bueno, como yo soy una dama lo ideal es que yo tome la cama individual- -Como quieras, ¿y tú suertudo?- -Para empezar me llamo Albert, segundo, yo pido la litera de arriba- -Está bien, al menos abajo podre verla a ella.- -Como quieras- -Esa es mi frase- -“Como quieras” no es una frase, y aunque lo fuera, no te pertenece por lo que puedo usarla cuando quiera- -Como quieras- -Por cierto, ¿cómo se llaman?- -Me llamo Margarita, soy de los templos aire- -Y yo soy Alexis, del país del rayo- -Y yo Albert, del país del fuego- -Qué raro, se supone que somos enemigos y mírenos aquí, ahora somos lo más cercano que tendremos a una familia- -Se podría decir, pero ahora tendremos que pelear contra los que eran nuestros aliados y proteger a los que eran nuestros enemigos- -Si mi padre me viera ahora estaría muy decepcionado, debe creer que estoy muerto- -A la mierda la familia, los antiguos amigos y nuestra antigua nación, ahora somos soldados de la hermandad oscura, hicimos un trato con el diablo, olvida todo lo demás- -Habla por ti, yo pienso aprender todos sus trucos, sus estrategias y puntos débiles, cuando no se lo esperen escapare de aquí no solo libre sino también con información que podría cambiar la guerra, ¿están con migo o contra mí?- -Eres muy valiente o muy tonta para decirnos que piensas traicionar cuando somos desconocidos para ti, podríamos salir a decirle al capitán Giovanni para que te mate- -¿De verdad dirás que tú no lo has pensado también?- -Claro, si no pensara escapar ya te habría acusado y sigo aquí- -Yo también ayudare- -Niño, hace una hora estuviste entre la vida y la muerte, si te esfuerzas puede que te dejemos huir con nosotros pero no nos tomes como alguien que está a tu nivel- -Tenemos el mismo rango en los soldados de la nación, así que aunque te duela, sí, estoy a tu nivel- -Ese carácter tan impulsivo del país del fuego, es justo esa actitud lo que no los ha dejado seguir avanzando en la guerra, se ofenden con facilidad y atacan sin pensar- -Solo espera un par de años y veras como te dejo atrás-
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
El secreto de la oscuridad

Populares

Populares

close 0/500