Toda Tuya

Cicatriz
Regresaron a la mansión después de pasar la tarde juntos. Alhelí ya se estaba adaptando a su rutina, solo terminó lo poco que le faltaba de sus deberes de la Universidad, después insistió en prepararse ella misma la comida y ceno. Pasó tiempo con Lourie, la niña no se le despegaba exceptuando cuando Drogo se lo ordenaba. Pasadas las 10:00 de la noche, aún estaba en la habitación de Lourie, empezó a sentir el cansancio en su cuerpo y se quedó dormida junto a la niña. Los hermanos supieron cuando las dos estaban ya durmiendo, y Drogo pudo libremente decir su descubrimiento acerca de Alhelí. -¿Entonces que es lo que querías decirnos?- -Sobre eso... Solo mírenlo y después me dicen que piensan- Mostró en su mente el momento en que vio la cicatriz en la pierna de Alhelí, solo fue la viva imagen la que enseñó a sus hermanos, de ninguna manera permitiría que vieran todo lo que él miró. -¿Cómo puede tener cicatrices si es como nosotros?- -Eso es lo que yo no entiendo, Nicolae. Me dijo que desde que llegó al orfanato ya las tenía- -Es extraño, pero apenas si se le miran, es más como una marca- Los tres estaban consternados. Si ella era como ellos no debería tener cicatrices, ese es parte del efecto de sanar instantáneamente, por eso los vampiros no poseían ningún tipo de imperfección física, y aunque ella era mitad humana no la exceptuaba esa situación, ejemplo de ello era Nicolae. -Bueno ella no sabe nada. Y por ahorita no quiero llenarla de más cosas, ya suficiente con todo lo que sabe- -Esta bien hermano, no te preocupes. Yo tampoco quiero seguirla entristeciendo... Pero...- Nicolae miró fijamente a Drogo. -¿Cómo pudiste verla?- Peter rió a carcajadas. -¿Y tú como crees Nicolae? Jajaja- -Drogo...? ¿De verdad?- -¿Qué? Claro que no. No es lo que piensas...- -Mira hermano, sabes muy bien que he aceptado esta situación por que no me queda de otra. Pero no quiero que la lastimes o te aproveches de ella...- -Nicolae, no hemos hecho nada... Bueno no hasta ahora- Susurró. -Drogo....- -Jeje, en serio, no ha pasado nada. Pero tampoco te diré cómo se lo de su pierna, pregúntale a ella, si ella quiere te lo dirá, pero yo no lo haré- -Ash... Par de críos. Como sea, debes cuidarla, y no hagas nada que ella no quiera- -¡Oh! Hermano, te aseguro que no he hecho nada que ella no quiera- Dijo pretencioso. Pasaron las horas, y al día siguiente, Alhelí despertó en la cama de Lourie, la niña estaba aferrada a ella, le acarició los hermosos rizos y suavemente la apartó un poco, ella se levantó y fue a su propia habitación. Drogo la esperaba ahí, estaba recostado en la cama. -¿Ya despertaste? - Ella se burló. -Si hubiera dormido contigo si hubiera despertado, pero no, me dejaste aquí solo- Hizo pucheros. -Jeje, lo siento. Pero ya estoy aquí- Corrió hasta la cama y se puso sobre él. Le dio un tierno beso en la frente, en la nariz y por último en la boca. -¿Me perdonas? - Él la sujetó de las caderas. -Perdonada- La besó con intensidad. Ella se separó un poco. -Amm.. Drogo, sobre ayer... Ustedes, pueden ver todo lo que hay en sus mentes ¿Cierto?- Él asintió. -Bueno, Lourie me dijo que.. hay algunas cosas que no pueden ocultar o al menos eso le entendí, ¿Es verdad?- -Jeje, creo que ya se por donde va esto... Escucha amor, si, nosotros podemos ver todos nuestros pensamientos pero si así lo queremos, a veces quizás por algún descuido no cubrimos algunas cosas, pero.. si yo no quiero que sepan nada de lo que ando pensando entonces solo no se los muestro, así de fácil. Y no, ellos no te vieron como yo te vi ayer, nunca lo permitiría, no solo con ellos, con nadie. Soy el único que puede verte así, ¿Está claro?- -Jeje, Claro- Él bajó sus manos hasta su espalda baja, le acarició sus curvas y con fuerza la apretó contra su cuerpo. Y así pasó un mes ocupado para Alhelí, la Universidad sin duda le estaba gustando y no había otra cosa en la que pudiera pensar, y gracias a su dedicación Lourie e incluso Drogo fueron contagiados de su entusiasmo. Nicolae la cuidaba como a su hermana, ahora consentía a ambas, (Lourie y Alhelí) Peter había encontrado también una buena amiga y hermana, cuando Drogo no estaba era él quien la cuidaba, y aunque siempre se mostraba reservado con otras personas, con ella se desenvolvía a la perfección. A pesar de su dedicación a los estudios, no dejaba de complacer a Cassy, Luna y Fred con su presencia, en ocasiones salía con ellos, claro, Drogo siempre iba. Y entre otros acontecimientos, el profesor Sebastián se había acercado aún más a ella, siempre procuraba limitar sus pláticas cuando Drogo estaba presente, pero ella disfrutaba pasar el tiempo con su maestro favorito, nunca tuvo la confianza de llamarle por su nombre pero aún así lo dejó acercarse a ella. Por otro lado, la relación de Fred con Sara iba creciendo, la joven se había unido ya al grupo, y aunque casi no hablaba con los Bartholly, se llevaba muy bien con las chicas, y con Alhelí aún más. Con el tiempo, Alhelí descubrió el por que ni Peter ni Drogo podían relacionarse con Sara, algo que Drogo le tuvo que revelar no solo de ella sino también de su querido profesor. -Amor, aléjate de él. ¿Porqué es tan difícil? - -Es solo mi maestro... ¿Qué tiene de malo? Simplemente hablamos y a veces me ayuda con cosas que no entiendo. No comprendo tus celos- -Esto va más allá de los celos. Él... Puede ser peligroso- Dijo lo último en un murmullo. -¿Peligroso? ¿De qué estás hablando?- -Ah. Amor, no solo los vampiros existimos en este mundo...- -Hay no. ¿Es otro secreto, verdad?- -Si. ¿Quieres saberlo? - -Ahh, Si. Mejor ahora...- -Sebastian es un... Lobo- -¿Lobo? ¿Hombre lobo?- Estaba sorprendida. -Si, algo así. Se transforma en lobo, él es el alfa de su manada y como sabrás son los enemigos naturales de los vampiros- -Si, es verdad. Ahora entiendo por que no lo puedes ni ver. Pero... No es peligroso, ya me hubiera hecho algo ¿o no?- -Tal vez, pero... Es que no sabes la clase de pensamientos que tiene cuando lo veo contigo, nisiquiera es necesario verlo, casi todo el tiempo piensa... en ti- Agachó la cara evitando la mirada de ella. Estaba molesto. -Ademas, no es él único diferente. También está Sara- -¿Sara? ¿Qué pasa con ella?- -Ella es hija de... una bruja. Por lo tanto ella es una bruja- -¿Qué? ¿Bruja? ¡Oh no! Todo esto parece mentira. Cuando al fin estoy aceptando lo que soy, pasa esto- -Lo que menos quiero es que todo esto te afecte, pero es necesario que lo sepas- -Drogo.. Yo... Entiendo tú preocupación. Pero debes confiar en mi. Se que el profesor no es malo, y quizá él piense que ya se sobre él y eso intenta averiguar- -Créeme que no es así - -De cualquier forma, no me ha hecho ningún daño. Y en cuanto a Sara...- -Ella no es problema, nosotros no le hablamos simplemente por qué no es común que entre razas nos juntemos y ella es consciente de su origen así que por eso se aleja de nosotros. Ella es muy diferente a muchos de su especie que nos odian con el Alma- -Me alegra oír eso, ojalá Fred la cuide- -Si, de verdad se gustan. Pero puede que por parte de ella hayan algunos inconvenientes- -¿Por qué lo dices?- -Solo lo... presiento. Eso no importa, lo que importa es que no soporto verte con ese perro...- -Pero si nisiquiera me has visto...- -Tal vez no en persona, pero si en las mentes de todos los que te ven sonreír junto a él- Drogo se tensó, sus palmas se volvieron dos grandes puños, sabía que no iba a poder controlarse, así que mejor se fue.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Toda Tuya

Populares

Populares

close 0/500