Cásate conmigo Mary

capítulo 1
Mary es una recién graduada que está buscando empleo, la cual es muy pobre, pero a trabajado duro y ha terminado la universidad, su madre está enferma por lo cual no puede trabajar y el tratamiento es muy caro, además que necesita pagar el apartamento y son dos desempleadas por lo cual Mary busca desesperadamente un empleo, el problema es que todas las empresas se niegan a darle trabajo sin experiencia, la cual no tiene. Y ahora iría a su última esperanza Korner Industries, una corporación que lleva mucho tiempo en el negocio de la comercialización, era un legado familiar y ahora cambiaban a un dueño más joven, el hijo del dueño de la compañía el cual había sido el sub-gerente, fue nombrado presidente. Entro a la empresa y se dirige a la recepcionista, la cual le indica la dirección de recursos humanos, donde deja su currículum y le dicen que regrese en dos semanas. - Ojalá me den el empleo, necesito el dinero.- susurra al salir mirando hacia el cielo.  Al llegar a casa va hacia la habitación de su madre y la encuentra acostada, últimamente es lo único que puede hacer estar acostada, lo cual tenía a Mary muy preocupada. - ¡Mamá ya llegué!- la saluda animadamente, solía hacer eso, fingir que no pasaba nada y que todo estaba bien cuando estaba con su madre. - ¿Cómo te fue en la entrevista?- dice con una sonrisa forzada. - La entrevista no era hoy mamá es entre dos semanas, hoy solo he ido a llevar el currículum. - Espero que te den el empleo. El casero vino otra vez, le di lo que quedaba en la caja chica, pero no tenemos para el próximo mes, ni para la comida. Si tan solo pudiera trabajar todo sería distinto.- dice con tristeza, y eso hace que Mary tomé su rostro entre sus manos. - Mamá, todo estará bien, pagaremos las cuentas no te preocupes. Tú siempre has cuidado de mí ahora me toca a mí cuidar de ti. — susurra con dulzura.  “Ahora vamos a preparar algo para que comas “Deja un beso en su mejilla se levanta y se va a la cocina ... Llega la semana de la entrevista y ella se encuentra otra vez frente a aquella empresa, está vez vestida con su ropa más formal. Llega a la sala de espera donde hay todo tipo de personas con atuendos caros y muy bien arreglados esperando lo cual la intimida un poco, pero no piensa rendirse únicamente por eso así que se sienta, ella tenía tanto derecho como ellos de estar ahí. Una de las chicas ya entrevistadas sale con una gran sonrisa (una chica rubia y de 1 metro 70 aproximadamente) y se reúne con su compañera (una chica de un metro 72 india y de pelo lacio y negro) - ¿Qué pasa, te contrataron?- pregunta la amiga al verla salir sonriente. - No, dijeron que necesitaba experiencia.- dijo aún sonriendo.  Muy al pesar de Mary y de muchos que se quejaron por no tener experiencia al escucharla, muchos hasta se fueron, pero ella no se iría, no hasta intentarlo todo. - ¿Entonces? ¿Por qué la sonrisa?- pregunta intrigada la amiga. - Es que quién está haciendo la entrevista es el nuevo gerente general y esta ¡¡buenísimo!!. Casi le saltó encima.- dice emocionada.  En ese momento ella deja de escuchar, no puede creer que eso sea verdad esa información solo incrementa sus nervios, ¿Cómo podía ser que el nuevo gerente hiciera las entrevistas? Entonces la llaman sacándole de sus pensamientos. - Señorita Parsons puede pasar — dice la secretaría con una sonrisa. Se levanta y se dirige hacia la puerta, toca y cuando escucha la respuesta pasa. Al hacerlo se encuentra de pie frente a tres personas: Una señora mayor y muy seria que la miraba de arriba a abajo, cabello era canoso y rizado y su piel pálida. Un hombre que asumió era el gerente general y efectivamente muy, pero muy guapo; era un hombre como de su edad, más aparentaba más edad por como se vestía. Estaba concentrado leyendo el currículum de ella. Y por último una mujer muy guapa y joven, del cabello corto y lacio de color castaño, excelente figura y ojos café oscuro, que le dedicaba una sonrisa. - Puedes sentarte - dice la mujer con una sonrisa. - Puede empezar por presentarse y decirnos por qué quiere trabajar aquí. - dice la señora expectante una vez que se sienta. - Buenos días, soy Mary Parsons y tengo 22 años de edad, me acabo de graduar en el área de finanzas, pero también he tenido varios empleos y... - es interrumpida por el gerente. - Aquí dice que no tiene experiencia en el campo de finanzas.- dice serio y ella traga en seco. - Pero tengo experiencia como secretaria...- es interrumpida nuevamente - Pero no vino a solicitar un trabajo como secretaria ¿no es así?- dice y al ver su silencio continúa- se puede retirar. - Pero puedo trabajar en cualquier cosa, señor, he tenido muchos empleos y... - la vuelve a interrumpir. - Dígame señorita Parsons ¿Qué hace a una chica graduada humillarse de esa forma?- dice él con actitud altanera.  Eso le hace hervir la sangre a Mary, pero se recuerda que esa es su última oportunidad y trata de tranquilizarse. - Si ve mi currículum, puede ver que fui la mejor de mi clase, hasta me dieron una carta de referencia de la universidad y... - dice empuñando sus manos fuertemente para despejar la ira e impotencia que sentía en ese momento. Más nuevamente es interrumpida. - Dije que no, debe saber con todos sus estudios lo que eso significa o ¿necesita que llame a los guardias para que se lo expliquen?- Mary solo lo miro con odio, deseando partirle la cara. Se levanta y camina hacia la puerta, cuando ya tiene la mano en la perilla se detiene y se gira. - Bien me iré, pero le aseguro que se arrepentirá por no contratarme, solamente le pedí una oportunidad, pero una persona como usted que tuvo todo desde que nació ¿Qué va a saber de eso? Si su mayor preocupación es mandar sobre todo el mundo. Sepa una cosa la arrogancia se paga y usted la pagará caro — dice más él ni se inmuta. — ¿Terminó? Pues váyase ya, tenemos muchas personas por entrevistar — dice mientras rompe en dos su currículum y lo echa en la basura. Ella se da la vuelta y sale todavía más enojada. No sabía cómo, pero algún día se vengaría de ese demonio encarnado. Sale de esa oficina y se va al bar donde trabaja su mejor amiga, Tatiana. - Dame un trago - es lo primero que dice al llegar a la barra. Su amiga la mira con una ceja alzada. - Hola para ti también - dice irónica. - Lo siento Tati, es que no estoy de muy buen humor.- dice recostado su cabeza en la barra. - Se nota. ¿Hace cuando no bebes? — dice con preocupación — cuéntame lo que pasó.  Levanta la cabeza y ve la mirada preocupada de su amiga. - Fui a la entrevista de trabajo hoy, y el estúpido del gerente me echo prácticamente, se burló de mí. Ojalá se lo lleve un tren al muy... Arg!! Ni siquiera puedo pensar un insulto coherente. - dice molesta. Tatiana se ríe y le pasa un trago. - Deja que se quede con su empresa. Ese es el primer trago y el último, Porque hoy mismo empiezas a trabajar. Tengo un amigo que me había dicho que le buscará a una persona, claro no es como trabajar en Korner Industries y la paga no es tan buena como allá, pero te saca de apuros y puedo hablar con mi jefe para que te deje trabajar aquí por las noches. - Gracias, eres una excelente amiga, pero mamá no puede estar sola en las noches. - Puedes contratar a alguien que te ayude, recuerda que esto lo haces por ella. - Creo que tienes razón — dice pensando. - Pero espabílate comienzas hoy mismo llamaré a mi amigo para decirle que ya le encontré a alguien- dice tomando su teléfono.  Le sonríe, no podía esperar otra cosa de Tatiana su lema era: "no hay nada que no tenga solución” Cuando vuelve le entrega la dirección, Mary se despide y se va. Al llegar al lugar, se encuentra con un chico pelirrojo con el cabello rizado y alto, de piel mestiza que asume es el amigo de Tatiana. - Tú debes ser el amigo de Tatiana — pregunta cuando se acerca. Él Sonríe. - Matthew, y tú debes ser Mary. — Entiende su mano aún con una sonrisa, y ella estrecha su mano. Luego la lleva donde su jefe, el cual le hace una prueba y termina contratando a Mary, entonces Matthew le muestra lo que va a hacer. Cuando termina de presentarle todo, lo que va a hacer y decir como funciona le entrega un paquete en mensajería, le muestra su medio de transporte. - Espero que sepas conducirla - Matthew le señala la moto y le entrega el casco. - Yo sé hacer de todo- dice con una sonrisa y él se la devuelve. - Bueno saberlo. Y con eso se marcha y después de unos minutos llega a la dirección que Matthew le entregó. Entra al sitio, el cual es un hotel y se dirige a la recepcionista. - Disculpe ¿la habitación 303? - ¡Oh! Usted debe ser la mensajera, el señor dejo dicho que llevará el paquete al lobby — le señala la dirección. - Ok, gracias. Camina hasta allá y busca entre las personas, había muchas, más ella se detiene en una mesa cuando se encuentra con su peor pesadilla, no podía estarle pasado a ella.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Cásate conmigo Mary

Populares

Populares

close 0/500