Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Tiempo para descansar
La cara de Zhao Xing en ese momento era oscura y difícil de descifrar. El salón principal de la familia Zhao se percibía con poca iluminación. Dos personas se encontraban sentadas en torno a una mesa. Una de estas era Zhao Xing, líder de la familia Zhao. El otro era Li Chen, representante de la secta Domadores de Bestias. Ambos hombres bebieron varias tazas de té durante un moderado tiempo en el que esperaron recibir información sobre aquellos que fueron enviados a atrapar tanto a Ye Tianming como al ave penumbra veloz. No habían recibido ningún informe hasta el momento. Zhao Xing estaba inquieto, observando constantemente la entrada. Li Chen también empezaba a impacientarse. Su rostro denotaba un ceño fruncido. Empezó a acariciar al gato de tres colas que yacía entre sus brazos con mayor intensidad, demostrando que perdía la calma. "Señor Li, ya ha pasado un buen rato y no tenemos noticias de nadie. ¿Es posible que algo haya ocurrido? ¿Podría ser que la familia Ye esté realizando un movimiento en secreto?" Zhao Xing finalmente no pudo contenerse más y le preguntó a Li Chen. "¿Por qué te asustas? Es probable que ya vengan de regreso. Eres el jefe una familia y no sabes mantener la calma…", respondió Li Chen despectivamente. Sin embargo, se podía intuir que sus palabras no expresaban la serenidad que quería demostrar. La cara de Zhao Xing se enrojeció, pero no se atrevió a replicar. De pronto se escucharon los pasos de alguien aproximándose por el pasillo de la entrada. El semblante de Zhao Xing se iluminó, pero luego cambió a una expresión de decepción al ver que por la puerta entraba uno de sus informantes. La inseguridad se acumuló en el corazón de Zhao Xing y preguntó rápidamente: "¿Qué descubriste? ¿El mayordomo y los otros vienen en camino?" "Señor, se hallaron rastros de una batalla en una colina a las afueras de la ciudad, pero no había señales del mayordomo Zhao, ni de los miembros de la secta Domadores de Bestias. En cuanto a los otros que fueron enviados a espiar… Perdimos contacto con ellos de un momento para otro. No sabemos qué ocurrió". El informante se retiró y Zhao Xing se sentó con pesadumbre en una silla. El mayordomo estaba desaparecido junto a los otros informantes... Algo le decía a Zhao Xing que se habían topado con un gran problema. "Nos informaron que dos jóvenes cultivadores eran los únicos que estaban con Ye Tianming. Zhao Chuan fue a capturarlo mucho antes que la familia Ye pudiera actuar. Entonces, ¿qué ha pasado?" Entre más pensaba Zhao Xing sobre ello, más se irritaba. Quiso preguntarle a Li Chen que pensaba al respecto. Sin embargo, el rostro del representante de la secta Domadores de Bestias cambió ligeramente cuando un pequeño roedor negro se coló por la puerta y corrió directamente hasta una de sus manos. El ratón negro chirrió un par de veces a Li Chen y acto seguido se quedó tendido sobre la palma de su mano. El rostro de Li Cheng se torció con una mueca y tembló ligeramente. El ratón negro era una bestia de Alma que envió para espiar a Wu Sen y el resto. Aunque no sabía los detalles exactos, entendió con claridad que sus hombres estaban muertos. "Líder Zhao, creo que tendremos que hacer ciertos cambios en nuestros planes…" En la residencia de la familia Ye, dentro de una lujosa habitación del patio del norte… Bai Yunfei se sentó en la parte central de la blanda cama, con el ceño fruncido, mirando un puñado de anillos. Todos estos eran los anillos especiales que portaban los miembros de la secta Domadores de Bestias. Jing Mingfeng tomó los de Fang Hao y Tai Ping, diciendo que eran sus trofeos, pero como solo servían para contener bestias de Alma, al final se los dio a Bai Yunfei para que los guardara. "Si el hermano Hong Yin estuviera aquí, se los habría dado. Todos estos son anillos interdimensionales con la propiedad especial de resguardar bestias de Alma, por lo que no pueden ser almacenados dentro de otros anillos interdimensionales… Me gustaría que existiera algún objeto que permitiera guardarlos. Llevarlos expuestos podría ser un poco peligroso…" Bai Yunfei guardó el puñado de anillos en una bolsita y prosiguió a verificar el resto de su botín. Examinó cuidadosamente otro pequeño grupo de anillos interdimensionales normales; el Espejo Protector del Corazón, que se notaba con una pequeña perforación producto de su Espina de Hielo; una hoja corta con el filo curvo; y varios objetos de Alma incompletos junto a unas pocas monedas. "Que lastima que el escudo dorado terminara explotando…" Luego revisar todas las herramientas y guardarlas, Bai Yunfei no se dispuso a cultivar ni a fortalecer nada. Simplemente se acostó para descansar. "Aunque no haya quedado evidencia de los hechos, es claro que si descubren que he asesinado a varios de sus miembros, la secta Domadores de Bestias querrá cobrar venganza. Lo mejor será no seguir llamando la atención…" Bai Yunfei pensó detenidamente sobre la secta Domadores de Bestias. Se trataba de una de las diez sectas más poderosas del mundo. Si los desafiaba directamente o ganaba su enemistad, era probable que se terminara encontrando con algún Ancestro de Alma. Y recordando al Superior de Alma que se presentó en la secta Sauce Verde tiempo atrás, no desestimaba la posibilidad de toparse con otro. Si se daban esos eventos, Bai Yunfei no estaba seguro de poder mantenerse con vida. En cuanto a la familia Zhao, Yunfei no tenía casi información de esta. Su intención era quedarse unos tres o cuatro días en la ciudad de Gaoyi. El que se enfrentara a los Zhao o se marchara, era decisión suya. "Bueno, pronto tendré que ir a visitar a la familia Liu". "No sé cómo estarán la señorita Tang y la tía Zhao, pero si solo había cuatro miembros de la secta Domadores de Bestias en las cercanías, creo que todo es más seguro ahora". A la mañana siguiente, cuando Yunfei salió de su habitación, vio que Jing Mingfeng y Tianming se hallaban en un patio cercano. Mingfeng estudiaba con cuidado una daga con el filo dentado, un objeto que robó de Tai Ping después de derrotarlo. "Hermano Bai Yunfei, justo estaba por ir a buscarte. ¿Dormiste bien? Si no estás satisfecho con algo, solo dilo. Ordenaré a los sirvientes que te atiendan de la mejor manera", dijo Tianming con una sonrisa. "Tranquilo, estoy bien". Bai Yunfei asintió y se dirigió a Jing Mingfeng. "Es mejor que no andes exponiendo eso por ahí. ¿Quieres que la secta Domadores de Bestias se dé cuenta de donde lo sacaste?" "Je, je. No te preocupes". Jing Mingfeng rio y guardó la daga en su anillo interdimensional bajo la envidiosa mirada de Tianming. Luego de lavarse y desayunar, Bai Yunfei fue de nuevo a mostrarle sus respetos a Ye Ting. Conversaron un rato y posteriormente pidió a Tianming lo llevara a él y a Jing Mingfeng a ver los alrededores de la ciudad. Anduvieron por las calles colmadas de gente y bullicio. Tianming los condujo por diversos sitios, explicándoles los puntos más interesantes de la ciudad de Gaoyi con una actitud arrogante que no conocían en él hasta ahora. "Vaya, Tianming, conoces los sitios más divertidos de la ciudad de Gaoyi. ¡Realmente eres alguien importante!", dijo Jing Mingfeng en tono burlón. Pero Tianming se tomó la broma como un cumplido. Hizo un gesto elegante, se echó el cabello para atrás y habló con aires de grandeza. "No por nada me llaman el Príncipe de los Juegos de Gaoyi". "¿El príncipe de los qué?", preguntó Mingfeng con extrañeza. "¡Exactamente lo que dije, Príncipe de los Juegos!" Tianming hizo una ligera pausa. "No digo que sea parte de una familia real. Ese es mi apodo como uno de los Cuatro Príncipes de Gaoyi". "¿Los Cuatro Príncipes de Gaoyi"? ¿Qué es eso? ¿Una banda de teatro o algo parecido?" "Somos cuatro jóvenes maestros: tres de las grandes familias, Liu, Ye y Zhao, y el hijo del señor de la ciudad. Cada uno tenemos nuestras propias características y a base de eso nos dieron un apodo, parecido a como hicieron con los Cuatro Señores de la capital, a los que se les conoce también como los Cuatro Reyes". "Espera un momento, ¿cómo es que pasamos a hablar de señores, príncipes y reyes?" Al escuchar la palabra ‘capital’, Bai Yunfei se interesó en el tema. "Tianming, esos Cuatro Señores de la capital… ¿Puedes explicarnos más sobre ellos?"
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500