Especialista en Fortalecimiento de Objetos

"¡Detente!"
Tang Xinyun se mordió el labio inferior. Con una mirada firme, blandió su espada horizontalmente, asestándola contra la serpiente colorida que había saltado a ella desde su derecha. El impacto sólo produjo un chispazo. Tang Xinyun miró a la tía Zhao, notando que, sin importar qué hiciese ella, no podía liberarse del cerrojo que le hacían. Además, los alaridos desesperados de Xiao Bai llegaban a sus oídos. La desesperación quiso invadir el corazón de Xinyun, pero inmediatamente se armó de valor y determinación, y continuó blandiendo la espada para defenderse de sus oponentes, a la vez que hacía un gran esfuerzo para acercarse a la tía Zhao. Ambas salieron antes que Bai Yunfei de la ciudad de Guyi y, a mitad de camino, aceleraron sus pasos; logrando llegar a la ciudad de Gaoyi esa misma mañana. Inesperadamente, poco tiempo después de entrar a la ciudad, fueron emboscadas, y de no haber sido porque Xiao Bai se encontraba en alerta, ellas ya habrían caído en las manos del enemigo desde un principio. Cuando el enemigo se mostró, ambas se percataron que se trataba de miembros de la secta Domadores de Bestias y comprendieron que venían a cazar a Xiao Bai. Luego de un breve enfrentamiento, la tía Zhao y Tang Xinyun escaparon de la ciudad de Gaoyi y el enemigo corrió tras ellas. Un quejido proveniente de la tía Zhao sorprendió a Tang Xinyun, que giró a verla, sorprendida. Aprovechando que la tía Zhao estaba concentrada en evitar los ataques del suelo, el simio negro espiritual chilló con fuerza y la energía de Tierra a su alrededor se elevó alrededor de su brazo derecho, incrementando su tamaño considerablemente. Sus garras concentraron una intensa luz naranja a su alrededor. El simio dio un salto con sus poderosas piernas, y asestó sus garras en la cintura de la tía Zhao. "¡Tía Zhao!" Tang Xinyun gritó, sorprendida, y luchó desesperadamente para lograr que el murciélago retroceda. Cuando giró en dirección de la tía Zhao, un torbellino se acercó a sus espaldas. Aunque no era muy poderoso, logró elevarla unos cuantos metros en el aire, arrojándola posteriormente al suelo. La tía Zhao, en cambio, debido al ataque recibido en el lado izquierdo de su cintura, su cuerpo se tambaleó unos pasos hacia su derecha. Escupió un bocanada de sangre y empezó a desangrarse por los cuatro cortes que la bestia le infligió. Luego de esto, la tía Zhao perdió la paciencia. Su fuerza de Alma se disparó repentinamente y liberó un intenso resplandor anaranjado. Levantó su larga espada y, luego de un suspiro, giró su punta y la clavó en el suelo; haciendo que este se hunda. Era la misma técnica de Alma que había utilizado en su enfrentamiento contra Bai Yunfei, sólo que varias veces más potente. El suelo en un rango de diez metros a su alrededor empezó a elevarse, a la vez que múltiples luces resplandecientes de color anaranjado, en forma de espadas, brotaban de este. El simio negro espiritual, inicialmente, intentó perseguirla, pero fue alcanzado por una de estas luces. La sangre y la carne empezó a salir del lugar de la herida, y los huesos de la zona afectada se quebraron. El rostro del hombre de la secta Domadora de Bestias cambió y, con una señal de su Alma, el simio negro elevó un chillido y se retiró; esquivando las espadas resplandecientes que había en el camino. En tan solo un momento, casi un centenar de espadas resplandecientes aparecieron alrededor de la tía Zhao. En ese momento, el suelo a su derecha empezó a vibrar, y se escuchó un débil chirrido. Los ojos de la tía Zhao se iluminaron al escucharlo, y alzó la espada larga. Siguiendo sus movimientos, todas las espadas resplandecientes que había invocado empezaron a unirse en una gran espada, rebosante de energía naranja. Tan pronto como la gran espada luminosa tomó forma, la tía Zhao apuntó hacia su derecha, y cuando la punta de ésta impactó en el lugar del que provenía ese sonido, se escuchó un nuevo chillido. La espada, ya sobre la cabeza del simio, se hundió profundamente en la misma. ~¡Chii!~ Se escuchó un único grito, antes que un fuerte temblor agitase la tierra. Luego, el silencio invadió el escenario de batalla, mientras la gran espada luminosa se convertía en pequeñas partículas de luz, que se dispersaban lentamente. Luego, la tía Zhao cayó de rodillas al suelo, dejando su espada a un lado, mientras se esforzaba por respirar. Al mismo tiempo, el rostro del hombre de mediana edad se enrojeció, y no pudo evitar derramar una bocanada de sangre. Incrédulo, se quedó observando el escenario. La tía Zhao, aún herida de gravedad, acabó con la vida de la otra bestia de Alma en unos diez segundos, con un movimiento desesperado. Wu Sen desvió su vista hacia Wu Lin, que estaba escupiendo sangre, y dejó salir un suspiro de insatisfacción. Al voltear a ver a la tía Zhao, se enfureció. Agitó su mano derecha, y el ave de Trueno trinó con fuerza. Luego de esquivar una de las ráfagas de viento de Xiao Bai, cambió de dirección y se precipitó hacia ella. En ese momento, Tang Xinyun aún no se había reincorporado, y cuando vio que iban a atacar nuevamente a la tía Zhao, no pudo evitar ponerse pálida y gritar alarmada: "¡Xiao Bai!" Xiao Bai, compartiendo sus sentimientos, entendió el mensaje, y se lanzó a perseguirlo a una velocidad no inferior a la del ave de Trueno. Por otro lado, Fang Hao y Tai Ping, con un movimiento simultáneo de sus ojos, ordenaron al águila plateada, que estaba detrás de Xiao Bai, que se detuviese. Esta cambió su dirección, ¡y se lanzó hacia Tang Xinyun! El águila dorada también gorjeó, y se abalanzó en la misma dirección a gran velocidad. Sus garras brillaron con una intensa luz dorada. Xiao Bai, que sólo había avanzado algunas docenas de metros, se enteró de la peculiar situación. Sin dudar, trinó con fuerza y abandonó a la tía Zhao. Con una explosión de fuerza de Alma, se lanzó en dirección a Tang Xinyun, y extendió sus alas para protegerla. ~¡Puff! ¡Puff! ¡Puff!~ El golpe en la espalda de Xiao Bai emitió un potente y peculiar sonido, e inmediatamente, varias plumas blancas manchadas con sangre salieron despedidas de su cuerpo. Un resplandor dorado pasó frente a Tang Xinyun, antes de que un sonido amortiguado llegara a sus oídos. Luego de eso, varias gotas de sangre fresca salpicaron su rostro. Al mismo tiempo, la tía Zhao dejó salir un quejido. Aunque logró evitar un ataque mortal del ave de Trueno, esta última logró rasgar la carne de su hombro derecho, de donde la sangre empezó a brotar. Lo peor del caso, fue que después de recibir ese ataque, todo su cuerpo se paralizó, volviendo mucho más lentos sus movimientos. En este momento crítico, un feroz Wu Lin apretó los dientes y agitó su mano, ¡y el simio negro, con sus ojos inyectados en sangre, se elevó unos diez metros de un salto, y se lanzó sobre la vulnerable tía Zhao! Tang Xinyun se veía abrumada por este giro repentino de la situación, y el enemigo, no tan sorprendido, lo aprovechó. Luego de causarle esas heridas a Xiao Bai, empezaron a atacarlo frenéticamente, aprovechando esa ventaja. El ave de Trueno trinó, y se lanzó nuevamente hacia Xiao Bai como una flecha purpúrea. Por un descuido, la situación se volvió crítica. Los labios de Wu Sen se retorcieron malévolamente. Aunque les tomó más esfuerzo de lo esperado, estaba claro hacia qué lado se inclinaba la balanza. De hecho, si no fuese porque no podían matar a Tang Xinyun, debido a su contrato con el ave penumbra veloz, Xinyun y los demás no habrían soportado tanto tiempo. Ahora, sólo tenían que capturar al ave y a Xinyun, para lograr su cometido. En cuando a Zhao Mancha, permitirían que Wu Lin se desahogase con ella. La mirada de Wu Sen se volvió rígida. El cabello en todo su cuerpo se erizó e, instintivamente, reaccionó. El resplandor purpúreo en todo su cuerpo explotó, y saltó hacia su izquierda, cayendo abruptamente. Un disparo rojo carmesí llegó, a la vez que un grito violento fue oído por todos los allí presentes. "¡Detente!"
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500