Toda Tuya

Fiesta
Ella se les unió a Drogo y a Lourie en el jardín, jugaron con la niña un rato y luego se fueron a vestir para la novedosa fiesta; Lourie quiso unirseles pero... - No Lourie, no puedes venir, ahí no dejan entrar a niños y además Nicolae nunca lo permitiría- -No importa, Alhelí lo va a convencer, ¿Verdad Alhelí?- -Amm... De hecho, estoy de acuerdo con que no vayas...- La niña retrocedió unos pasos. -¿Qué?- -Lo siento Lourie, pero un club no es... no creo que sea ideal para ti- -Espera, ¿Qué? - Lourie se encendió. -¡¿Tengo 220 años y dices que no es lugar para mi...?!- -Sabes que no funciona así- -Si, si, si, estoy atrapada en este cuerpo de m...- -¡¡Lourie!!- Nicolae apareció de la nada junto a ellos en las escaleras. -¡¡Ashh!!- Lourie gritó y desapareció en un segundo, se fue corriendo a su habitación, Alhelí la siguió. - Lourie, Lourie...- Entró a la habitación de la niña que estaba pegada a la puerta de vidrio que daba a la miniterraza. -Déjame sola- -Dudo mucho que este sea un berrinche por nada. ¿Puedes decirme que te pasa?- Ella se acercó y tomó el rostro de la niña entre sus manos. -¿Hasta cuándo? ¿Hasta cuándo voy a tener que vivir así Alhelí? No puedo salir, no puedo acompañar a mis hermanos a ningún lugar por que enloquezco, no puedo divertirme con otras personas, ellos siempre tienen que decir que soy educada en casa para que nadie vea raro el porque paso encerrada aquí. No es justo- Lourie se sentó en su pequeño sofá de terciopelo. -Ay, Lourie. ¿Qué puedo hacer para que te sientas mejor? Yo se que es muy duro para ti, pero no creo que seas como cualquier otra niña que fácilmente se rinde. Has sido capaz incluso de tomar a Nicolae a Peter y a Drogo como tu legítima familia, aún después de lo que pasó, ya viste como he reaccionado yo ante la noticia de... Bueno, ya sabes de que... incluso me has superado a mi, por favor dime que no te estás hechando para atrás sólo porque sientes que la vida que tienes te impide seguir adelante- -Que importa si me rindo ahora ó no. Quizás Víctor tenía razón y yo sólo vine a empeorar la situación de mis hermanos, después de todo tampoco es culpa de ellos lo que les paso a mis padres, pero sinceramente hubiera querido haber muerto con ellos aquella noche- Alhelí se acercó a abrazar a la niña. -No digas eso. Y no menciones a ese hombre, él se equivocó sobre ti, es por causa tuya por lo que tus hermanos ahora son el tipo de personas que son, no quieren dañar a nadie, y por ti es por lo que muchas personas ahora aún estan con vida. Yo... Te prometo que haré todo lo posible porque está eterna infancia que te ha tocado vivir se vuelva más fácil para ti, tal vez sea difícil, pero ya no estás sola, somos amigas ¿Lo olvidas? Y las amigas son para siempre, y en nuestro caso eso es tan literal como se oye- Lourie soltó una pequeña carcajada. -Bueno, con respecto a la fiesta- -Está bien, lo entiendo. No puedo ir, pero entonces... Diviértete por las dos ¿Sí? - -Jejeje, si. Por las dos- Le dio un beso en la frente y después se fue a preparar. Lourie la acompañó mientras se cambiaba, le ayudó a elegir el vestido, los zapatos e incluso le cepillo el cabello. -No, yo me maquillare sola- -Oh vamos, quiero maquillar a alguien que no sean mis muñecas- Lourie hizo pucheros y con sus manos le suplicó. -Así menos, si tú experiencia sólo es con muñecas, no me fío de tus manos. Además ya es tarde, tengo que apresurarme- -Ok, pero en otra ocasión debes dejarme hacerlo- -Jejeje, tal vez- Terminó de arreglarse y Lourie quedó deslumbrada cuando ella se levantó y se vio en el espejo que estaba en una de las puertas del armario. Llevaba un vestido de tirantes con un escote pronunciado, color amarillo suave, le caía en picos a la mitad de las piernas, por la parte de arriba era pegado a su figura pero abajo la falda le bailaba con movimientos muy fluidos, los zapatos eran de tacón alto color negros, Lourie le había ondulado el largo cabello, y se lo había sujetado por atrás en una media cola con una de sus chongas color turquesa, y el maquillaje era simple, lo que más resaltaba eran sus ojos bajo una capa delgada del delineador que le oscurecio los párpados haciendo resaltar sus hermosos ojos dorados. -Bien ya estoy lista- -¡Vaya! Te ves hermosa...- -Jeje, gracias- Drogo entró a la habitación y cuando la vio inmediatamente quedó inmóvil... -¿Cómo me veo?- Preguntó ella con una dulce sonrisa. -¿Drogo?- -Creo que lo paralizaste. Entonces funciona, me pregunto cuantos chicos babearan por ti está noche, jejeje- Lourie hizo una cara divertida. Nicolae y Peter entraron detrás de Drogo, que aún parecía una perfecta estatua. -Silene, te ves hermosa. Eh, chicos tienen que cuidar bien de ella, ¿De acuerdo?- -Jeje, no te preocupes Nicolae. Vaya, nunca me imaginé tener una hermana tan bonita- -Gracias Peter- -Ósea que yo no soy bonita- Lourie refunfuño. -Jajaja, bueno, Alhelí es mi segunda hermana más bonita- Peter cargó a la niña en sus brazos. - Drogo, reacciona, tenemos que irnos- Todos salieron de la habitación, y cuando por fin pudo moverse y los dejaron solos, Drogo se acercó a ella y la beso muy posesivamente, no la quiso soltar en unos interminables minutos y ella tampoco quiso despegarse de él, pero Peter le mando repetidos pensamientos que lo terminaron de convencer de que ya era hora de irse. -No quiero que te alejes de mi está noche, nisiquiera creo soportar que otros te miren, menos que te hablen- -Jeje, está bien. Tranquilo, no me despegaré de ti- Le dio un beso en la nariz y salieron. Nicolae y Lourie los despidieron desde la entrada. Fueron hasta el centro del pueblo, y a lo lejos se alcanzaba a ver la larga fila de todos los que esperaban entrar, Fred, Cassy y Luna estaban a un lado de la fila, cerca de la calle, esperándolos. - Por fin llegaron- Cassy recibió a Alhelí y le dio un abrazo, luego Luna también la saludo. -Que guapa, Alhelí- Cassy la halago. - Es cierto, que hermoso vestido, te queda de maravilla- Luna la acarició. -Gracias, ustedes también están muy bellas- -Si, si, todos estamos hermosos pero mejor pasemos, no quiero que me ganen de nuevo a las mejores chicas está noche- Fred apresuró a Drogo. El vigilante que custodiaba la puerta los vio e inmediatamente los dejó pasar. Detrás de la gran puerta roja había un pasillo oscuro, Alhelí iba de la mano de Drogo y los demás ya iban festejando, en seguida llegaron a un enorme espacio llenó de personas, todos bailando, algunos bebiendo en la barra del bar, había un DJ en un espacio más elevado, y a esa misma altura estaban los espacios VIP. Drogo los guió hasta arriba, se acomodaron en las enormes butacas muy acolchonadas. Después de unos tragos Cassy y Luna convencieron a Alhelí para que fueran a bailar, lograron su cometido y todos menos los hermanos Bartholly fueron a la pista. Mientras las chicas se divertían al ritmo de la música, felicitaron a lo lejos a Fred, que estaba a la par de ellas con una joven muy guapa, ambos bailaban muy sensualmente; Alhelí no había tomado más de dos tragos a petición de Cassy pero eso fue suficiente para que se dejará llevar, en algún instante pensó y agradeció mucho a Rocío por las interminables lecciones de baile que la había obligado a aprender y todo ahora estaba dando resultado. Mientras las tres jóvenes se divertían alocadamente entre ellas, Alhelí no se dio cuenta que se fue separando de ellas, daba vueltas, su cuerpo se dejaba llevar por los movimientos de sus caderas, hasta que sintió unas manos que la sujetaron de la cintura, ella siguió bailando sin ver a nadie, la música la había dominado.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Toda Tuya

Populares

Populares

close 0/500