Toda Tuya

Lo siento
- Te traeré algo de comer...- -No, estoy bien, no tengo hambre. ¿Dónde está mi mochila?- -Abajo, ya la traigo- Drogo desapareció en un segundo; Alhelí se bajó de la cama y se cambió de ropa, se lavó la cara y amarró su cabello en un alto moño. Justo se terminaba de cambiar y Drogo apareció... -Aquí está, hermosa. ¿Vas a estudiar ahorita? Ya es un poco tarde- -Aunque sea un poco, créeme esto me va a hacer sentir mejor que la comida- -Jajajaja, ¿Cómo es que una chica como tú vino a encontrarse con alguien como Drogo?- Dijo Peter entrando con Lourie en sus brazos. - Jeje, Hola Peter, Hola Lourie, lo siento hoy no pude ir a jugar contigo. Y ahorita quiero adelantar un poco...- -Descuida. ¡Vaya! esos maestros han de ser igual que Nicolae... ¿Ellos te dieron todos estos papeles?- La niña se bajó de los brazos de Peter y se acostó sobre la cama. -Si, pero no es demasiado sólo tengo que leer los temas y en algún libro buscar lo relacionado- -Con sólo escucharlo y ya me aburrí. Bien, te haré compañía, pero debemos jugar mañana...- -Mm... No prometo nada. Mañana probablemente tenga más cosas que hacer...- -Ash... esta bien, está bien. - Drogo y Peter se fueron, Lourie se quedó ayudándole en una u otra cosa... -Si Nicolae ve todo esto va a querer que yo lo haga también- -Jaja ¿Tú crees? No es difícil, de verdad que no- -Ya llevas un buen rato leyendo, ¿no te aburres?- -Si es algo que te guste es imposible que te aburras, yo amo los libros ¿Cómo podría aburrirme? Ya empiezas a oirte como Rocío. Ah.. no, le dije que le llamaría más tarde, bueno sólo le escribiré, quizá ya este dormida...- Tomo el teléfono y le mando un mensaje junto con una foto en la que aparecía Lourie. La niña quiso conocer a Rocío así que Alhelí le mostró algunas fotos que tenía de ella. - Ella es bonita.. ¿Y sólo vivían ustedes dos?- -Si, aunque cuando nos mudamos no fue tan raro, en el orfanato éramos inseparables, así que nada cambio cuando por fin salimos de ahí. Jajaja ella siempre andaba de fiesta, aunque siempre fue muy responsable con no meterse en problemas, ah... todo eso pareciera que pasó hace tanto tiempo, y tan sólo llevo tres días aquí- -¿La extrañas?- -Mucho... pero se que ella está bien. Lourie, lo siento mucho- La niña se quedó perpleja. -Siento lo de tu familia- -Ah, eso. No te preocupes, fue hace mucho tiempo. Antes no lo entendía, pero ahora se por todo lo que pasaron mis hermanos y no los culpo...- -Lo bueno es que tu cerebro si creció... de verdad eres muy madura, no estoy segura si yo hubiera tenido la misma reacción- -Jeje, al principio no fue así, yo... les di muchos problemas, incluso con...- -¿Víctor? - -Ah.. si, con él. Sabes ese hombre, no es tan.. malo, pero sólo es bueno cuando le conviene, al principio quise que me tratará como una hija, pero no fue así... ahora no importa, aunque desde hace un tiempo me trata mejor, no se porque, quizás se cansó de fingir que no existo- -Quizás por fin entró en razón- -Pero aún así me escondo cuando viene, es bueno que casi no lo veamos, se supone que por mi es que ya no nos visitaba tanto, aunque como te dije cambio hace algún tiempo, así que lo que antes eran dos visitas al año ahora son unas 4 o 5 visitas al año, no se a que se deba, lo bueno es que me trae regalos, o me envía regalos- -Bueno al menos ustedes salen favorecidos. Ya no hablemos de él, me da náuseas sólo pensarlo. Seguiré leyendo, si te aburres no te preocupes, puedes ir a hacer algo más interesante- -Esta bien- Después de un rato de estar leyendo, Lourie se fue. Alhelí se durmió casi a horas de la madrugada, era algo a lo que ya estaba acostumbrada, Drogo intento convencerla pero fue inútil. En la mañana se despertó un poco más tarde, vio la hora y salió corriendo a alistarse... -Ash.. ¿Porque no me despertó? - Se cepillo rápidamente el cabello mojado, se vistió, tomó sus cosas y bajo. Mientras bajaba las escaleras se iba abotonando la camisa y poniéndose la corbata, cuando llegó al recibidor choco contra Drogo. -Buenos días mi amor- -¿Buenos días? ¿Porque no me despertaste?- -Es que te mirabas muy cansada, no quise despertarte- -Drogo yo no soy de las que faltan, menos cuando apenas estoy empezando- -Bueno si me hubieras hecho caso cuando te pedí que te durmieras, no te habrías levantado tarde. Ven, te pondré esto...- La tomó de la camisa y le puso la corbata, le acomodó el suéter y le dio un beso en los labios. Cualquier disgusto fue perdonado gracias a sus dulces labios. -Bien, vámonos, todavía es temprano, en la cafetería podrás desayunar algo- -Esta bien. Ah... ¡Buenos días Nicolae, ya me voy adiós!- Elevó un poco la voz, gritándole al aire. - Jeje, eres tan tierna. Él desea que te vaya bien, y que no grites, incluso si murmuras aún así te podría oír- -Ah. Lo siento- Susurró. -Hermosa- Drogo la levantó en brazos y la llevo cargada hasta el auto, la colocó en el asiento y después se fueron. Cuando llegaron a la Universidad Cassy y Luna la esperaban en la entrada, Drogo pareció molesto con tan sólo verlas... -Aja.. con ustedes quería hablar...- -¿Y ahora qué hicimos, Bartholly? - -Les parece poco todo lo que le dijeron a Alhelí ayer...?- -¡¿Qué?! Tan sólo dijimos la verdad...- -Jajaja, Drogo tranquilo si, ellas tienen razón, además ese asunto ya lo arreglamos, lo olvidas- Él se relajó pero igual intento no mirar a las muy sonrientes jóvenes que se sentían orgullosas por hacerlo enojar. -Si esta bien. Vamos, debes comer algo- Las chicas trataron de alejarla un poco de él, Drogo se iba encendiendo, así que Alhelí lo apartó un poco... -Tranquilo si... Son tus amigas también, y se que si querías que las conociera es por que de alguna manera confías en ellas...- -Si.. si... En todo el campus son las que mejores pensamientos tienen, pero a veces se pasan..- -Ya amor, ya no me siento como ayer, ¿De acuerdo?- -¿C.. Como me dijiste?- Sus ojos brillaron. - Ya lo dije una vez, no lo volveré a hacer..- Refunfuño, él la tomó de la cintura y le beso el cuello. -Gracias hermosa- Alhelí rió para sus adentros.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Toda Tuya

Populares

Populares

close 0/500