Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

°° TÚ LO EMEZASTE Y TÚ LO TIENES QUE ACABAR°°
[ Con JAYDEN ] — ¿Conseguiste lo que querías? - preguntó su amigo, viendolo entrar a la oficina. — ¿Que hago? - se dijó a si mismo sentándose sobre el sofa de su sala. — Por la cara que tienes, no hace falta preguntar ¿es élla? verdad. ‐ insistió al ver su expresión. — ¿Porqué lo hace? ahora lo tengo que hacer es averiguar para quien trabaja, la claves es su marido ese maldito talvez la convencio de hacer todo esto, se que élla no es haci. Su vida corre peligro, ¡tengo que hacer algo! - argumentó casi al borde del llanto, con una tristeza inmensa al descubrir que su sospecha eran verdaderas. — ¿Estas seguro de que es ella? puede que te confundas. -expresó su amigo para tratar de consolarlo. — Lo voy a confirmar mañana. — Acaso dejaste alguna seña. — Le hice una pequeña herida en su mano, me dolió mucho hacerlo pero era la única forma de confirmar lo que sospechaba. — ¡La heristé! - gritó sorprendido al escuchar lo que hizo. — Fue lo único, que se me ocurrió. Paso accidentalmente vi que ella no lo notó seguía pelando conmigo, tube que salir para que élla parara. — Al parecer élla es perseverante. — Si la conocieras, tan bien como yo, te asombrarías. — Se nota, ya que te trae cómo loco de seguro lo es. - dijó mirandolo de reojo. A la mañana siguiente LINSAY se dirigía a la empresa junto a ESTEBAN en su auto, ambos estaban callados eso hacía el ambiente más incomodo para ambos, LINSAY no decía nada ella estaba muy pensativa cómo si no estubiera en el momento y ESTEBAN no dejaba de preguntarse ¿porque ella estaba de esa manera? hasta que se armo de valor y dijó : — Tienes que tener cuidado con tu mano, tu herida aún esta delicada. - argumentó tomando la mano de LINSAY. — La tendré. - respondió muy seria, sin mostrar ningún agradecimiento, emoción. Ambos Llegaron a la oficina, LINSAY se dirigió al laboratorio, mientras que ESTEBAN se fue a su oficina. JAYDEN se dio cuenta de la presencia de élla al verla ir a los laboratorios fue tras ella discretamente para confirmar sus sospechas con seguridad, al momento de que LINSAY entro JAYDEN tambien lo hizo, dejando la puerta semi abierta. — ¡LINSAY! — ¿Porque entras sin tocar la puerta? - preguntó enojada al verlo entrar. — Vengo a darte estos papeles, los tienes que firmar. - propuso, ya que sabía que la mano delicada era la izquierda y LINSAY era zurda. — ¡Dejalos sobre mi mesa, los firmaré más rato! - contestó, para poder impedir que alguién notará su herida. — Los tengo que entrega dentro de 10 minutos, mi padre me los esta pidiendo con urgencia. - insistió para ver su mano. — Y eso que conmigo, yo se los llevaré. — Mi padre me pidió que las llevara yo, tu firma depende mucho para muchos trabajadores conserve su empleo aún. - la chantajeó sabiendo que a LINSAY no le gusta ver gente sufriendo. — Esta bien. - dijó tomando el boligrafo para firmar. — Te hiciste algo en tu mano. - preguntó JAYDEN al verlo vendado, aunque él sabía cómo fue que se lo hizo. — Me queme cocinando no es nada importante. - respondió tratando, de disimular el motivo de su herida. — Me puedes dejar verla, yo se cómo tratarla. - pidió queriendo tocar su mano. — Se te olvida que soy médico, se que hacer en este caso. - expreso disgustada al ver la inasistencia de JAYDEN, apartó su mano para que no la tocará. — Solo estoy preocupado por tí. — No es necesario para eso tengo a mi esposo, y tomá ya terminé de firmar porfavor vete. — Tu marido no te debe cuidar bien, ya que tienes tu mano lastimada- argumento entre bromas al tratar de ponerlo celoso — ¡Gracias por firmar! - dijó JAYDEN tomando los papeles de su mesa, salió lentamente de la oficina y junto a él, los pensamientos de preocupación. Eres tú LINSAY, tu eres la misma chica que estubo anoche, tengo que saber con quien trabajas y cuál es tu objetivo. "Tengo que protegerte aunque me cueste la vida, nunca más te volveré a dejar" — JAYDEN cada vez se acerca a mí, me pregunto cuanto más podre seguir aguantando las ganas de quererlo besar. - se dijó a si misma al ver a JAYDEN. — LINSAY, ya tengo todo listo para hoy. - informó ESTEBAN entrando al laboratorio de su esposa. — No tienes que gritar para todo el mundo. - dijó al ver que lo dijó en voz alta. — Lo siento, es que si hoy acabamos bien con esta misión, habremos acabado con la mitad de la misión y eso me alegra, ¿a tí no? — ESTEBAN, no tienes la sensacion de querer dejarlo todo he irte, salir de todo esto y dejarlo atrás por esta con la persona que quieres. - preguntó LINSAY mirando su mano, con una tono muy suave. — Me gustaria decirte que sí, porque serías tu con la que me iría y lo dejaría todo, pero se con quién te irias tú, haci que debo intervenir para no dejarte ir de mi lado. - se dijó a si mismo ESTEBAN al escuchar la pregunta de su compañera. — ¿Porqué estas callado? dijé algo que te molestó.- expreso al no ver a su amigo hablar. — LINSAY estamos aquí por una sola cosa, nuestra misión es muy importante y no debemos fallar, no se lo que te este pasando pero déjalo o pondras a muchas vidas inocentes en riesgo tu lo empezaste y tu lo debes acabar. - dijó ESTEBAN muy serio para poder hacer recapacitar a LINSAY de la locura que estaba pensado. — Tienes razón. - contesto triste al ver que su amigo tenía toda la razón por mas dura que sea esa era su realidad. [ Con JAYDEN ] — Mi padre tiene una reunión hoy pero lo más curioso fue que no me dijó que organizará su protección con guardaespaldas. - dijo muy intrigado al darse cuenta. —Es raro, el sospechara de LINSAY. - argumentó su amigo. — No lo sé, pero esta noche se sabra todo.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

Populares

Populares

close 0/500