Toda Tuya

Lourie
Drogo la abrazo por detrás, puso sus manos sobre su abdomen presionandola contra su cuerpo y su barbilla la recargo en el hombro de ella. -¿Te gusta?- -Si, es muy bonito, pero... creí que en el campus habían dormitorios para los alumnos, ¿No me tendría que quedar ahí? - -Ni loco te dejaría vivir ahí, menos si es con algún tipo de compañero o algo así- -Jaja, está bien, sólo era una pregunta... es que, no se, creo que este lugar es muy grande para mí, pienso que hay muchos niños que podrían necesitar esto... más que yo- -¿Así que es eso?- Ella se giró mirándolo a los ojos. -Lo siento, se que no tiene nada que ver eso... es.. no lo puedo evitar- Se mordió el labio inferior. -Jeje, lo entiendo preciosa. Si el espacio es un problema, aún hay otra opción- -¿Otra opción? - Él asintió. -Puedes quedarte conmigo en mi cuarto- -¿Qué?- -Es igual que este, sólo que seríamos dos, lo llenaríamos más ¿No crees?- -Amm... Bueno, creo que... puedo adaptarme a.. este- -Jajaja, eso creí- Drogo la beso dulcemente, ella puso sus manos alrededor de su cuello y él la cargo y la sentó sobre su regazo mientras se sentaba al borde de la cama. Ambos se sumergieron en un incontrolado beso, ella casi pierde la respiración por un instante pero eso no la detuvo, estaban muy concentrados hasta que un repentino y fuerte golpe los detuvo. Era Lourie que había abierto la puerta de una fuerte patada, y aun así había controlado su fuerza para no quebrarla. Alhelí intento bajarse pero Drogo no la dejó. -Lourie, vete- Dijo molesto. - Nicolae me lo dijo todo, pero no me importa, igual creo que ella es tu nuevo juguete ¿no?- -¡¡Lourie!!- -Sólo dime para echarla al igual que las otras, seguro que no dura ni un día aquí- Dijo pretenciosa. Drogo puso con cuidado a Alhelí sobre la cama, y con mucha furia se abalanzó sobre Lourie, Alhelí logró alcanzarlo y lo sostuvo de ambos brazos. -¿Qué? Me vas a pegar por ella...?- Gritó. -¡Tú no sabes nada!- Realmente estaba enojado. -Claro que sé, es una simple huérfana. ¡¿Acaso te cansaste de las mujeres de aquí que fuiste a expandir tu territorio, Drogo?! ¡¿Qué, ahora te has rebajado a esto?!- Drogo se soltó de Alhelí pero ella se puso en medio. - ¡Drogo No!- Dijo con fuerza. -Calma, por favor- Ella lo vio con ojos suplicantes, Lourie se vio extrañada pero no dijo nada. -Escucha Lourie, yo no tengo ninguna intención en molestarte, de verdad que no, pero ni tus hermanos ni yo hemos decidido esto, si Nicolae ya te contó todo entonces espero que lo entiendas, pero la verdad es que aunque quiera..- Volvió a ver a Drogo. -No puedo alejarme de él- Drogo se calmó y la abrazo. Lourie agachó la cabeza, de haber podido llorar seguro lo habría hecho. -Yo.. ah, yo...- Alhelí se giró para verla de nuevo. -Lo.. lo siento. Es.. difícil.. verte así.. Drogo- La niña agachó la cabeza y se dio la vuelta para salir de la habitación. Alhelí fue a buscarla y entró a la habitación de la niña, ella la dejó entrar con mirada avergonzada. -Lourie, no estoy segura de como te sientes, nunca he tenido hermanos pero si tengo una amiga que considero mi hermana, y se que si alguien nuevo llegará a su vida tendría cierto temor, algo o alguien nuevo significa "cambio" ¿Verdad? - -Yo... él es con quien soy más unida, aunque paso más tiempo con Nicolae, bueno Peter también, no, con los tres soy igual de unida, es sólo que... Tienes razon, no me gustan los cambios- -Tranquila, lo entiendo. Mm.. Podemos iniciar de nuevo... ¿No crees?- Lourie entrecerro los ojos. -¿De verdad no se pueden separar?- -Creo que más que no poder es que en realidad no queremos, pero el siempre va hacer tu hermano, eso no va a cambiar te lo aseguro, de cualquier forma las dos lo vemos de una manera muy diferente- -Si, supongo... Bueno, soy Lourie Bartholly, mucho gusto- Alhelí sonrió y le estrechó la mano - Yo Alhelí Janer, el placer es mío Lourie- Después de recorrer el cuarto de Lourie y de ver como sus hermanos la habían consentido dándole todas las cosas que cualquier niña de 7 años querría para su habitación, regreso con Drogo. Él la estaba esperando con una enorme sonrisa. -Eres increíble amor. ¿En serio pudiste arreglartelas con Lourie?- -Jeje, tu me diste confianza, creo. Amm.. una cosa, no vuelvas a hacer eso, por favor, es.. es tu hermana- -Lo se... Pero no voy a permitir que te hable así, tiene que aprender, tantos años y no cambia. Oh no, ya estoy hablando como Nicolae- Se froto el rostro. -Jajaja, pero... me gusta- Se volvieron a dar otro beso inspirador. Después de terminar de acomodar sus cosas, Nicolae le llevó el uniforme de la Universidad, intento debatir las razones por las que en una Universidad usan uniformes pero la conclusión fue que simplemente debía usarlo porque eran las reglas. El uniforme en si era muy bonito, pero las quejas de Alhelí no eran por eso, más bien era que después de 3 años no había usado uniforme alguno y ahora volver a usarlo era como retroceder en el tiempo, sin embargo después de verlo por un rato le terminó gustando. Era una camisa blanca, manga larga, que llevaba un suéter rojizo por encima, en los bordes de los botones tenía línea amarillas y grises, también llevaba una corbata amarillo pálido, la falda tenía unos pequeños paletones a un costado y lo demás era liso, era color gris con líneas rojas y amarillas muy delgadas, le llegaba a la mitad de las piernas, muy corta, aunque no vulgar, y por último unos zapatos negros muy bien lustrados.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Toda Tuya

Populares

Populares

close 0/500