Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Xinyun se encuentra en problemas
Al noreste de la ciudad de Gaoyi había una gran mansión. El sol se estaba ocultando en el ocaso, y la luz del dorado atardecer iluminaba una parte del espacioso salón. El resto de éste tenía una iluminación más débil, en comparación. En la cabecera del gran salón, había dos personas sentadas, una junto a la otra, que aparentemente conversaban entre sí. La persona de la izquierda, vestida con ropa oriental, tenía las cejas gruesas, los ojos grandes, y una cara que le daba apariencia de locura. Sin embargo, se comportaba dignamente. Esta persona era el líder de la familia Zhao, Zhao Xing. La persona a la derecha, vestida con una túnica negra, tenía labios finos, nariz aguileña y su cabello era una mezcla de grises. Parecía estar alrededor de los cincuenta años. Estaba acariciando serenamente a un animal negro con tres colas, similar a un gato, que se posaba en sus brazos. Su nombre era Li Chen y era un Ancestro de Alma en etapa Intermedia de la secta Domadores de Bestias, además de ser el responsable de haber sometido a la familia Zhao. "Representante Li, ya casi ha pasado un día desde que sus hombres partieron. ¿Cree que los hayan perdido?" Esa ave penumbra veloz…" Zhao Xing frunció el ceño levemente, miró hacia su alrededor, y preguntó con cautela. Li Chen apenas se inmutó ante la pregunta, volteando a mirar a Zhao Xing con la cabeza inclinada, mientras respondía, en voz baja. "¿El jefe de la familia Zhao cree que no soy capaz de recuperar al ave penumbra?" "¡No, señor! No me refería a eso… Sin embargo, el ave es bastante fuerte. Junto a los cultivadores de Alma, se les haría muy fácil el huir…" "No te preocupes. Wu Sen es un Espíritu de Alma en la etapa Tardía, y su ave de Trueno es una Bestia de Alma de quinto nivel. No tendrán problemas en traer a un ave penumbra con daños tan serios como esos. Además, el maestro de esa ave penumbra es muy débil. Fang Hao y Tai Ping no tendrán problemas para someterlo. Volverán pronto". Li Chen respondió con indiferencia, mientras continuaba acariciando al gato de tres colas. Zhao Xing, aún dubitativo, continuó. "Pero… Esa ave ya firmó un contrato con alguien más, no se…" Li Chen frunció el ceño. "Te digo que te quedes tranquilo. Voy a cumplir la promesa que te hice. Ese cultivador de Alma es débil, y el contrato acaba de concretarse. Cuando recuperemos al ave, te enseñaré el secreto de la secta Domadores de Bestias, para forzar la conversión del sello de Alma en un sello de esclavitud. El ave penumbra veloz perderá el juicio, y estará completamente sometida a tu voluntad". Zhao Xing apenas pudo contener su emoción, al saber que el secreto de la secta Domadores de Bestias sería transmitido a su familia. Aunque sólo se trataba de una técnica secreta básica, esto significaba que ya era un medio discípulo de la secta, lo cual resultaba sumamente beneficioso para la familia Zhao. "¡Sí, sí! ¡Muchas gracias por su ayuda, representante Li! ¡De ahora en adelante, la familia Zhao estará a las órdenes de la secta Domadores de Bestias y le será completamente servil!" Zhao Xing vio que Li Chen había cerrado sus ojos, por lo que se detuvo en sus halagos. En sus ojos se notaba la emoción. En su mente, pensó: "Con el apoyo de la secta Domadores de Bestias, el señor de la ciudad y la familia Liu no se atreven a actuar. Tengo al ave penumbra veloz. Sólo tengo que esperar a que Zhao Chuan me traiga a ese chico de la familia Ye, y con eso, ¡obligaré a la familia Ye a comprometerse! Cuando todo eso suceda, ¡la familia Zhao superará a la familia Liu, y se convertirá en la gran familia principal de la ciudad Gaoyi!" En la llanura, en medio del silencio, resonó el potente canto de un ave a la distancia. ~¡Choo!~ Xiao Bai gorjeó. Ya no era un pequeño e inofensivo gorrión blanco. Había vuelto a adoptar su forma de lucha, alcanzando un tamaño incluso mayor que el que tenía cuando Bai Yunfei y los demás lo rescataron. Sus alas se extendieron más de tres metros, y empezó a aletear, dispersando energía elemental de Viento hacia todos lados. Frente a ella, se escuchó otro imponente canto de un ave. Un destello purpúreo se disparó hacia Xiao Bai a la velocidad del rayo. Al detenerse, se pudo divisar que se trataba de un águila de un tamaño ligeramente inferior a Xiao Bai, rodeado de energía de ese especial color. Las plumas de su cuerpo eran de un color púrpura claro. Sus ojos, que también deberían adoptar un tono purpúreo, estaban teñidos de rojo, como la sangre, y no tenía rastro alguno de Alma. El ave de Trueno esquivó fácilmente las ráfagas que se le acercaban. Sin embargo, las dos aves que se preparaban para atacar furtivamente al ave penumbra veloz, no corrieron con la misma suerte. El águila plateada, confiada en su agilidad, logró esquivar las ráfagas a duras penas, pero el águila dorada fue golpeada en su pecho y en su ala derecha por éstas. Fue empujado varios metros hacia atrás, antes de estabilizarse nuevamente en el aire. Estas dos aves eran el águila dorada y el águila plateada que antes habían asediado al ave penumbra veloz. Que estas aves estuviesen allí, indicaba que sus maestros, Fang Hao y Tai Ping, estaban cerca. A unos doscientos metros de la acción, se encontraba este dúo. Se los veía concentrados, mirando tanto el aire como lo que sucedía en el suelo. Aunque no se movían, se veían ocupados. Algunos cientos de metros más adelante, en la misma dirección, una figura de blanco blandía una espada y, moviéndose de izquierda a derecha, esquivaba los ataques de un murciélago gigante y los espontáneos ataques furtivos de una pequeña serpiente de color. Era Tang Xinyun. Aparentemente, las condiciones de la batalla no eran tan favorables para ella. Su túnica blanca estaba rasgada, y su muñeca izquierda tenía tres cortes pronunciados. Aunque la sangre ya había dejado de correr, las cicatrices y manchas destacaban en su blanca tez. Se podría decir que las bestias de Alma que la asediaban, o, mejor dicho, sus amos no querían acabar con su vida, por lo que no atacaban su herida. Gracias a esto, aunque Xinyun estaba débil, aún podía hacerles frente. Pero si se descuidaba, sería derrotada. La tía Zhao, que generalmente cubre las espaldas de Tang Xinyun, esta vez no pudo acudir a su rescate, debido a que tenía que lidiar con sus propios enemigos, y no era capaz de acercarse. A unos cien metros, la tía Zhao estaba lidiando contra un simio negro de Alma, al cual le llevaba una cabeza de altura, que chillaba y se movía a su alrededor; haciendo imposible que ella pudiera moverse. Cuando Zhao Mancha trataba de apartar al simio negro de su camino, el suelo temblaba, y unas enormes pinzas de color ocre se aferraban a sus piernas, por lo que tenía que esquivarlo, dándole tiempo al simio para volver a interponerse en su camino. Resultó que no había tan solo una bestia de Alma, sino dos. El cuerpo de la tía Zhao también estaba bastante maltratado. Su pierna derecha estaba derramando sangre, claramente ocasionadas por los ataques de la gamba. Ella, sin prestar demasiada atención a estas heridas, siguió intentando alcanzar a Tang Xinyun. A una docena de metros de ella, un hombre de mediana edad vestido con un rostro alargado y una túnica negra miraba a la tía Zhao, con una expresión sombría, similar a la de Fang Hao. Estaba, claramente, concentrado en controlar a las bestias de Alma que se enfrentaban a la tía Zhao. No muy lejos, otro hombre de cara amarilla, con una túnica similar, miraba al cielo, indiferente. Su dedo derecho se movía naturalmente, y su cuerpo emitía un brillo purpúreo, similar al del ave de Trueno en el cielo. Este tipo es aquel sujeto al que Lu Chen se refería. Un Espíritu de Alma en la etapa Tardía con afinidad al Trueno, además de ser el domador del ave de Trueno que era la bestia de Alma más fuerte que tenía.
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500