Toda Tuya

¿Drogo?
-Drogo, ¿Pero qué ...?- Ella fruncio el ceño y se detuvo a analizar esos ojos desconocidos ante ella; Drogo sintió el cambio en sus ojos y se soltó rápidamente de ella. -Yo...- Se estremeció. -Me tengo que ir- La dejó con la palabra en la boca. Se subió al auto y desapareció en menos de un segundo. Alhelí se quedó inmóvil durante un momento, aún no procesaba ese repentino cambio en los ojos de Drogo. -¿Qué había pasado? Era seguro que no usaba lentillas, pero entonces ¿Cómo sus ojos pudieron cambiar de esa manera? - Muchas preguntas pasaron por su cabeza mientras subía los escalones hacia el departamento. Rocío estaba ahí, la vio entrar muy tensa, parecía un verdadero zombi con sus pasos pausados, sumergida en sus pensamientos. -¿Alhelí? ¿Qué pasó? Pensé que te ibas a tardar más. ¿Está todo bien?- Rocío se preocupó, y Alhelí salió de su trance. -Ah.. si, está todo bien. Es que Nicolae lo llamo y.. por eso se tuvo que ir- Fingió una sonrisa que no convenció a Rocío. - Lo veré mañana, supongo- Alhelí seguía pérdida en sus pensamientos. Pero Rocío conocía a su amiga y sabía cuando dejar de preguntar. Se aseguro de que Alhelí comiera y no sacó más el tema. A muchas calles de ahí, más al centro de la ciudad se encontraba el lujoso hotel donde se hospedaban los Bartholly. Drogo entró a la habitación donde se encontraban sus hermanos, y sin poder controlar sus pensamientos les reveló todo, ellos podían oír sus pensamientos desde una distancia de 10 metros a lo mucho. -¡Drogo! ¡¿Pero qué diablos has hecho?!- Nicolae lo vio enfurecido, Peter estaba impresionado. -Ash... Sólo tu puedes hacer que pierda mis modales- Llevo su mano a su entrecejo como quien tiene una jaqueca, aunque para él era imposible sentir un tipo de dolor así. Drogo ignoró por completo a sus hermanos y se dirigió a un espejo, pudo notar sus mejillas enrojecidas aún, su respiración estaba un poco agitada y sus ojos estaban como Alhelí había dicho, rojos, aunque su intensidad había disminuido. Nicolae y Peter se acercaron para ver el rostro de su hermano, los tres se visualizaron unos a otros a través del espejo, aún con la perplejidad y el asombro, hablaron. - Nicolae, ¿Esto es... posible?- Pregunto Peter poniendo sus pálidos dedos en las mejillas de Drogo. -No lo sé, no que yo sepa en realidad- Admitió Nicolae. - ¿Esto te paso sólo por besarla? Juh.. Sabía que esa chica era especial, pero es extraño.- Nicolae retrocedió y comenzó a pensar, trajo a sus recuerdos la inmensidad de libros, historias y leyendas que había conocido con el pasar de los años, pero no se le ocurrió nada, hasta que... -¡Si! Eso... eso debe ser...- Una extraña sonrisa se dibujó en su rostro. Drogo y Peter lo miraron extrañados, para ese momento drogo había vuelto a su blanco pálido y sus ojos ya habían recuperado su color natural. - Nicolae, eso que estas pensando...?- Expresó Drogo aún con duda. -Es la única explicación, Drogo. ¡Vaya! De todos los de nuestra especie, incluido nuestro padre, a ti te vino a pasar esto- Peter tocó el hombro de Drogo... -Felicidades hermanito, encontraste tu alma, o... al menos una parte- Se burló, Drogo bufo y su mirada se tornó preocupada. - Nicolae, yo... si en verdad es lo que piensas, ¿Qué debo hacer?- -Más bien ¿Qué debemos hacer?- Drogo se sentó con aire preocupado. -Escucha Drogo, tenemos que comprobarlo, eres mi hermano y este cambio de eventos la convierte a ella también como parte de nuestra familia por ti, además no será difícil, después de todo ella va a venir con nosotros, viste los pensamientos de Rocío, seguro que nos da la respuesta pronto- Drogo se estremeció. - Nicolae, no pienso meterla en nuestro descabellado mundo, eso sólo la pondría en peligro...- -Haber, haber Drogo, ¿piensas que después de este encuentro van a poder vivir uno sin el otro?- Nego con la cabeza. -Sabes como funciona este asunto, y ahora que veo como reaccionas ante la idea de ponerla en peligro- Abrio sus dos brazos. -cuando ninguna chica te ha producido esto a pesar de las muchas que has tenido, me doy cuenta que este vínculo puede ser más fuerte de lo que pensamos- Empezo a caminar de un lado al otro entusiasmado. -Además podemos no leer los pensamientos de ella, pero si sentimos un poco lo que ella experimenta. Al principio no estaba de acuerdo porque no sabía lo que pasaba, pero ahora que veo porque nos hemos encontrado, no estoy dispuesto haber que consecuencias pueden pasar si se alejan el uno del otro- -Entonces, ¿quieres que le revele todo?- Dijo en tono irónico. -No, aún no. aunque así como te acaba de ver, tienes que inventar una buena explicación, porque aunque se ve callada creo que es muy curiosa. Te lo digo porque si le gusta leer libros e incluso sueña con ser escritora, no es alguien que no vaya a querer descubrir lo que está pasando- -No puedo creer que esto me este pasando a mi- Dijo decepcionado. La Vida de Alhelí como la vida de Drogo se había enlazado en tan sólo unas horas, Drogo no podía soportar la idea de meterla en su mundo, un mundo oculto y sombrío, y Alhelí no sabía en qué pensar, pero de algo estaba segura y es que no podía alejarse de él, aunque así lo quisiera, para ella él era un imán que la atraía con todas sus fuerzas, y ella estaba segura que felizmente podía ceder a esa atracción.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Toda Tuya

Populares

Populares

close 0/500