Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

°° LA CENA DE DOS PAREJAS
Ambos se tomaron muchas rosas entre sus manos y armaron el ramo mas bello que se haiga visto. Los dos se dirigieron a la cabaña para encontrar a sus amores, JAYDEN llevaba rosas blancas y rojas ese eran los colores preferidos de LINSAY, mientras el hombre a su lado llevaba rosas de color turquesa y otra de color crema. — Las vamos sorprender. - argumentó JAYDEN emocionado. — Es verdad ya quiero ver sus caras. [ En la Cabaña ] — Di me muchacha a que te dedicas. - preguntó la mujer que acomodaba la mesa. —Bueno.... yo soy médico. - respondió LINSAY incómodamente. — Que lindo y cómo te enamoraste de tu esposo. Esa pregunta me hizo pensar nunca nadie me preguntó cómo me enamore de JAYDEN, sin querer ella me hizo remover viejos recuerdos. — No se ni cómo paso, sólo me vi un día y dije "Amo a se hombre"- respondió LINSAY con una sonrisa pequeña. — Ese es el mejor de los amores, sin duda ambos se aman muy profundamente no sabes que alegría me da haberlos conocidos. — A mi igual. Me deja hacerle una pregunta. — Claro dime. — Que haría si, alguién la lastimara tanto que desearia la muerte de esa persona, pero no puede porqué amas lo amas tanto que estarias dispuesta a dejarlo todo por estar a su lado para siempre. - argumentó LINSAY tímidamente. — Tu corazón está herido no es haci. — Porque lo dice. — Te hicieron daño, pero amas mucho a esa persona se que si te pido que hables abrire también las heridas de tu corazón y recuerdos volverán, no seas prisionera de la venganza te garantizó que eso te hara sufrir te lo digo por experiencia. - comentó la señora viendo a LINSAY. — Como pudo seguir adelante. —Me di cuenta de una cosa, el amor que le tenía era mucho mas fuerte que mi venganza y odio, supe que sin el no seria la misma, ambos decidimos ese día estar juntos para siempre. Y ya me vez estoy tan felíz de tenerlo. —No me diga, el hombre que ama fue el mismo que la lastimó. — No te dire más, tu puedes deducirlo. Y hablando de amores mira a ese par- dijo haciendo una mirada para apuntarlos. — Que traen. — Al parecer son rosas. — Son unos locos. — Con razón se perdieron todo el día, las a debido costar conseguirlas ya que por aquí cerca no hay que yo sepa. — Enserio. — Ya llegamos. - gritó JAYDEN con felicidad en el patio. — No puede ser que rosas tan lindas. - dijó LINSAY saliendo de la cabaña. — Ya va anochecer y ustedes resien llegan. - protestó la mujer que acompañaba a LINSAY. — No te enojes cariño, esto es para tí - hablo su loco enamorado sacando unas rosas de su detrás. — Esta noche es especial ya que dos bellas damas nos acompañan, pondre la luces en el patio. - argumentó el hombre que traía rosas turquesas, se fue corriendo a un cuarto de herramientas. — Ven LINSAY, te prestaré un vestido que te quedara al toque. - propusó tomando la mano de LINSAY. — No señora, ya me presto ropa no quiero abusar de su generosidad. - contestó nerviosa. — Para nada, ven te veras linda. — Bueno si insiste, ¡vamos! - aceptó contenta entrando a la cabaña. [ Horas más tarde ] Ambas salieron de la cabaña, llevando un vestido sencillo con bordados muy delicados y un peinado que resaltaba aún mas su belleza. El patio estaba decorado con luces llamativas, había flores por los costados el piso era frio y humedo muy lindo para caminar descalzos y una música armoniosa que acompaño el momento. — Estamos listas. - dijo la mujer del vestido turquesa. — Se lucieron con las luces. - comentó LINSAY la cual llevaba un vestido crema con decoraciones blancas. — ¡Wuauuu! estan hermosas. - contestaron ambos al ver a sus parejas. — Me permite esta pieza bella dama. - pidió inclinándose y extendiendo su mano para ser aceptado el hombre que llevaba un rosa turquesa en su camisa. — Sabes que no tienes que pedírmelo. - aceptó poniendo su mano en él. Ambos fueron los primeros en pasar a bailar. — Me harias muy feliz si bailar conmigo LINSAY. - dijo JAYDEN extendiendo su mano e inclinándose para que lo acepté. — Prefiero que no sea de esta forma. - respondió muy sería mirandolo con mucha confusión. — Porfavor, sabes lo mucho que te amo porque eres tan fría solo quiero tenerte cerca. — JAYDEN sabes bien que tu no eres nada mío, mi esposo es otro. - habló muy triste y enojada tanto que en su rostro de podía observar su incomodidad, LINSAY se puso de pie para irse pero JAYDEN la detuvo. — Se que no soy nada para ti, pero al menos por esta noche hagamos de cuenta que somos algo te lo pido desde el fondo de mi corazón. - argumentó JAYDEN tomando la mano de LINSAY. Lo mire y pude ver que el estaba muy triste por ser rechazado, y yo me sentía peor porqué creo que aún lo amo y su dolor es cómo si fuera mio también... ¡JAYDEN! que hago para encerrarte y sacarte de mi corazón ¡qué! - se dijó LINSAY al ver a JAYDEN triste por élla...
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

Populares

Populares

close 0/500