No escaparas de mi

¡¿ Cómo te atreves?!
9~Cristián~ Lamentablemente, llego la mañana y Jane me acompaña a buscar a mi tío al aeropuerto. De camino al mismo, hecho chispas de la rabia que solo me provoca pensar en el. - Cris...- Dice Jane poniéndome una mano en la mejilla- Calma ¿ si ? todo estará bien, solo se quedará un par de días. - Jane...- Digo mirando su mirada preocupada y suspirando solo sonrio- Gracias, creo que lo afrontare mejor que cuando era niño. - ¡ Hey ! Critianito- Dice un hombre viejo con fachas casuales, mi tío Damián. - Hola, tío Damián- Digo cuando ya le tengo enfrente. - Jo...que seco eres, ¿ te han dicho que las personas así terminan solas ?- Dice mi tío con sarcasmo- ¡ Oh! ¿ pero quién es esta señorita tan encantadora que tenemos aquí? - Am...- Dice Jane algo incómoda a mi lado pero se recompone rápidamente y sonríe- Soy Jane Harpper, la novia de Cristián. - Vaya vaya...que suerte tienes, sobrino- Dice tomando su maleta más firmemente- Vamonos, estoy algo exhausto y solo quiero tirarme en una cama y dormir. - Por aquí...- Digo amablemente para guiarlo al auto. De camino solo era hablar y hablar...me mareaba. Noté que solo de momentos miraba de arriba a abajo a Jane...eso me hacia rabiar de momentos, pero como si leyera mis pensamientos Jane tomaba mi mano y me sonreía. - Hermano mío- Dice mi padre cuando llegamos al restaurante donde pidió que nos encontráramos- Es un placer verte después de tanto tiempo. - Lamento no visitar tan seguido- Dice mi tío un poco decente- Pero los boletos de avión son muy costosos. - Cada que quieras visitar, solo llámame- Dice mi padre con una sonrisa. - Pero actualicenme, ¿ qué tal las cosas por aquí?- Dice el volviendo a fijar su vista en Jane, quien incomoda me toma de la mano bajo la mesa. - Todo...prácticamente tranquilo por aquí- Dice mi padre claramente omitiendo los sucesos con los Jonson- La empresa va mejorando gracias al trabajo se Felipe, Cristián y la cooperación de nuestra querida Jane. - ¡ Oh ! se ve que esta chica promete mucho ¿ no ?- Dice mirando con una sonrisa ladeada y una ceja arqueada a Jane, quien solo sonríe nerviosa. - Solo trabajo y ayudo en lo que puedo...esta es mi empresa favorita y admiro su trabajo desde pequeña- Dice Jane obviando su nerviosismo. - Y eso te lo agradezco, mi trabajo es más fácil a tu lado- Digo para recomponerla, pues al momento sonríe alegremente. - Bien, oh...lo había olvidado- Dice mi padre dándose un golpecito en la frente- Cristián, necesito que le des a tu tío posada. - ¿ Qué?- Digo evitando enojarme con papá. - Hoy tengo una reunión importante hasta tarde y no quiero que el dia en que nos visita, tu tío se quede solo- Dice mi padre ignorando que me disgusta la simple idea de llevarlo a mi casa. - Esta bien...supongo- Digo sopesando la idea...puede que ya cambiase de actitud. Al llegar a casa hizo literalmente lo que pidió en el aeropuerto, pidió saber de su habitación y se tiró a dormir en su cama. Ya es muy entrada la noche, por lo general; Jane baja como a media noche a tomar un vaso de agua y volver a subir. En esta ocasión sucedió lo mismo, pero me despierto al oír gritos de la cocina. ~Jane~ Desde que soy pequeña tengo un vicio por bajar a media noche y tomar un vaso de lo que sea...agua, jugo, leche...lo que sea. Hoy no es la excepción, pero como había bajado por las escaleras y las dejé a oscuras me asusté al oír pasos detrás de mi. - ¿ Cris ?- Digo aún con el vaso en la mano- ¿ Mi amor eres tu ?- Aún no obtengo respuesta- No me asustes a esta hora, te saldrá caro- Me asusto más al seguir sin oír una respuesta. - Oh...me gustaría que me siguieras llamando mi amor...- Digo la voz del señor Damián bajando las escaleras. - Me...me asusto señor Damián- Digo alejandome con una sonrisa nerviosa de el. - Oh, vamos...no soy tan horrible- Dice el acercándose cada vez más. - Esta bien...me iré a dormir si no le importa- Digo rodeandolo a paso rápido...pero de repente me toma de la ci tura y me pega a la pared de la cocina- ¡¿ Qué...qué esta haciendo?! - Mmmm...- Dice olfateando mi cuello- Hueles tan delicioso...solo haces que mi deseo crezca aún más...- Dice para luego empezar a toquetear mi cuerpo ¡ es repugnante! - ¡ Suelteme ! ¡ Dejeme ! ¡ Cristián!- Digo rápidamente antes de que me golpee en el estómago haciéndome callar abruptamente- Dejeme...suelteme... - Solo haces que esto sea más placentero...- Dice el besandome el cuello. - ¡¡¡ Bastardo !!!- La voz enojada y rabiosa de Cristián me devuelve a la esperanza. Lo aparta de mi y me protege con su cuerpo- ¡¿ Como te atreves ?! ¡ Maldito infeliz ! - Deliciosa...como imagine- Dice fijando su asquerosa mirada en mi a lo que me escondo a la espalda de Cristián- Si sabes lo que te conviene niño apártate y déjame tomar a la chica. - Aleja...tus manos...de mi chica- Dice antes de darte un golpe en la cara haciendo que el señor Damián caiga hacia atrás y se masajee la barbilla- ¡ VETE AHORA MISMO DE MI CASA !
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
No escaparas de mi

Populares

Populares

close 0/500