Del odio al amor

Mi peor dia.
Ya estaba tarde asi que me acoste en mi cama y empeze a escribir en mi diario. "Hoy no ah sido un buen dia, Javier rego cafe casi hirviendo sobre mi pecho, tengo quemaduras, no son tan graves pero igual me duelen mucho, Héctor se comporto muy atento con migo y en realidad me parece muy lindo, todos los dias pienso en el siento que me empezo a gustar desde ese momento y siento una conexion muy linda con el" La verdad en ese diario habian muchas cosas vergonzosas sobre mi, además de hablar de Héctor como si fuera el chico mas lindo del mundo, además también había escrito como me llego mi primera menstruación y algotras cosas supremamente vergonzosas. Me levante de mi cama y coloque el diario ensima de mis cuadernos, Y me acoste para dormir. Al siguiente me desperté y mire mi teléfono, 6:26am —¡NO PUEDE SER! grite y me levante de golpe de mi cama y sacando ropa de mi closed para cambiarme. Me cambié y llene los cuadernos que habia dejado en mi escritorio el día anterior, en mi mochila. Baje rápidamente a la cocina, recuerdo que nisiquiera desayune, solo me despedí de mi madre y salí de mi casa, justo cuando sali el bus escolar venía en la esquina de mi cuadra, suspire y medio recogí mi cabello con una liga. Llegué al colegio tarde, iba de camino hacia mi aula, mire mi reloj de mano 6:57am. Pensé " Hay no puede ser tenia clase de quimica a las 6:30" Cuando entre a mi aula mire que no había nadie solo estaban las mochilas. Coloque mi mochila en mi asiento, saque mi libreta de quimica, y note que habia traido el diaro y me dije a mi misma. "Y esto que hace aqui, no puede ser" En ese momento llego un mensaje a mi telefono. Laura —So, ¿donde estas? Ven rapido al laboratorio antes de que llegue la miss. estaba tan apurada que nisiquiera serre la mochila y fui corriendo al laboratorio, que para completar me tocaba con Javier de equipo. Recuerdo que cuando entre la miss no estaba a si que solo me sente en el puesto colocandome la bata. Pero también note que Javier no estaba o no habia llegado lo cual, no tenia sentido por que su mochila estaba en el aula. Después de unos minutos Javier llego con la maestra e imediatamente se sento a mi lado y empezó la clase. Recuerdo que, después de la clase de química teníamos un receso de 15 minutos. Asi que apenas terminó la clase me diriji al baño para arreglarme un poco el cabello. Llegue a los baños y coloque mi libreta en los lavamanos, mientras acomodaba mi cabello que por lo general siempre fue dificil de manejar ya que era un poco rizado, pero muy largo. Mientras , casi terminaba de arrglarme recorde el diario. Tome mi libreta y subí casi corriendo a la aula. Busque y busque y no estaba, me encontraba muy nerviosa no sabía quien pudo aberlo tomado, y mas si se trataba de alguien que me odiaba. —No no puede ser.... Y ahora que hago, Me decía a mi misma muy angustiada. Justo entro la maestra Margarita que daba leyes. Nos pidio que nos sentarámos, pero seguia6 muy angustiada por mi diario. Es mas, esa hora de clase para mi fue la mas larga de toda mi vida, cuando terminó la clase ya estaba un poco mas tranquila por que sopuse que solo me había imaginado ver mi diario y que seguramente estaba en mi casa, a si que fui a la cafetería. Mientras tomaba una malteada de fresa llego un mensaje a mi celular. —So, amiga ven rápido al patio de la sede 3. —¿Que? Quieres que vaya hasta alla ¿para que? No entendía por que quería que fuera hasta aya, la institución era bastante grande y se dividia en 3 cedes. 1 que era para estudiantes de primer y segundo año, la cede 2 que era para 3 y 4 año, y la cede 3 que era para los ultimos grados antes de salir a la univrsidad, en fin yo me encontraba en la cede uno 1 aunque realmente pertenecia a la 2. —YA SOLO ¡VEN! Bueno, no creo que hubiera algo mas importante que encontrar el diario, pero talvez laura estaba en problemas a si que decidí ir. Cuando llegue mire una montonera de chicos y chicas de diferente año, todos como en un círculo amontonados, la verdad esque había muchos estudiantes, cuando me acerque escuche como un niño de segundo año dijo o mas bien grito. —ES ELLA, señalandome con su dedo índice. Todos voltearon a verme y sentí como todas esas miradas estaban ensima mío y se escuchaban mucho murmuros. Despues de un momento incómodo mire como Javier salia de la multitud con mi diario abierto en sus manos. Me quede atónita no sabia que hacer estaba como petrificada . —Oh miren. Dijo el con un tono de voz burlona. —Hola nerd, mira lo que tengo. Me dijo y con su mano derecha me ensañaba mi diario. Me lanze hacia el intentando quitárselo pero el me esquivo y yo caí al suelo. —Veamos aber que dice. Yo solo voltee a mirarlo aun en suelo, y empezó a leer cada y una hoja de mi diario, toda mi privacidad habia quedado al descubierto, ese diario lo tenia desde que tenia 10 años y ahí estaba casi toda mi vida escrita. Todos hablaban, se burlaban de mi y me señalaban. Agache la cabeza mientras seguía leyendo mi diario, mientras mis ojos se llenaban de lagrimas y solo sentia como resbalaban sobre mis mejillas. Después de unos minutos llegó a las paginas que hablaban de Héctor y las empezo a leer con voz burlona. Jamás me habia sentido tan humillada y jamas pensé que Javier me odiara tanto como para hacerme eso. Todos se burlaban de mi y yo solo suspiraba llorando en silencio. Cuando lo termino de leer lo serro de golpe y solo se rio, rompió mi diario y me lo tiro a mis pies. Y despues de unos segundos dijo. —Ya escucharon la nerd esta enamorada de mi mejor amigo... Sabés... lo que mas me da pena es que Héctor, jamás le llegaste a gustar es mas, nisiquiera te ah visto como una amiga además quien se fijaria en ti teniedo a Laura como mejor amiga, ya sabes laura si es bonita, y tu... Simplemente no lo eres. Me dijo con voz muy segura. Cada una de sus palabras eran como astillas que no me dejaban en paz y que después todo iban a dejar cicatrices. Me levante del suelo tomando las hojas rotas de mi diario en mis manos. Suspire... Y alse la cabeza, Mis ojos estaban rojos e inflamados de tanto llorar y me limpie las lagrimas. —En realidad Héctor esta enamorado de laura. Si, que dolor ¿verdad? que a la persona que amas le guste otra que no seas tu y aun más si es tu mejor "amiga". Volví a suspirar y mis ojos se volvieron a llenar de lagrimas, por sus palabras pero no podia dejar que me humillara de esa manera, asi que con mi voz debil y temblorosa dije: —Tienes razon... Pero sabes a mi lo fea se me quita y siendo nerd puedo llegar a hacer mucho mas que tu. Además.... Un retrasado como tu que tiene el alma podrida, creeme jamás va a ser superior a mí, y eso jamás lo vas a poder cambiar, humillame todo lo que quieras hazme la vida de cuadritos si quieres... Pero hagas lo que hagas, Jamas vas a ser superior o igual a mi. El solo se quedo callado al igual que todos escuchando cada una de mis palabras sin decir nada. Lo empuje y me diriji a las gradas y escuche como se le burban de el. Mis ojos se llenaron de lagrimas de nuevo, baje las gradas mientras seguia llorando y limpiando con mis manos las lagrimas. Entre al baño de niñas y me encerré en un cubículo. Y mientras lloraba desconsolada caí al suelo, lo que mas me dolía era que todo lo que el me dijo era verdad, quien se iba a fijar en una nerd como yo, teniendo a laura una chica linda y popular. Pero también me preguntaba porque... ¿Porque? Javier me odiaba tanto para herirme de esa manera. Después de unos minutos de llorar toco la campana de entrada, sali del cubículo y me diriji al lavamanos mis ojos estaba rojos y muy inflamados. Cuando iba saliendo del baño topé con alguien que "accidentalmente" rego su refresco sobre mi camisa. DENUEVO. —¡Ah! Genial lo unico que me faltaba. El chico se intento disculpar pero yo lo interrumpí. —Mira no me ¡IMPORTA! Solo quiero un día en paz. Lo empujé, y cuando me iba a ir me tomo de la mano intentado detenerme. —¡Espera! Yo solo me detuve y lo mire de pies a cabeza y lo primero que pensé fue. "Dios es muy alto bueno, no tanto como Javier pero si es bastante alto" —Ten... Me dijo, pasandome su buso color negro. —Mmm gracias. Lo tome con mi mano y entre al baño para quitarme la camisa y colocarme el buso. Mire la hora en mi reloj de mano habían pasado casi 8 minutos. Salí del baño, escuche como el me gritaba que esperar pero yo solo pensaba en que iba a llegar tarde a clase.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Del odio al amor

Populares

Populares

close 0/500