El Heroe Traidor

Capitulo 27
(Punto de Vista de Nicolette) *Golpe* Intente cortarlo con mi Hoja de Oscuridad pero detuvo mi mano con mucha facilidad. -Tranquilizate...- dijo bajando mi brazo para que pudiera verlo a los ojos. -No quiero problemas- Todos se levantaron de sus sillas y voltearon a vernos, desactive mi habilidad y volvi a sentarme junto a el. ¿Como sabe que soy una heroe?... -¿Quien eres?, y ¿como sabes eso?- pregunte mirandolo friamente a lo que el sonrio. -Eso no es lo importante ahora, vine a aqui a advertirles sobre algo...- -Te pregunte algo- lo interumpi y su sonrisa se borro al instante, me hablo de forma amenazadora. -Ya te dije que no soy tu enemigo, pero si quieres que lo sea.... te matare aqui mismo- Sus ojos se volvieron completamente negros exepto la iris que cambio a un rojo brillante, su poder se elevo al instante al punto de poder sentirlo solo con su presencia. -¿Vas a seguir interrumpiendome?- me miro y sus ojos brillaron un poco, negue y volvi la mirada a la barra frente a mi. -Es sobre su presencia en esta aldea, no se si lo sepan, pero no pueden escapar de su deber tan facil, la diosa Celesta esta muy enfadada con ustedes por lo que dejo de ocultarlos del mundo demoniaco...- Lo mire con los ojos abiertos sin creer lo que habia dicho.... ¿Ocultarnos?... -¿A que te refieres?- pregunte algo asustada a lo que el nego con la cabeza mientras suspiraba. -Que los quiere muertos a ti y a tu novio, es la razon por la que estoy aqui, vine a advertirles sobre mis compañeros que vienen tras ustedes que aunque no sean una amenaza potencial para ellos, quieren matarlos por ser solo heroes...- mi cuerpo se estremeció por completo, al parecer no podia ser tab facil... -¿Porque nos adviertes?, si son tus compañeros debes de querer lo mismo que ellos, ¿no?- en el momento que dije eso el solo rio sin gracia y respondio ironico. -Ya cometi mis errores con los antiguos heroes, se que ustedes no son como ellos, ustedes no buscan meterse en los asuntos de la guerra solo porque se los dijeron, al contrario, la evitaron y decidieron tomar su propio camino, yo admiro eso- -Asi que ya sabes, sera mejor que escapen de aquí si quieren seguir viviendo la vida que tienen, mi compañero ya los encontro y no se detendra hasta verlos muertos- el joven se puso de pie y sus ojos volvieron a la normalidad. -Si piensas enfrentarlo, debes de saber que es muy fuerte, tu compañero morira facilmente si lo enfrentara de frente, yo les recomiendo huir y pelear otro dia...- Antes de irse invoco un abrigo de cuero negro y se lo coloco con cuidado. -Les deseo buena suerte...- dijo mientras elevaba su mano a la altura de su pecho y este brillaba de tono violeta. -Adios- Su cuerpo se desvaneció mientras todo lo veian asustados. "Un demonio" Grito uno de los que no rodeaban, varios salieron del gremio pero yo me quede sentada en mi sitio intentando asimilar lo que habia dicho. Shiro tenia razon, no sera tan facil escapar de nuestro deber, ahora nos enfrentamos a algo mas grande que a un rey corrupto. Me puse de pie y sali del gremio, habia varios aventureros afuera hablando entre si, entre ellos estaba Emily que al verme se acerco a mi. -Escuche que habia un demonio en el gremio, ¿estas bien?- pregunto preocupada y yo solo asenti. -Tranquila, no paso nada- Comenze a caminar sin decir nada mas rumbo a la posada, tenia que decirle a Shiro sobre lo que acababa de pasar, teniamos que irnos de aqui. A huir de nuevo... ... (Punto de Vista de Shiro) Seguia recostado en la cama de la habitacion, miraba el techo pensando lo que Nicolette habia dicho, mi punto de vista sobre todo esto es muy diferente al de ella, ella buscaba ayudar a Noa y Tetsuo en esto del deber de heroe pero yo no quiero hacerlo. No es mi problema, nunca nos preguntaron si queriamos venir aqui y asumir esa responsabilidad, en cambio de eso nos trajeron a la fuerza y nos obligan a pelear por gente que cree ciegamente en ellos. No voy a permitir eso... No quiero que Nicolette se vea involucrada en todo eso solo porque es lo "correcto" y es lo que deberiamos hacer, prefiero que estemos a salvo y evitar la guerra lo mas posible. Es lo quiero para nosotros... Me levante de la cama y me acerque a la ventana de la habitacion, ya habia pasado un buen rato desde que se fue Nicolette y ya era tarde, ¿deberia ir a buscarla?... Movi la cortina de la ventana y mire la aldea, era bastante bella, no me imagino verla destruida como la describio Emily. "¡Corran, un demonio estaba en el gremio!" Frunci el ceño al escuchar al tipo que corria por la calle bastante asustado, dijo ¿demonio?... En el momento que pense eso una silueta aparecio en el reflejo de la ventana, abri los ojos y gire sacando mi espada rapidamente. -Hola heroe- me saludo un chico de cabello corto plateado, estaba sentado sobre una de las sillas de la habitacion con las piernas cruzadas. -Hermosa aldea, ¿no lo crees?- No le conteste y me coloque en guardia listo para atacar. -Ustedes los heroes les gusta hacer las cosas dificiles- el chico se puso de pie sonriendo y me miro fijamente. -¿Estas listo?- Sus ojos se tornaron negros con un brillo rojo, Analizar.... Sus ojos brillaron de tono rojo... Error... -No sera tan facil...- me amenazo cerrando los puños y alzandolos a la altura de su pecho. -¿Quien eres tu?- pregunte mirandolo, el solo rio y respondio en forma de burla. -Tu destruccion- Gruñi y salte hacia el, comenze a lanzar ataques rapidos con la espada pero el siemplemente se movia de un lado a otro esquivando todos los ataques con facilidad. Abri los ojos sorprendido por su agilidad, no logre ni siquiera rozarlo con la espada, di un salto hacia atras y saque mi daga y choque las dos hojas entre si creando un sonido metalico agudo. -Uy, interesante- se volvio a burlar, corri hacia el con mis armas en mano. -¡Callate!- *Choque* Detuvo mi espada con la palma de su mano como si no fuera nada, quise retroceder pero antes de poder hacerlo tomo mi antebrazo y me acerco a el. *Golpe* Recibi un fuerte rodillazo en mi estomago que me dejo sin aliento, di un paso hacia atras respirando con dificultad y antes de darme cuenta una patada me lanzo a volar contra el muro detrás de mi. Comenze a toser sin control, tape mi boca con una de mis manos y al alejarla note que habia pequeñas gotas de sangre sobre ella. ¿Que?... *Latido* Mi cabeza dio una palpitacion y mi corazon dio un vuelco, solte la espada y la daga, aprete los dientes y mire al chico lleno de furia. -¿Seguimos?- me reto colocandose en guardia, me separe del muro y camine lentamente hacia el sientiendo como mis musculos se tensaban. *Golpe* Lanze un golpe con toda mi fuerza y este lo detuvo con su antebrazo con algo de dificultad, antes de poder contratacar salte golpeandolo en la mandibula con mi rodilla. Grite con furia levavantando mis dos manos al aire y dejándolos caer sobre su rostro con toda mi fuerza. El chico cayo de rodillas y yo salte hacia atras para retroceder y recuperar el aliento. -Eres mas fuerte de lo que pensaba, estoy impresionado...- me dijo seriamente poniendose de pie y moviendo su cuello. -No eres alguien que se anda con juegos y eso es algo de admirar en un heroe, pero aun con esa fuerza, no has podido hacerme nada- -¿Porque me dices heroe?- pregunte rapidamente a lo que el comenzo a reir y respondio con ironia. -No tienes que fingir, se que lo eres y se quien eres, incluso se como llegaste aqui...- *Latido* -Agh- me queje cayendo de rodillas, su sonrisa se borro al instante. -Parece que algo te molesta...- Sus ojos brillaron y me escaneo por completo antes de sonreir. -Veo que cargas un gran sufrimiento por dentro, eso no es algo propio de los de tu raza...- el chico se acerco a mi lentamente y se arrodillo a mi altura mirandome con inferioridad. *Golpe* Detuvo mi puñetazo a medio camino y rio sin gracia. -Como dije antes, ustedes lo hacen mas dificil...- apreto los dientes y levanto su brazo en lo alto antes de impactarlo sobre mi rostro con una gran fuerza. Cai al suelo sin fuerza, todo mi cuerpo estaba adolorido, levante la mirada hacia el chico que seguia como si nada. -Quisiera divertirme mas contigo pero tengo corto el tiempo, te destruire ahora mismo...- elevo la palma de su mano y de esta salio una flama oscura. Cerre los ojos totalmente derrotado, no podia hacer nada mas... "Ni siquiera lo pienses hermano" *Zumbido* Abri los ojos y el tipo de antes que estaba en el gremio estaba detras del chico con la palma en su nuca. Sus ojos eran iguales al del chico, incluso la flama de su mano era identica, el chico bajo la mano y rio. -¿Que haces aqui?- pregunto con un ligero tono de burla. -Deberias estar en casa haciendo el aseo- Este lo volteo a ver con una sonrisa pero el otro siemplemente se quedo serio. -Deja las bromas, si quieres eliminar a este chico, tendras que vencerme primero...- su amenaza no parecio darle mucha gracia ya que apreto los dientes algo molesto. -No quiero pelear contigo hermano, yo vine por los heroes- contesto mirandome pero antes de que pudiera hacer algo el joven lo tomo del antebrazo. -Sueltame, es la ultima vez que te lo digo...- El chico comenzo a forcejear contra el joven pero este se negaba a soltarlo, a los pocos segundos se detuvo y suspiro lleno de fastidio. -Si eso quieres...- amenazo mirandolo, el joven solto su ante brazo y al instante el chico tiro un golpe al rostro del joven pero este lo esquivo agilmente. Ambos chocaron antebrazos creando una onda de viento que llego hasta mi rostro, abri los ojos sorprendido al ver la fuerza que poseían ambos. -Es suficiente, no podemos pelear aqui y lo sabes- le dijo el joven al chico pero este solo gruño molesto. -Ya me canse de ti...- *Golpe* El joven le propino un golpe en la nuca al chico que hizo que se arrodillara ante el, tomo su cuello y comenzo a apretarlo. -Te lo adverti hermano, tu mismo acabas de condenar esta aldea...- el chico sonrio y comenzo a brillar en una aura violeta antes de desaparecer. El joven se acerco a mi mientras sus ojos volvian a la normalidad, me tendio la mano para ayudar a ponerme de pie. -¿Estas bien?- me pregunto una vez que me puse de pie, yo asenti. *Agarre* Lo tome del cuello y lo amenze con mi daga. -¿Quienes son ustedes?- le pregunte amenazandolo con la daga en el cuello, el solo suspiro y nego con la cabeza. -Mi hermano tiene razon, ustedes siempre lo hacen mas dificil- -Responde...- acerque la daga a su cuello hasta tocar su piel. -Deja eso, podemos hablar tranquilamente, yo no soy tu enemigo en este momento y si quieres salvar la aldea tendras que escuchar lo que voy a decir...- me quede pensando un momento antes de soltarlo y empujarlo para alejarlo de mi. -Esta aldea esta en peligro, sera mejor que se preparen para una guerra...- Me quede mirandolo con duda hasta que se escucho la puerta de la habitacion. -¿Puedes convencerlo para que me escuche?- dijo el joven mirando a Nicolette que miraba con horror la habitacion.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
El Heroe Traidor

Populares

Populares

close 0/500