La Tercera hija del Rey

Capítulo 15
Las intrigas y traiciones en la corte eran el lado podrido del poder, la debilidad y miedo de todo rey. Como cualquier oponerte debía tener aliados dentro y fuera de la corte, algunos ministros y eruditos favoritos del rey eran sus aliados. Si plan era casi perfecto, si lo ejecutaba con cautela y discreción a su momento ascendería al trono y conformaría el imperio. Su nombre pasaría a la historia para ser recordado. —Su majestad ahora se está enfrentando con los rebeldes norteños, quiénes están intentando tomar poder dentro del pueblo Franco y Nevado, un solo sobreviviente de la realeza del norte es su motivo para alzarse en contra de los dorados. —Sí reconozco ser descendiente del clan Lundqvist y me someto a la autoridad del reino Dorado, estaré fuera de peligro, pues ya no representaré un peligro para su reino. Ahora las circunstancias me favorecen. —Exacto, princesa. Xana volvió sus ojos a Ronda, quien estaba de pie cerca de la puerta. Si fuese otra situación estaría fantaseando con ser su esposa. Pero en ese momento otros factores jugaban en contra de sus sentimientos. El silencio reinó sobre toda la estancia. —Creo que debo irme —avisa el hombre Xana asiente con la cabeza, se levanta y se acerca a la salida, abre la puerta y se corre a un lado para dejándo pasar al hombre. El Duke sale y se queda pocos pasos de la puerta dudoso de hablar. —Yo... Xana no prestó atención a las palabras del hombre. Lo arrastró de nuevo a la habitación y cerró la puerta con rapidez y empujó al Duke hasta una esquina de la habitación. Las criadas pasan por su habitación sin darse cuenta de la presencia adicional esa noche. Xana vuelve el rostro al hombre quedando a solo pocos centímetros de su rostro. El exterior en ese momento se volvió nada interesante, la princesa había caído en un estado de embeleso casi instantáneo, como una libélula siendo atraída por la luz. Jaden Ahlström apresó entre sus brazos a la princesa consiguiendo más cercanía con ella. El hombre bajó su rostro y Xana se preguntaba si en realidad la besaría. Con una mano levantó el rostro niveo haciendo que esta lo mire a los ojos. De inmediato se perdió en las profundidades rojizas que lo quemaban con fervor. Sus narices chocaron y sus alientos se mezclaron. Luego, Xana sintió la voz en su oído. —Hay palabras que nunca consiguen salir de mi boca. Alguien como yo solo espera que estas sean entendidas sin siquiera salir de su escondite. Xana queda helada en su lugar, aquello era muy extraño. Aquel hombre siempre había logrado hacerla sentir especial. Ahora se sentí eufórica, pero a la vez desconcertada. ¿Por qué el hablaba cosas tan difíciles de entender? Xana alza los ojos al hombre confusa, este solo la abraza manteniéndola presa entre sus brazos, aspirando el dulce aroma de su cabello. El silencio predominó ese momento, era un silencio que hablaba por si solo. Las palabras no fueron necesarias. Ella no quería finalizar ese abrazo y al parecer Ronda tampoco. Era una situación extraña para ambos pues no estaban acostumbrados a recibir ni dar expresiones de cariño. Pero por alguna razón desconocida no se sentía incómodo. Jaden sostenía entre sus brazos el frágil cuerpo de la mujer mientras percibe el olor fresco de su piel. Aquello que sentía por la mujer era algo nuevo, esos sentimientos brotaban de su corazón sin ningún control, casi nada le preocupaba excepto una cosa; volverse débil. Lamentándose en su corazón Ahlström se separa de Xana. Las profundidades ardientes lo miran con expectación como anhelantes de palabras. Pero Jaden se encontraba tan perdido en sus propios miedos y pensamientos que ignoró aquellas miradas. —Yo debo irme —susurra Jaden para luego salir aceleradamente de la habitación Xana se queda de una sola pieza, ¿Qué había sido eso? No comprendía la actitud del Duke. En un momento lo sintió tan cercano y al otro distante de ella. Al parecer el principe no le importaba, una lastima, pues aunque no quiera albergaría toda su vida ese recuerdo. Pero no sé mostraría indulgente. Ahora eran aliados, pero eso no significaba nada porque podían llegar a ser enemigos y si hacía falta endurecer su corazón, lo haría. Buenas!! disfruten este nuevo capítulo 🌚🌚❤️ Probablemente mañana público otro, así que buenas noches.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
La Tercera hija del Rey

Populares

Populares

close 0/500