El Heroe Traidor

Capitulo 26
(Punto de Vista de Shiro) -¿Como nos encontraron?- pregunto Nicolette mientras caminabamos entre los arboles de regreso a la aldea. -Despues de descubrir algo bastante interesante...- contesto Emily bastante seria. -Su pelea contra los Goblins, ¿recogieron los cuerpos?- Nicolette volteo a verme y ambos negamos con la cabeza. -Ya veo, cuando regresamos a la aldea buscamos a unos aventureros experimentados que pudieran darles una mano con esos monstruos pero al llegar de nuevo al bosque no encontramos ni un rasto de ustedes ni de los Goblins que nos atacaron- Emily me miro seriamente. -No eran Goblins reales los que nos atacaron, eran invocaciones que alguien coloco para atacar a las aldeas- Deje de caminar al escuchar eso ultimo, ¿invocaciones?... -¿Es posible invocar monstruos de ese tipo?- pregunte a lo que Emily asintio y respondio rapidamente. -Con cierto nivel de maestria puedes invocar lo que sea, el problema es que esas invocaciones requieren un nivel muy alto de maestria y ninguno de la aldea es capaz de hacerlo...- -¿Entonces quien pudo haberlo hecho?- se apresuro en preguntar Nicolette a lo que Emily hizo un gesto de duda. -No sabemos aun, venimos por ustedes para hacerselo saber al gremio y al lider de la aldea, ya que ustedes son los que mas lo vieron de cerca, sobre todo tu Shiro- Emily cambio a una mirada incómoda, sabiamos a lo que se referia. -Es un tema bastante serio ya que nos referimos a que alguien nos esta retando a la guerra, no somos una nacion grande como para contratacar rapidamente, lo unico que tenemos son los aventureros y varios guardias de seguridad que trabajan para el lider, si se trata de una guerra, no podemos arriesgarnos a perder- despues de decirme eso solo me quede mirandola, no sabia que se trataba de un tema tan serio, siendo aparte que ella tiene toda la razon. Si conparamos Hekan con Celes, la diferencia de poder armado es colosal, Celes podria tomar Hekan facilmente con solo la mitad de sus soldados. -Vamos entonces, ayudare en todo lo que pueda- dije seguro de mis palabras a lo que todos sonrieron aliviados. -¿Querian que ayudara?- -Claro que si...- dijo Emily llena de obviedad. -¿Crees que dejariamos a un guerrero tan fuerte como tu fuera de este enfrentamiento?- Alze los hombros en forma de duda y todos me miraron con los ojos entrecerrados, negaron con la cabeza y comenzaron a caminar hacia la aldea con nosotros detras de ellos. Mientras caminabamos Nicolette se coloco a mi lado y me aparto un poco del grupo para que pudieramos hablar mas en privado. -¿Crees que es buena idea volver a la aldea despues de lo que paso?- me pregunto en voz baja. -Seria un problema si llegaran a enterarse quienes somos realmente...- -No lo haran, mira, una vez que terminemos con esto nos iremos y buscaremos otro lugar para quedarnos, con el dinero que tenemos no sera ningun problema viajar y encontrar donde quedarnos mientras seguimos ganando dinero como aventureros- al decir eso tome a Nicolette del menton y le di un beso rapido. -Estamos juntos en esto, y ahora mas que nunca necesitamos apoyarnos uno al otro para seguir adelante- Nicolette sonrio y enredo sus brazos sobre mi cuello, nos quedamos unos segundos abrazados antes de seguir nuestro camino a la aldea. ... Una vez en la aldea fuimos directo al gremio de aventureros donde segun Emily nos esperaba el lider de la aldea, estaba esperando que les describieramos a los Goblins con los que habia peleado y eso hize. Me sente frente a el, era un hombre bestia leon bastante imponente, su melena cubria su cuello completamente y se notaba un aire de superiodidad al verlo. -Me conto la aventurera Emily Toss que se encontraron con un grupo bastante numeroso de Goblins en el bosque, tenemos las sospechas de que se tratan de alguna invocación, ¿recuerdas algun rasgo distintivo que tenia alguno de ellos?, cualquier cosa sirve...- el hombre me miro atentamente mientras rascaba mi nuca nervioso. No recuedo mucho sobre lo que paso en ese momento, solo se que no queria que le hicieran daño a mis compañeros y comenze a atacarlos. Comenze a recordar esas caras de los Goblins, buscando algo diferente a los qur eh enfrentado antes... *Latido* Coloque mi mano sobre mi frente y cerre los ojos intentando no caer de nuevo en esos pensamientos... -Una marca en la mejilla- dije sin querer a lo que el hombre comenzo a prestar mas atencion. -Tenian una marca en la mejilla, dos lineas onduladas de color violeta, de eso nada mas, todos eran normales- El hombre comenzo a hojear un libro en sus manos durante unos segundos hasta detenerse en una de las paginas. -No, no puede ser posible...- dijo mirando la hoja donde estaba un Goblin con marcas similares a la que mire. -No se trata de una invocación, eso es una buena noticia pero la mala es que son monstruos entrenados por alguna nación para atacar y destruir aldeas...- -Entonces, ¿como explicar la desaparición de los cuerpos?- pregunto un aventurero a nuestro lado a lo que el hombre respondio seriamente. -No lo se, podria ser alguien mas que se encargo de eso, tendremos que vigilar el bosque durante unos dias, por ahora nadie saldra de la aldea por nada del mundo hasta que se sepa quien esta detras de todo esto- -Si señor- el aventurero se inclino y salio del gremio. Sin decir nada mas el lider salio justo detras del aventurero y cerro la puerta detras de el, me quede sentado en la mesa y los chicos me acompañaron. -Espero que no sea nada grave- se quejo Emily bajando la cabeza. -No me gustaria que esta aldea pasara de nuevo por el desastre...- Nicolette y yo la miramos confundidos, Noel y Nina tambien bajaron la cabeza lo que nos provoco aun mas duda. -¿Paso algo aqui?- se atrevio a preguntar Nicolette, Emily asintio y elevo la vista como si recordara algo. -Fue hace como 7 años, cuando aun vivia con mis padres y mi hermana mayor, hubo un ataque que devasto Hekan por completo y lo dejo hecho cenizas...- -¿Que paso?- pregunte suavemente y Emily comenzo a contarnos con gusto. -Fue en epoca de inicio de la guerra contra el rey demonio, las grandes potencias de las razas estaban tomando partido para defenderse y atacar, cuando porfin estallo la guerra, las pequeñas aldeas como nosotros son las que se vieron mas afectadas, quedamos en fuego cruzado entre los demonios y los humanos, uno de los heroes invocados fue el comandante que hizo nuestro hogar un campo de batalla...- Voltee a ver a Nicolette y ella nego ligeramente con la cabeza, Emily hizo una pausa y tomo un gran respiro. -Fue horrible, todo a nuestro alrededor era muerte y destruccion, ese "Heroe" destruyo nuestro hogar solo porque un demonio estaba dentro... con nosotros....- Emily comenzo a sollozar y sus ojos comenzaron a empañarse pero no dejo de hablar. -Mis padres nos cubrieron a mi y a mi hermana para que no murieramos en la explosion, cuando todo termino ellos solo se fueron sin decir nada, dejandonos a nosotras a nuestra suerte, sin dinero ni hogar...- Todos nos quedamos en silencio, Nicolette abrazo a Emily y la dejo desahogarse en su hombro, yo solo podua quedarme pensando en lo que habia dicho. Supongo que las guerras son iguales en todos lo mundos, todos crean caos por donde pasan y por culpa de eso, personas inocentes solo sufren y en el peor de los casos lo pierden todo... "Recuerdo esa guerra" Giramos sobre nuestro asiento y detras de nosotros estaba sentado un joven vistiendo un traje negro algo elegante. El hombre acomodo su cabello que le llegaba a la mitad de su espalda, giro su cuerpo para vernos y nos miro sosteniendo una copa entre sus dedos. -Fue como dice la jovencita, fue una de las peores guerras que vivió el mundo, a mi me toco vivirla en carne propia, ya que era un soldado en ese tiempo- comenzo a contar el hombre colocando su mano sobre su barbilla de forma elegante. -De hecho eh escuchado ciertos rumores estos ultimos dias sobre que una nueva guerra se acerca...- Todos lo miramos con los ojos abiertos sobre todo yo y Nicolette. -¿Una nueva guerra?- pregunto con voz rota Emily y el hombre asintio dando un trago a la copa. -Si, hay muchos rumores en la ciudad principal, dicen que los humanos ya invocaron a sus heroes y estos estan entrenando para pelear, pero hay uno que circula que me parecio bastante extraño...- Nicolette y yo tragamos saliva en el momento que el sonrio y termino el liquido de su copa. -Es sobre los nuevos heroes, dicen que han tenido bastantes problemas con ellos y que incluso mas de uno les dio la espalda, pero son solo rumores, dudo que sean verdad...- termino de decir antes de ponerse de pie y caminar a la salida del gremio. -Espero que este equivocado ya que sin esos heroes, el mundo esta condenado a perder contra los demonios...- La puerta se cerro detras de el, el silencio reino de nuevo entre nosotros, mire a Nicolette y parecia estar sumida en sus piensamientos. Sabia que pensaba en lo que dijo, el mundo quedaria a manos de los demonios si los heroes no estan para impedirlo, es algo cliche en las historias de fantasia pero nunca pense que seria asi en un mundo como este. ¿Acaso los heroes somos los unicos que pueden impedirlo?... Debe haber alguien mas que pueda hacerlo, no puede ser tan dificil, y si no pueden, pueden invocar mas... Mi cabeza era un remolino en estos momentos, por un lado pensaba que el hombre estaba en lo cierto, sin los heroes, la humanidad estaria en una desventaja notable pero por otro lado pensaba que es imposible que 2 personas hagan la diferencia. No sabia que pensar... Despues de quedarnos pensando un momento decidimos regresar a la posada, nos despedimos de los chicos y fuimos directamente sin hablar una sola palabra. Saludamos a la recepcionista como siempre y subimos a nuestra habitacion, Nicolette entro y de inmediato comenzo a quitarse su equipo y colocarlo sobre el mueble. -¿Crees que sea verdad?- pregunte y Nicolette me miro cabizbaja. -Sobre la guerra...- Ella solo alzo los hombros y nego con la cabeza. -No lo se, yo creo que si, sino, ¿porque nos invocarian?- me acerque a ella y tome sus manos. -¿Crees que hicimos mal con escapar?- -No teniamos opcion, iban a matarme y seguro a ti tambien por ayudarme...- le respondi. -Sabes que no teniamos muchas opciones, teniamos que escapar sino quien sabe donde estariamos ahora, renunciamos a nuestro deber como heroes y asi tiene que quedarse...- -Pero, ¿y las personas que creen en nosotros y esperan que las ayudemos?- pregunto mirandome triste. -Tenemos que hacer algo para evitar que sufran...- Negue con la cabeza. -No podemos hacer nada, solo nos queda preocuparnos por nosotros ahora mismo...- Nicolette me miro sorprendida y comenzo a hablar en voz baja. -¿No piensas ayudar a los demas?, ¿porque?- -No es nuestra responsabilidad ahora...- respondi y ella comenzo a alzar la voz. -Siempre fue nuestra responsabilidad ayudar a las personas, eso hacen los heroes...- -No somos heroes, Nicolette- la interrumpi. -Ya no lo somos, ahora somos traidores, si nos acercamos a ellos, intentaran asesinarnos, se que quieres ayudar a las personas pero ahora es imposible hacerlo...- -¡Ya lo se!- grito mostrando molestia. -Solo, no se me hace justo que estemos aqui mientras Noa y Tetsuo se encargan de todo eso, no podemos dejar esa carga sobre ellos, debe haber un modo de como ayudarlos...- Me cruze de brazos y la mire seriamente. -No la hay- dije cortante, Nicolette me miro sorprendida y poco a poco comenzo a fruncir el ceño. -¿A donde vas?- pregunte un poco arrepentido, Nicolette se acerco a la puerta y la abrio con la intencion de irse. -A ningun lado- respondio cortante y cerro la puerta. Resople y me tire sobre la cama, queria ir tras ella pero se que no vamos a solucionar nada si voy, tenemos dos puntos de vista muy diferentes. ... (Punto de Vista de Nicolette) Baje las escaleras molesta, ¿porque tiene que pensar asi?, ¿acaso no le importan las personas inocentes?... Cuando sali de la posada comenze a caminar por las calles de Hekan pensando en lo que habia pasado, sobre todo en lo que habia dicho ese tipo en el gremio. Yo estaba segura que era verdad sobre la guerra, sabia que iba a pasar y me molestaba no poder ayudar y mas todavia ser una carga en ella. Me converti en una traidora y abandone a los chicos, ahora tendran que enfrentarse a doble trabajo por nuestra culpa. Me hacia sentir culpable, yo estaba aqui disfrutando de la compañia de Shiro y ellos seguramente estan pasandola mal, sin nosotros tendran que entrenar el doble y mantener la paz en toda la raza humana. No creo que pueda aceptarlo, quisiera ir y ayudar pero lo que dijo Shiro es verdad, si nos acercamos nos atacaran y nos encerraran, no puedo dejar que eso pase. Levante la mirada del suelo y mire que estaba frente al gremio, no dude en entrar y dirigirme directamente a la barra. Me sente en uno de los bancos y recargue mi cuerpo sobre la barra, el lugar estaba casi vacio por lo que estaba bastante callado a comparacion a la mañana. El cantinero me paso un vaso de agua y me sonrio, yo le sonrei de vuelta y tome el vaso entre mis manos. Le di un sorbo y al instante senti un sabor amargo en mi boca que casi me hizo escupirlo, no era agua... Aparte el vaso y volvi a mi posicion anterior, mejor no bebere nada... -Parece que no te gusta el licor...- dijo alguien cerca de mi pero no me tome la molestia de verlo. -Dejame en paz, no quiero hablar- respondi seca a lo que el hombre comenzo a reir ligeramente y respondió en tono ironico. -Las chicas aventureras son tan duras...- Dirigi mi mirada hacia el y era el joven de antes, tenia el mismo traje y todo, solo lucia mas cansado. -Eres la chica de antes, por tu cara pensé que serias mas amable...- rio sacando un cigarrilo de uno de sus bolsillos. No sabian que existian aqui... El hombre levanto su dedo y con la yema del dedo indice lo encendio y le dio una calada exhalando el humo entre sus labios. Debo admitir que es bastante apuesto pero dudo que sea mi tipo... -¿Puedo preguntarle algo?- lo mire seriamente y el asintio. -Claro, ¿que pasa?- -¿Donde escucho ese rumor de la guerra?- pregunte en voz baja para no llamar la antencion, el joven rio y le dio otra calada a su cigarrillo. -No lo escuche de ningun lado, se que es verdad ya que soy soldado- Me quede callada a su respuesta... Analizar... Error... -No deberías analizar a las personas sin su permiso.....- dijo en voz baja el joven para luego mirarme seriamente. -Heroe-
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
El Heroe Traidor

Populares

Populares

close 0/500