No escaparas de mi

Quise estar a tu lado.
~Jane~ Aunque se la razón por la que me aleja...me duele que lo haga de esta forma...ese no parece mi Cris. Al llegar casa me encuentro con mi mamá, ha venido a cuidarme por un mes por mi accidente, papá está en recuperación así que puede venir tranquila. - Mi niña ¿ qué tal tu día?- Dice ella desde la cocina...yo, que estoy en el umbral de la puerta camino hacia ella con lagrimas en los ojos y la abrazo. - ¿ Qué sucedió, pequeña?- Dice ella acariciando mi cabello, le cuento todo lo ocurrido y ella solo me sonríe comprensiva -Suena complicado, pero algo debió motivarlo- Dice mi madre tomando mi mano- Tranquila mi amor, en los ojos de Cristián, no cabia más amor por ti, me conmovió ver como lloro al verte en cama. - Solo quiero que esto acabe mamá, ahora que lo amo el...- Digo dejándome caer en el sofá. - Se que puede aliviar esto...- Dice mamá camiando a la cocina y trayendo consigo un gran chocolate- ¡ Tu chocolate favorito! Pasamos la noche hablando y riendo, pasar tiempo con mamá, alivia todos mis males. A la mañana siguiente, salgo a trabajar, me encuentro con Sam, mi vecino. - Hola, vecina ¿ esta mejor ?- Dice el con una sonrisa. - Si, gracias por preocuparte, Sam- Digo sonriendole amablemente. - Espero que me dejes llevarte- Dice cerrando su cajuela. - Esta bien, pero tómalo como un honor- Digo bromista a lo que el ríe. Cuando llegamos nos despedimos y el sigue su camino, ya que es temprano paso a la sala de descansos para hacerme un café y al irme preparando el café tan anhelado...alguien entra de golpe y cierra la puerta tras de mi, volteo y veo a... - ¿ Cristián?- Digo mirándole incrédula, pensé que no quería verme. - Volviste a venir con el...- Dice con la mirada baja...- Así que...¿ para ti es fácil olvidarme? - Dejate de comentarios victimarios ¿ si ?- Digo algo enojada, me termina y dice no querer oír mi nombre...para luego ¿ ponerse celoso ?- Solo me trajo y...¡ Bah ! ni siquiera se por que te estoy dando explicaciones, hasta luego- Digo apunto de irme de la sala cuando me toma de la mano, dejando caer mi café y arrinconandome contra la pared, pegando su cuerpo al mío...extrañaba su calor...pero en estas circunstancias...- Cristián, sueltame por favor. - ¿ Soltarte ?- Dice el acercandome a su rostro, a lo que, a regañadientes, protestó. - ¡ Dijiste que no querías ni oír mi nombre !- Digo tratando de soltarme de sus manos- Deja de jugar así conmigo... - Jane, es que yo no soporto esto...- Dice Cristián enterrando su cabeza en mi cabello- Apartarme de ti...es difícil ahora que yo... - Te amo tanto...- Digo anticipando sus palabras finales, el me mira incrédulo- Cristián, no hace falta que hagas esto solo, déjame estar a tu lado, podemos detener este conflicto juntos, Cris...por favor. - Jane, no quiero que te pase nada, me muero si algo te ocurre- Dice apoyando su frente en la mía. - Más daño me haces alejándote de mi...¿ por qué haces que me enamore para luego...hacer esto ?- Digo dejando caer la lagrima más dolorosa que he estado reteniendo. - Ya, basta...- Dice Serena entrando a la sala, Cristián y yo la miramos con sorpresa- Cristián, tomaste una decisión ¿ no ?...nadie debería interferir en tus decisiones... - Pero ¿ qué papel juegas tu en esto?- Digo enojada- Esto es solo entre Cristián y yo, tu estás sobrando. - Cristián...- Dice ella ignorandome y con las manos en la cadera- ¿ Vas a doblegarte? - Yo...La verdad yo...- Dice Cristián titubeando...esto me rompe el corazón. - Ya veo...Prefieres estar de acuerdo con Serena en lugar de oír a tu corazón...- Digo ensombrecida, estaba apunto de conseguir que volviera a mi...y con simples palabras de Serena...¿ va a olvidarlo?- Empiezo a creer que no me amaste jamás y esto es solo una excusa para que puedas terminar la relación... - Jane...no, no es así yo si te amo...- Dice Cristián tratando de encontrar mi mirada, la cual está perdida en el suelo. - No, si me amaras...me escucharias y al menos considerarias lo que digo...- Digo volviendo a mirarlo- ¡ Pero dejas que las palabras de Serena te hagan cambiar de opinión! ¡¿ Sabes lo que esto me está lastimando?!...quise estar a tu lado y apoyarte...pero creo que al final, dejaras que Serena lo haga en mi lugar. - Tenlo por seguro, así será...- Dice Serena apoyando su mano en el hombro de Cristián, quien no se mueve de mi cara. - Perfecto...esto ya no es mi problema, entonces...como dijiste ayer...no volverás a oír mi nombre- Digo saliendo de la sala, oigo a Cristián llamándome, pero...al igual que antes...se ha dejado detener por Serena...¿ no me dejará quedarme a su lado y ayudarlo ? Me dirijo a la oficina de mi nuevo jefe, Felipe...quien al verme con los ojos enrojecidos, se acerca a mi y me abraza... - Lo lamento, Jane...- Dice dándome un golpecito amable en la espalda, yo entierro mi cara en su pecho, dejando que todo el dolor que llevo dentro pueda salir libremente... - Solo se deja influenciar por palabras de Serena...y no escucha nada...- Digo entre lágrimas. - Serena es importante en la vida de mi hermano...es, prácticamente, normal que le escuche- Dice Felipe, limpiando mi rostro- Pero mi hermano debería escuchar su corazón, en lugar de palabras ajenas. - Ya no se que más...hacer...- Digo separándome de el lentamente, el me sonríe y me acomoda la chaqueta. - ¿ Sabes qué?- Dice el sonriendome más alegre- Tomate el resto del dia, tengo entendido que tu madre está en la ciudad, pasa la tarde con ella y olvida todo lo ocurrido aquí. - Felipe...- Digo sonriendo y limpiando mi rostro- Esta bien, gracias de verdad. Salgo de la empresa y al caminar por los estacionamientos, choco con alguien encapuchado que desprende un olor a menta y vainilla...muy potente, he tenido este olor cerca de mi antes ¿ de quién? lo sigo con la mirada y veo que un coche de la empresa lo estaba esperando, un hombre canoso le esperaba ¿ Quienes son ?
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
No escaparas de mi

Populares

Populares

close 0/500