Especialista en Fortalecimiento de Objetos

El Corazón de la Nube – Tang Xinyun
"¿Xinyun…? ¿Corazón de la nube?" Al escuchar el nombre de la chica, Bai Yunfei quedó atónito. Esa oración pasó inmediatamente por su cabeza, ‘corazón de la nube’, debido al que el nombre de la joven tenía cierto parentesco con el suyo. ¿Era por eso que se avergonzó hace tan solo un momento? "No, no, no es el carácter Yun de nube, exactamente", explicó ella en voz baja, tratando de ocultar el rubor de su cara. "Oh, ya veo..." Bai Yunfei se rascó la cabeza con torpeza, y aunque sintió que la chica trataba de ocultar algo, no se inmutó casi por el tema y preguntó de forma natural: "La señorita Tang ha venido aquí también para lavarse, ¿no? Te dejo, entonces. Tianming, vámonos". "¿Eh? Uh, si, vamos". Tianming, anteriormente desconcertado por todo lo ocurrido, volvió a sus sentidos y siguió a Bai Yunfei. La tía Zhao había estado observando atentamente a Bai Yunfei hasta alejarse. Cuando se marchó, extrajo una palangana de su anillo interdimensional y tomó algo de agua para que Tang Xinyun se lavara. "Señorita, aunque niega ser un hombre lascivo, miré como se aprovecha de su nombre para coquetear con usted. ¡Es un sinvergüenza!", exclamó la mujer. "Tía Zhao, no seas paranoica, creo que es sólo una coincidencia. Y es la primera vez que escucha mi nombre, no es como si él lo supiera de antemano". Xinyun terminó de lavarse la cara y se limpió las manos con una toalla. "¿Qué clase de coincidencia es esa? Cuando la señora te dio ese nombre, esperaba que una vez crecieras fueras libre de la crueldad de tu familia y que tu corazón flotara libremente como las nubes del cielo. Por eso te llamó Xinyun, que se lee como ‘corazón de la nube’. Además que Yun era un carácter más apropiado para una chica. Aquel sinvergüenza dice llamarse Bai Yunfei, pero seguramente es mentira y solo se está aprovechando de la situación". La cara de Tang Xinyun se enrojeció ligeramente una vez más cuando miró a la tía Zhao con cierta impotencia, diciendo: "Tía Zhao, ¿crees que sabrá el verdadero significado de mi nombre?" "Hmm, pues..." La tía Zhao se encogió de hombros, dándose cuenta que estaba siendo un poco exagerada. "Bueno, tía Zhao, deberías dejar de ser tan hostil con él todo el tiempo, sea o no el tipo de esa noche, no parece que quiera hacernos daño, ¿verdad? Al salir de viaje, siempre es bueno hacer nuevos amigos". "Bueno, mientras no siga siendo grosero contigo, no lo molestaré..." "Hermano Bai Yunfei, ¿por qué esa señora te llamó pervertido? ¿Qué has hecho? ¿Podría ser…?" Tianming miró a Bai Yunfei con una sonrisa forzada en los labios. "¡No me acuses de nada, mocoso!" Bai Yunfei lo miró con un gesto ceñudo. Luego se calmó un poco y le dio una palmadita en la espalda. "Soy un hombre decente, ¿cómo crees que haría algo desvergonzado?" "Eh… no he dicho nada". Tianming se frotó la frente inocentemente. Al ver que Bai Yunfei parecía un poquito enojado, decidió cambiar de tema. "Por cierto, hermano Bai Yunfei, eres increíble. Cuando esa mujer lanzó la piedra, la rompiste fácilmente con el puño. Veo que ella también es una cultivadora de alma y creo que está al menos en el reino de Espíritu de Alma, ¿cierto? ¿Qué tan fuerte eres tú?" "Al igual que ella, estoy en la etapa Intermedia de Espíritu de Alma", dijo Bai Yunfei débilmente. "¡Wow! ¡Etapa Intermedia de Espíritu de Alma! ¡Eres tan fuerte como mi hermano mayor! ¡Él tiene treinta años, pero tú has de tener menos de veinte y ya eres así de poderoso!" Tianming hablaba con mucha emoción, sorprendido de la fuerza de Yunfei. Bai Yunfei sacudió la cabeza y alzó la mirada en dirección al grupo de personas a lo lejos. Entre ellos se encontraba el señor Huang. Debido al ataque que realizó la mujer hace rato, la mayoría de los hombres estaban un poco asustados o acomplejados. Y al ver como Bai Yunfei quebró la piedra que fue arrojada hacia él con tan solo un puño, comenzaban a verlo de manera diferente. "Joven Bai… Eh, quiero decir, señor Bai, no puedo creer que sea usted un cultivador de alma. Perdone mi falta de cortesía, espero no esté molesto..." Huang Wan, un poco más tranquilo que el resto de los hombres, inclinó la cabeza en gesto respetuoso al dirigirse a Yunfei. "¿Pero qué dice, señor Huang? No hay nada que perdonar. Se ha comportado muy amable conmigo. Originalmente oculté mi identidad ya que no quería que me trataran de forma diferente. Siga dirigiéndose a mí igual que antes", dijo Yunfei sacudiendo la cabeza suavemente y sonriendo. "Eso…" Aunque Huang Wan era una persona común, no era tonto. Al ver la sinceridad en los ojos del joven, dudó por un instante, pero luego dijo con una amplia sonrisa: "Entonces seguiré llamándote joven Bai. ¿Quién iría a pensar que serías un poderoso cultivador de alma? Y además alguien amable. Es un poco difícil de creer. Cuento contigo para que cuides de nosotros por el resto del viaje, joven Bai". Huang Wan sonrió afablemente, pareciendo retomar su anterior actitud. Sin embargo, todavía se expresaba con algo de formalidad. Como comerciante que era, no iba a dejar pasar una buena oportunidad para sacar provecho de un cultivador de alma. "Por supuesto, si hay algo en lo que pueda ayudar, solo dígalo. Haré lo mejor que pueda". Bai Yunfei asintió. "Ja, ja, entonces debo darte las gracias, joven Bai. El desayuno está listo, ven y come". Huang Wan le guiñó el ojo a uno de sus hombres para que le sirviera la comida rápidamente. Bai Yunfei solo pudo aceptar humildemente el trato que le estaban ofreciendo. Mientras comía, de vez en cuando echaba un vistazo a Tang Xinyun y a la tía Zhao al otro lado del campamento. Viendo como las dos mujeres regresaban lentamente, Bai Yunfei les saludó con una mano y gritó: "¡Señorita Tang, venga a desayunar con nosotros, continuaremos nuestro viaje más tarde!" La tía Zhao arrugó la frente. "Ese infeliz… Pediré que nos lleven la comida a nuestra tienda". "No, tía Zhao, comamos aquí, de esa manera podremos salir a tiempo con el resto del grupo y no tendremos que retrasar al jefe Huang", dijo Xinyun interrumpiendo a la tía Zhao. Luego, con una sonrisa, se posicionó al lado de Bai Yunfei. Tras un elegante movimiento de muñeca, extrajo un taburete de su anillo interdimensional y se sentó. La tía Zhao no tuvo más remedio que seguirla y sacó dos tazones de porcelana blanca de su propio anillo, para luego servirse dos raciones de gachas y comer junto a Tan Xinyun. "¿A dónde se dirige, señorita Tang?", preguntó Bai Yunfei casualmente mientras comía. "¿Qué te importa adónde vamos? ¿Podría ser que quieras seguirnos de nuevo?" Antes que Tang Xinyun pudiera responder, la tía Zhao se manifestó con esas punzantes palabras. "Uh…" Bai Yunfei la miró con pesadumbre y suspiró. "Bueno, tía, para que entienda que no las estoy siguiendo, les diré mi destino primero. Me dirijo a la ciudad de Gaoyi; después a la provincia de Pingchuan. ¿Ustedes a donde se dirigen?" "¡T-tú.....!" Los ojos de la tía Zhao demostraban sorpresa, y lentamente comenzó a fruncir más y más el ceño… "Hmmm… Supongo que por esa reacción debo decir… ¿qué vamos otra vez por el mismo camino? Es una gran coincidencia. ¿Por qué no seguimos juntos como compañeros de viaje? La casa de Tianming se encuentra en la ciudad de Gaoyi, por lo que tendremos a alguien que nos guíe por esos lugares". "¡Ni hablar! Una vez lleguemos a Gaoyi, alquilaremos un carruaje y nos marcharemos lo antes posible. ¡No necesitamos que nos acompañes en absoluto!", replicó la tía Zhao. "Oh, entiendo..." Bai Yunfei fingió una sonrisa. Solo mencionó el asunto de forma casual, pero no esperaba molestar.
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500