Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Bestia Alma – Ave
Aproximadamente a cincuenta kilómetros de la ciudad Roca Boscosa, en un recóndito bosque… Bai Yunfei continuaba cortando la maleza a su paso, que fácilmente abarcaba el tamaño de una persona promedio y obstruía su visión. Un momento después, miraba melancólicamente al lejano sol poniente. "Rayos. No tengo idea de donde estoy. ¿Cómo me va a encontrar mi enemigo si yo mismo ni sé dónde me encuentro?" "Emmh… siempre me pasa esto… Mientras sepa a donde ir, todo estará bien. Ya que el sol desciende en aquella dirección, entonces el norte está por allá, creo…" Bai Yunfei giró hacia el norte, sumido en sus pensamientos. "Aunque Jiang Fan haya evitado que aquel hombre acabe conmigo, no puedo regresar a la ciudad Roca Boscosa". "¡Qué lástima! Solo estuve en la ciudad por dos días… Había tantas cosas que quería ver". "¿Eh?" Justo en ese momento, las cejas de Bai Yunfei se levantaron cuando notó algo sobre su cabeza. El leve sonido del viento se escuchaba muy cerca. Una sombra azul revoloteó por encima de Bai Yunfei, pero se movía muy rápido para que pudiera reconocer de qué se trataba a simple vista. Al cabo de unos segundos, la sombra se convirtió en un pequeño punto a la distancia. "¿Un ave? Pero ¿no parece que vuela muy rápido?" Bai Yunfei miraba lo ocurrido con incredulidad. Entonces, tuvo un ligero presentimiento y susurró para sí mismo: "Esta sensación… es similar a cuando vi a Xiao Tang por primera vez…" "¡Oh, una bestia de alma!", gritó con sorpresa. "Es más débil que Xiao Tang pero su velocidad sin duda le hace destacar". Bai Yunfei estaba un poco desconcertado, mirando el panorama. "¿También hay bestias de alma en este bosque? Es algo extraño. Hasta ahora nunca me había topado con una…" "Un ave… Definitivamente eso es…. Si fuera mi compañero, entonces mi vida no sería tan complicada al tener un poco de visión desde las alturas. Pero ya se fue…" Yunfei sacudió la cabeza. Segundos después, sintió algo húmedo sobre su cabeza. "¿Eh? ¿Qué es esto…?" Cuando Se llevó una mano a la parte superior de su cabeza, solo pudo sentir algo húmedo y pegajoso con los dedos. "¿Es en serio? ¿Tan mala es mi suerte?" No pudo evitar maldecir para sus adentros mientras observaba sus dedos, pensando que el ave le había arrojado su ‘carga’ de la forma más natural antes de seguir su rumbo. "Esto es… ¿sangre?" Sin embargo, entre sus dedos había pequeñas manchas de sangre. "¿Está herido?" Bai Yunfei alzó la cabeza y vio en la dirección en la que voló la bestia de alma. "Sigue volando tan rápido aun estando herido… Increíble. Huyendo del peligro sin importar las heridas…" Mientras pensaba en ello, el joven no pudo evitar sentir algo de simpatía por el ave. Era como si ambos estuvieran compartiendo el mismo destino. Esto le ayudó a reafirmar su determinación. "No perderé más tiempo. Hora de seguir adelante", murmuró para sí mismo, limpiándose la sangre de la cabeza y reanudando la marcha. Más tarde en la noche, Bai Yunfei encontró un tronco despejado pero con un grueso ramaje en el cual esconderse para pasar la noche. "No sé dónde rayos estoy, pero creo que por allá está el camino de regreso a la ciudad Roca Boscosa…" Frunció el ceño y extrajo un mapa de su anillo interdimensional. "Y por aquí, se llega a la siguiente ciudad… La ciudad de Gaoyi". "Pero no estoy seguro que tan lejos está ubicada. Sería bueno poder encontrarme a alguien que me diga". Observando de un lado a otro, Yunfei concluyó que no encontraría a nadie por esos remotos lugares. "Bueno, lo primero es salir de este bosque. Luego me preocuparé en encontrar a alguien que me indique exactamente por donde se llega a la ciudad de Gaoyi". Ya decidido, a la mañana siguiente Bai Yunfei siguió caminando. Sacó un sombrero de paja de su anillo para cubrirse de los calurosos rayos de luz solar, entre tanto tarareaba una melodía extraña que no sabía porque se le daba bien. Probablemente esta era otra cosa relacionada con esas extrañas memorias de otra persona que obtuvo en el pasado… ‘Fortalecimiento Exitoso’. ‘Grado de Objeto: Ordinario’. ‘Nivel de Fortalecimiento: +8’. ‘Defensa: 2’. ‘Defensa Adicional: 5’. ‘Condición de Fortalecimiento: 4 Puntos de Alma’. Aburrido del paseo, Bai Yunfei se quitó el sombrero de paja mientras las nubes hinchadas cubrían la luz del sol, y empezó a fortalecerlo. "Defensa, 7 puntos… A lo mucho es lo que resistiría al ser golpeado con una roca. Me pregunto cómo será si lo llevo a +10…" Bai Yunfei miró el sombrero de paja con curiosidad. "Pero esto es solo un objeto ordinario que encontrarías en cualquier lugar; seguramente el resultado no será nada sorprendente". Yunfei había fortalecido su ropa anteriormente. Las mejoras siquiera alcanzaron los dos dígitos, y los efectos adicionales apenas otorgaban 1 punto extra en defensa con un 1% de probabilidad de activarse. "Mejor dejo de pensar en esas cosas. Sería triste que mi sombrero se desintegrara. Me ha acompañado gran parte de mi viaje". Las nubes se habían despejado, y la luz del sol volvía a caer sobre la cabeza de Yunfei. Tras colocarse nuevamente el sombrero de paja, sacudió la muñeca y extrajo algunas dagas. "Los objetos de alma incompletos absorben una pequeña cantidad de Fuerza de Alma a diferencia de los objetos normales. Esta es la característica principal que tienen. Sin embargo, todos los objetos que fortalezco con mi Técnica de Fortalecimiento de Objetos absorben Fuerza de Alma, además de requerir mucho menos puntos para seguir mejorándolos… Supongo que esta sería la singularidad de mi extraña habilidad…" Bai Yunfei miró la daga en su mano. "Ataque 157. Ante una persona común, esta es una herramienta mágica capaz de cortar piedra como si fuera barro. Pero para un cultivador de alma es un objeto que se desgasta con facilidad. Los objetos de alma incompletos que vende la familia Jiang sin duda provienen de la secta Alquimia, no obstante, incluso esos objetos significan pura chatarra para ellos". "La familia Jiang… Jiang Fan… ¿Es realmente un miembro de la secta Alquimia? Es un Ancestro de Alma y tiene la misma edad que el hermano Hong Yin; tal vez sea otro prodigio como él. Me pregunto qué reinos de alma ostentan los demás discípulos de la secta Alquimia…" Después de hospedarse por varios días en la secta Sauce Verde, Yunfei tenía una mejor visión del mundo de los cultivadores de alma. Entendió que, incluso con la guía de un maestro, una persona necesitaría de al menos 10 años para despertar su Fuerza de Alma y alrededor de los 30 años de edad se alcanzaba el reino de Guerrero de Alma, pero estar en equilibrio y sincronía con la energía elemental del cielo y la tierra era mucho más complicado; se requería mucho tiempo de entrenamiento para poder determinar el atributo de origen de alma que mejor le conviniese al cultivador. No obstante, había muchas personas que se entrenaban durante años y todavía no eran incapaces de percibir el poder elemental. Muchos se quedaban estancados en el reino de Guerrero de Alma para toda la vida. Empero, un número promedio de cultivadores podían seguir ascendiendo, llegando a Espíritu de Alma a los 40 años. Tras alcanzar el reino de Espíritu de Alma, podían seguir incrementando su Fuerza de Alma al percibir la energía elemental del cielo y la tierra, fortaleciéndose a sí mismos casi indefinidamente mientras se conectaban con diferentes niveles de su propio elemento. Cuanto más fuerte se volvía el cultivador, su dominio sobre el elemento sería mayor. Después del reino de Espíritu de Alma, se necesitarían al menos 10 años más para llegar al de Ancestro de Alma; a estas alturas una persona ya rondaría los 50 años. Sin embargo, a partir del reino de Superior de Alma las cosas cambiaban radicalmente. El proceso era muchas veces más difícil que el anterior. Y aquellos pocos que alcanzaban este reino normalmente podían lograrlo entre los 80 o 100 años. Posteriormente al reino de Superior de Alma, lo que seguía ya abarcaba una minoría de cultivadores. Soberano de Alma era un reino al que solo llegaban las personas verdaderamente excepcionales; lideres innatos de su generación y otros casos muy particulares. Por supuesto que todo comprendía solo conocimientos generales y otras estimaciones. Cada cultivador de alma tenía su propia forma de seguir mejorando, y podían surgir muchas variantes a la hora de abrirse paso de un reino a otro. Cada día podía ser el último para un cultivador. La suerte también era un factor importante; a veces se daba el caso en que alguien conseguía un invaluable objeto que le permitiese progresar más rápido o se hiciera con la guía de un gran maestro. Qiu Luliu de la secta Sauce Verde llegó al reino de Espíritu de Alma a los 20 años, por ello era conocida como alguien sumamente talentosa. Hong Yin logró alcanzar el reino de Superior de Alma antes de los 30 años, y se le consideraba un prodigio. Bai Yunfei recién cumplía los 19 años cuando alcanzó el reino de Espíritu de Alma, por lo que se le consideraba también alguien de mucho talento. You Qingfeng incluso deseaba que se uniera a la secta Madera y puliera su talento allí. Pero debido a que Bai Yunfei ya tenía planeado unirse a la secta Alquimia, Qingfeng no insistió. Otro asunto era que Yunfei se convirtió en cultivador de alma hace tan solo 1 año. ¿Cómo les explicaría su rápida evolución a sus conocidos si llegaban a descubrirlo? La Técnica de Fortalecimiento de Objetos consistía en su mayor secreto; no debía permitir que nadie conociera su existencia. Además, Yunfei no se consideraba ningún genio. Sabía bien que solo gracias a su Técnica de Fortalecimiento de Objetos y a la semilla del hongo espiritual que Hong Yin le dio es que se volvió tan fuerte en poco tiempo. Por sí solo, si medía su Fuerza de Alma sin trampas ni el apoyo de otros, se daba cuenta que tenía un nivel lamentable. Le era mejor seguir usando su habilidad secreta para seguir mejorando, por muy deshonesto que fuera, ya que no tenía talento real para el cultivo de alma. En cuanto a Li Chengfeng… Bai Yunfei simplemente no podía entenderlo en absoluto al principio. Pero recién ahora se había dado cuenta que la velocidad de cultivo de su amigo superaba el promedio; él era un verdadero genio. Jiang Fan y Hong Yin compartían la misma edad. Pero el poder individual de cada cultivador se relacionaba a su tiempo de entrenamiento y normalmente se agrupaban en generaciones. La posición de Jiang Fan dentro de la secta Alquimia debía ser la de alguien importante. "Me alegra el haber podido huir de él aquella noche. Si me hubiese interrogado, habría descubierto que no pertenezco a la secta Alquimia. La situación pudo haberme traído muchos problemas… Cuando sea un verdadero discípulo de la secta, me aseguraré de agradecerle formalmente". "Hmmm… creo que me he distraído mucho. Fortalecer…" Ignorando sus pensamientos, Yunfei continuó mejorando sus dagas.
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500