tres desamores una ciudad

¿Juntos?
La puerta de su habitación comenzó a abrirse y Clarice estaba a punto de gritarle a Roch pero se contuvo. -¿Me puedes decir qué haces aquí?- -¡Dormiré aquí!- -¡No lo harás!- -¡Si no duermo aquí no te prepararé nada mañana!- -¿Es una amenaza?- -¡Solo dormiré junto a ti, no pretendo nada más!- -¡No te creo!- -¡Créeme, solo dormiré hasta que oiga el cantar del pájarillo!- -¡Eso no tú mismo te lo crees! ¡Ponle un aviso de alarma a tu teléfono!- -¡Por supuesto que no! ¡Causa trastornos neurológicos!- Entonces Roch se dirigió a la cama sin importarle la mirada asesina que Clarice le dirigía. Se sentó en la cama y fue empujado en la espalda por los pies de Clarice. -¡Oye!- -¡No puedes solo dormir aquí, ya que yo duermo desnuda!- -¡Ya lo sabía!- -¡Así que no puedes!- -¡Yo también duermo así!- -¿Bromeas?- -¡No! ¡Para nada!- Diciendo esto Roch se levantó y rápidamente se comenzó a quitar la ropa mientras era observado con asombro por Clarice, se metió a la cama y no se movió a pesar de seguir siendo empujado por Clarice. -¡Basta Clarice! ¡Ya te dije que no te tocaré! ¡No te preocupes por nada!-Diciendo esto se acostó de espaldas. -¡Entonces me iré yo!-Respondió Clarice agarrando una almohada y la sábana. Luego de un momento regresó. -¡No dormiré en otro lado que no sea mi propia cama!- Se acostó también dando la espalda a Roch, luchaba por no dormirse pues quería estar alerta a cualquier movimiento que él podría hacer. Después de un tiempo se dispuso a dormir ya que comenzó escuchar roncar a Roch. Luego de un par de horas despertó y para su sorpresa estaba besando la espalda de Roch y abrazándolo fuertemente. -¡No puede ser! ¡No creo que me guste este hombre! ¡Aunque debo admitir que pasar la noche con él no es aburrido y tiene un cuerpo tentador pero..!- Dejó de hablar al ver que Roch se dio la vuelta comenzó a abrazarla y darle un beso en el cabello. -¿Roch estás despierto?- Al ver que no hubo respuesta se comenzó a apartar de sus brazos y volvió a quedarse dormida. Al pasar un tiempo volvió a despertarse y esta vez Roch estaba pegado a su espalda con una mano en su cintura desnuda, pero lo que más le molestó fue sentir algo en medio de sus piernas. -¡No me lo puedo creer! ¡Roch!-le dijo mientras apretaba fuertemente al extraño cuerpo cerca de sus piernas. -¡Clarice! ¿Qué te sucede?-respondió en un grito casi ahogado. -¡A ti! ¿Qué te sucede con eso?- -Tumescencia penal nocturna- -¿Qué?- -¡Es por causas fisiológicas no psicológicas! ¡O sea que tú no lo provocaste!- -¡Talvez! ¡Pero estaba en mi!- -¡Por eso si debo pedir disculpas!- ¿Oyes eso?- -¿Qué cosa?- -¡El pájarillo! ¡Creo que es hora de levantarme!- Se levantó de la cama se puso su ropa y salió de la habitación. Clarice se quedó en la cama y volvió a quedarse dormida con mucha más seguridad. Luego fue despertaba por un gran beso apasionado, esos besos que la envuelven y la hacen pensar inmediatamente en los días en los cuales eres feliz junto a Ray. Pero recordó que no estaba con él si no que era por Roch besada. Abrió los ojos y al ver a Roch se decepcionó mucho así que los volvió a cerrar. Luego de un tiempo Roch estaba jadeando en su oreja diciendo su nombre. Roch ya estaba comprendiendo que Clarice no se resistía a sus besos así que aprovecharía esto lo más que pudiera. Por su lado Clarice ya se estaba acoplando a si forma de acariciarla y hacerla sentir querida, había pasado varios días desde la última vez que lo habían hecho y se rindió nuevamente ya que no era de hierro como ella creía, necesitaba compañía en la cama de vez en cuando. No quería admitirlo pero esta vez sí estaba disfrutando de su compañía pero nunca se lo diría. Sabía que debía resistirse si no quería volver a salir lastimada otra vez, pues este chico fácil llegó a su vida también fácil podía irse de ella. Reprimió todos sus sonidos de satisfacción que pudieran escapar y trataba de enviarle un mensaje de resistencia a Roch con su cuerpo. Roch sentía muy bien lo que Clarice quería trasmitirle.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
tres desamores una ciudad

Populares

Populares

close 0/500