Especialista en Fortalecimiento de Objetos

¡Siendo cazados por Ancestros de Alma!
Bai Yunfei y Jing Mingfeng corrieron rápidamente por mil metros más antes que la intención asesina que sentían detrás suyo repentinamente desapareciera. Estando atónitos, ambos se miraron entre sí y, luego, rápidamente desviaron sus miradas hacia atrás para comprobarlo. Las calles detrás de ellos se encontraban completamente vacías, los cultivadores de alma que los estaban persiguiendo repentinamente habían desaparecido. "¿Los perdimos?", susurró confundido Jing Mingfeng. Bai Yunfei también estaba desconcertado. Sin embargo, antes que él pudiera decir algo, sus ojos se abrieron con sorpresa, mientras repentinamente desviaba su mirada hacia arriba en el cielo, a cien metros de distancia de donde se encontraba. Al mismo tiempo, Jing Mingfeng también desvió su mirada hacia el lugar que Bai Yunfei observaba detenidamente, logrando ver a dos grandes figuras en el aire, las cuales caminaban tranquilamente hacía ellos. "¡Están caminando por el aire, son cultivadores en el reino Ancestro de Alma!" El rostro de Jing Mingfeng instantáneamente se tornó pálido por el miedo que sintió, "¡Esa aura que emanan... ellos son lo que estaban discutiendo sobre algo en la habitación! ¡Quién diría que en realidad eran de rango Ancestro de Alama!” Bai Yunfei también se había sobresaltado. La técnica de caminar por el aire es una habilidad que solo se obtiene al ser completamente versátil en utilizar el poder elemental. La habilidad consiste en condensar el poder elemental en una plataforma para poder caminar sobre ella. Solo para lograr efectuar esta habilidad con éxito hacía falta ser un cultivador de alma en el reino Ancestro de Alma por lo menos. "¡Los dos son tan fuertes como el hermano mayor Hong Yin!" El rostro de Bai Yunfei palideció, mientras sus ojos no dejaban de parpadear constantemente. "Esos dos obviamente nos están siguiendo para matarnos. Sin embargo, a juzgar por cómo están caminado tan lentamente hacia nosotros... ¿Ellos quieren ver si tenemos más ‘cómplices’? Si estos ‘cómplices’ aparecieran, entonces, rápidamente nos matarían a todos juntos". “Jing Mingfeng". Bai Yunfei se volvió para observar una bifurcación en el camino y dijo con voz profunda: "Separémonos, incluso si logramos escapar o no..." Jing Mingfeng se quedó aturdido al escuchar las palabras de Bai Yunfei. Luego de mirarlo sin decir ni una palabra por unos momentos, él volvió en sí. Sus heridas se habían recuperado un poco y, con la ayuda de las cuatro piezas de joyería fortalecidas que le dio Bai Yunfei, su velocidad también había aumentado en gran medida. Ahora que estaban siendo perseguidos por dos Ancestros de Alma, si seguían huyendo juntos, seguramente terminarían muertos. Pero, si se separaban, los Ancestros de Alma también tendrían que dividirse para poder perseguirlos. Entonces, Jing Mingfeng podría utilizar sus habilidades secretas para poder sobrevivir... En solo un instante, Jing Mingfeng rápidamente comprendió el plan de Bai Yunfei, mientras le asentía con la cabeza. ¡Cada uno tendría que valerse por sí mismo! “Bai Yunfei, lamento mucho haberte involucrado en esto, no era mi intención. Si logramos salir de esta, yo, Jing Mingfeng , ¡te reconoceré como un amigo fiel!" "¡Cierra la boca! ¡Si pudiera elegir, preferiría jamás haberte conocido!" Los ojos de Bai Yunfei brillaron con ira, mientras decía: "Guarda tus palabras para la próxima vez que nos veamos, ¡Y ni se te ocurra volver a engañarme! Mas tarde, ¡definitivamente me asegurare de darte una lección!” "¡Oye! ¡Entonces, más tarde hablaremos de esto!" Luego de un rápido intercambio de palabras, los dos asintieron levemente mientras corrían rápidamente hacía la bifurcación del camino. Luego, pisando fuertemente el suelo, ellos se separaron y rápidamente corrieron por caminos diferentes. "¿Eh? ¿Se han separado? ¿Acaso pensaron que podrían escapar de esa forma?" El hombre de mediana edad vestido con ropajes de color púrpura no pudo evitar soltar una carcajada. "Esto no es un combate, es solo el juego del ratón. Dividámonos y busquémoslos por separado. Si no tienen ningún cómplice que los ayude, mátalos". La voz del hombre de túnica negra permaneció indiferente, como si estuviera hablando de algo tan simple como matar a una rata. Luego de decir esas palabras, las dos figuras también se separaron a izquierda y derecha, el hombre de mediana edad persiguió a Jing Mingfeng, mientras que el joven vestido de negro fue tras Bai Yunfei. Bai Yunfei se equipó varias piezas de joyería, las cuales aumentaron su velocidad en gran medida. Utilizando la habilidad Pasos Superpuestos al extremo, él creó varias imagines residuales mientras corría desesperadamente al límite de su propia velocidad. Bai Yunfei estaba corriendo tan rápido que incluso el joven de túnica negra que lo estaba persiguiendo se sorprendió un poco. Con una mueca de desprecio en su rostro, el joven vestido de negro instantáneamente aceleró la velocidad a la que corría en gran medida, siguiendo rápidamente a Bai Yunfei a una distancia de cien metros. "¡Maldita sea, maldita sea, maldita sea!" Bai Yunfei no necesitaba siquiera voltearse, él podía sentir claramente que el joven todavía lo estaba persiguiendo sin mucha dificultad. Mordiéndose su labio inferior, él rápidamente circulo su Fuerza de Alma por sus piernas y, con un estallido de Fuerza de Alma, su velocidad aumento una vez más. En ese momento, Bai Yunfei pudo ver el muro de la ciudad, el cual se encontraba a menos de cien metros de distancia de donde se encontraba. Con un destello de luz en sus ojos, la velocidad a la que Bai Yunfei corría aumentó de nuevo, y al mismo tiempo, él hizo un rápido movimiento con su mano derecha, haciendo que un destello de luz fría saliera disparado de la misma. Se trataba de una daga que Bai Yunfei había lanzado con un rápido movimiento de su mano, la cual se incrustó profundamente en el muro, dejando que solo la empuñadura del arma se pudiera ver. Casi al mismo tiempo que la daga atravesó el muro, Bai Yunfei pisó fuertemente el suelo y dio un gran salto hacia adelante, elevándose hasta diez metros en el aire. Al caer, el piso la empuñadura de la daga y, utilizándola para impulsarse, él rápidamente dio otro gran saltó, logrando salir de los muros de la ciudad con un salto. El hombre de túnica negra soltó un leve bufido, como si no le importara en lo más mínimo el logro de Bai Yunfei y, con un leve paso de su pie, él desapareció e instantáneamente reapareció en la cima del muro. El hombre de túnica negra divisó a Bai Yunfei corriendo rápidamente por el bosque de piedra fuera de la ciudad sin haber perdido la velocidad a la que corría. El hombre de túnica negra permaneció quieto en la cima del muro de la ciudad por un tiempo, explorando la zona frente a él. Perdiendo finalmente la paciencia y, al ver que ningún cómplice apreció en ese momento, él se dispuso a matar rápidamente a la ‘rata’ para no perder más tiempo. La luz dorada debajo de sus pies pareció iluminarse en gran medida por unos momentos mientras desactivaba su habilidad de caminar por el aire. Con un ligero salto, él aterrizó sobre una gran roca que se encontraba a cientos de metros de distancia del muro de la ciudad y, luego, él pisó fuertemente la roca. ~¡BooM!~ La parte superior de la roca de dos metros de ancho y diez metros de alto debajo de sus pies fue destruida casi en un instante, mientras el hombre de túnica negra salía disparado hacia adelante, ¡precipitándose rápidamente hacia Bai Yunfei a una velocidad que era incluso varias veces más rápida que la velocidad a la que él corría! ¡El hombre de túnica negra había acortado la distancia que los separaba casi al instante, llegando a estar a menos de doscientos metros de Bai Yunfei! Pero, en ese momento, Bai Yunfei, quien corría desesperadamente, se volteó abruptamente y, mientras lo hacía, ¡cuatro destellos de luz fría salieron disparados hacía el hombre de túnica negra! “¿Eh?” El hombre de túnica negra resopló con frialdad y, sin hacer ningún movimiento evasivo en lo absoluto, él agitó despreocupadamente su mano derecha, la cual fue rodeada por un halo de luz. Cuatro sonidos de quiebre resonaron en el lugar. ¡Las cuatro dagas que Bai Yunfei había lanzado habían sido destruidas con un solo movimiento de mano! Sin perder velocidad, el hombre de túnica negra se acercó a Bai Yunfei en un abrir y cerrar de ojos y balanceó su puño derecho con la intención de aparentemente darle un suave golpe a Bai Yunfei. "¡Maldición!" El golpe impactó en el brazo derecho de Bai Yunfei y, aunque tenía la defensa del brazalete Hoja Infernal, él aun así sintió como si los huesos de su brazo se hubieran roto y salió volando involuntariamente hacía atrás. Sin embargo, el hombre de túnica negra solo se había detenido por un momento. Pisando el suelo con su pierna derecha, ¡él rápidamente se volvió a precipitar hacía Bai Yunfei e incluso le lanzó otro puñetazo! Las pupilas de Bai Yunfei se encogieron, y con los dientes apretados, él formó un puño con su mano derecha. Con sus venas sobresaliendo por lo fuerte que apretaba la misma, Bai Yunfei le lanzó un golpe al hombre de túnica negra. “¡Puño de los Nueve Pilares!” ~¡BooM!~ La expresión de Bai Yunfei repentinamente cambió a una más horrorizada, e incluso tuvo la vaga ilusión de que su mano derecha fue destruida. Una energía elemental que se sentía como innumerables cuchillas afiladas parecieron clavarse dentro de su brazo, pero, las agujas fueron repentinamente bloqueadas. Esto quizás se debió al fuego elemental que brotó del brazalete Hoja Infernal. Sin embargo, el hombre de túnica negra repentinamente detuvo sus movimientos e incluso jadeó suavemente, estando sorprendido al ver que Bai Yunfei había logrado sobrevivir sus dos golpes. Con una expresión de dolor, Bai Yunfei sacudió su brazo derecho, tratando de recuperar el movimiento del mismo. Alzando su cuerpo, él comenzó a pensar en varias posibilidades mientras sus ojos observaban detenidamente sus alrededores. Luego de unos momentos, él volvió a observar al hombre de túnica negra, el cual parecía estar midiendo su fuerza. Tomando una decisión, Bai Yunfei giró su cuerpo y rápidamente corrió alrededor de una roca con la intención de huir. Al mismo tiempo que Bai Yunfei comenzó a moverse, ¡el hombre de túnica negra también se movió incluso más rápido que él! Cuando Bai Yunfei rodeó la roca y apenas dio tan solo dos pasos, el hombre de túnica negra ya había alcanzado la roca. Pero, en ese instante, Bai Yunfei, quien había logrado dar otro paso, abruptamente se dio la vuelta al utilizar su pie derecho como eje. Al mismo tiempo, ¡la lanza Punta de Fuego repentinamente apareció en sus manos y él la utilizo para apuñaló la roca! “¡Puñalada de los Nueve Pilares!” ~¡Crack!~ Con un sonido apagado escuchándose en los alrededores, la lanza Punta de Fuego fácilmente atravesó la roca. Mientras los ojos de Bai Yunfei brillaban, él la giró velozmente dentro de la roca. ~¡BooM!~ Un fuerte sonido de explosión resonó en el lugar mientras la roca de varios metros de altura repentinamente comenzaba a agrietarse centímetro a centímetro. Una luz roja emanó de las distintas grietas, mientras su brilló se volvía cada vez más intenso, hasta generar una fuerte explosión que destruyó la roca, la cual terminó dispersando sus escombros envueltos en llamas por todas partes. Sin embargo, la mayor parte de los escombros se dirigieron al hombre de túnica negra. El hombre de la túnica negra finalmente hizo su primer movimiento drástico. Retrocediendo un solo paso hacia atrás, el rápidamente levantó sus manos y trazó un círculo imaginario frente a él justo cuando los escombros estuvieron a punto de impactar. Una fuerte explosión de energía dorada emergió de sus palmas mientras, al mismo tiempo, un disco hecho de la misma energía se materializó frente a él. ~¡Pam!~ ~¡Pam!~ Intensos sonidos de choques resonaron en los alrededores cuando los escombros llameantes colisionaron con la pared protectora hecha de energia dorada. Al no poder penetrar la pared de energía, todos lo escombros terminaron rompiéndose justo en frente del hombre con túnica negra. Sin embargo, ¡el ataque de Bai Yunfei aún no había terminado! Ignorando el hecho de que su brazo derecho estaba temblando con un dolor severo debido a utilizar la habilidad de alma Puñalada de los Nueve Pilares, los ojos de Bai Yunfei brillaron con locura. Dando un gran salto hacia arriba, él devolvió la lanza Punta de Fuego a su anillo interdimensional con un rápido movimiento de su mano y, levantando su tembloroso brazo derecho, su cuerpo entero fue rodeado por una luz roja de fuego elemental. ~¡BooM!~ Un soplo de fuego atravesó directamente la manga del brazo derecho de Bai Yunfei, y el brazalete Hoja Infernal en su muñeca estalló con un llamativo resplandor carmesí, mientras una hoja hecha de ardientes llamas de dos metros de largo se formó en el exterior del brazo derecho de Bai Yunfei, iluminando toda el área circundante mientras que la temperatura a su alrededor repentinamente aumentó varias veces. ¡Se trataba de la habilidad ‘Hoja flameante’! La primera vez que Bai Yunfei utilizó este efecto adicional que obtuvo con el brazalete Hoja Infernal al llegar al nivel +12 fue en contra de un oponente que había terminado estallando, gastando la mayor parte de su Fuerza de Alma. ¡Ese había sido el golpe más fuerte que había ejecutado en ese entonces! Con los ojos centrados, el brazo derecho de Bai Yunfei se balanceó hacia abajo, ¡haciendo que la ‘Hoja Flameante’ trazara una ardiente línea carmesí en el aire, la cual se dirija rápidamente hacia el hombre de túnica negra, quien aún se encontraba defendiéndose de los ardientes escombros! El cuerpo del hombre de túnica negra tembló violentamente. Aunque no podía verse su rostro, aún se podía deducir que se encontraba con una expresión de terror en ese momento. Siendo incapaz de continuar preocupándose por los escombros que envolvían su cuerpo, al ver que la Hoja Flameante se acercaba rápidamente hacía su cabeza, el hombre de túnica negra levantó su brazo derecho para defenderse en el último instante. Una luz dorada repentinamente envolvió su cuerpo antes que estallara en una fuerte ola de viento, la cual hizo que incluso los escombros que lo atacaban perdieran velocidad, retrasándolos por un momento. ~¡BooM!~ La Hoja Flameante golpeó el aire dorado. Pero, en el momento en que impactó, la hoja se desmoronó de repente, haciendo que una nube de llamas envolviera la luz dorada, generando una ola de fuego que se esparció por todas partes. Todas las plantas a los alrededores inmediatamente se redujeron a cenizas, la luz dorada y la nube de llamas se envolvieron entre sí, iluminando todo el lugar, haciendo imposible que algo pudiera verse en un radio de diez metros. Todo había sido muy difícil, pero, el tiempo total que paso desde que Bai Yunfei se equipó repentinamente con la lanza Punta de Fuego, la explosión que se generó por su efecto adicional, el gran salto que él dio para luego invocar la Hoja Flameante y la colisión de esta con el muro de energía dorada había sido de menos de diez segundos. De repente, una figura había salido volando fuera del fuerte resplandor que se había generado, cayendo abruptamente a unos metros de distancia. Al levantarse con gran dificultad del suelo, la persona comenzó a moverse miserablemente, retrocediendo varios metros del resplandor, hasta detenerse para apoyarse contra una roca. Luego, él se quedó observando con una dolorida mirada hacia un resplandor que ya estaba desapareciendo lentamente a la distancia. ¡Aquella persona no era otra que Bai Yunfei!
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500