Especialista en Fortalecimiento de Objetos

luchando contra Zhang Zhenshan otra vez
Los ojos de Zhang Zhenshan relucieron de sorpresa al ver aquella lanza dirigiéndose hacia él. Se detuvo repentinamente y usó los Pasos de Hielos para inclinarse al lado izquierdo y esquivar la poderosa estocada. Zhang Zhenshan concentró energía elemental de hielo en sus palmas, recubriendo los guanteletes Seda de Hielo que habían resultado dañados durante su primera pelea con Bai Yunfei. Sin advertencia alguna, inesperadamente se deslizó hacia adelante, posicionándose muy cerca de Yunfei. Extendió sus palmas, apuntando con una a su rostro y la otra al abdomen. Empujando el suelo con los pies, Bai Yunfei se obligó a retroceder mientras contratacaba con una puñalada de su lanza, bloqueando la palmada que iba dirigida a su rostro a la vez que, ligeramente suspendido en el aire, propiciaba una patada a la otra originalmente apuntando a su torso. Aprovechando el efecto de ambos empujes, dio una voltereta invertida y cayó firmemente en el suelo, listo para atacar de nuevo. Anteriormente, Zhang Zhenshan quiso perseguirlo en el aire, pero cuando fue bloqueado por el primer empuje de la lanza, no le quedó alternativa que retroceder también. Para ese momento Bai Yunfei ya había aterrizado. El joven no cambió de postura; en lugar de pasar a la defensiva, se arrojó hacia adelante para intentar asestarle otra estocada. Zhang Zhenshan desvió la lanza golpeando la punta con el puño derecho, provocando que se deslizara a un lado. Posteriormente dio un paso atrás, estabilizándose, juntó los dedos de su mano izquierda en forma de garra, y trató de sujetar la diestra de Bai Yunfei. Con un veloz movimiento de pies, Bai Yunfei se apartó a tiempo, evitando el agarre de Zhenshan. Inmediatamente trazó un circulo a su alrededor girando su propio cuerpo, y la lanza Punta de Fuego barrió todo en su camino con la intención de conectar un golpe a la cintura de su enemigo. A pesar que Zhang Zhenshan ya conocía la agilidad del muchacho, no se esperaba que hubiera mejorado tanto a comparación con la última vez. No tuvo tiempo de esquivar. Por lo tanto, se volvió ligeramente a un lado mientras cruzaba los brazos para recibir el impacto. ~!BaM!~ Zhenshan retrocedió bruscamente tras recibir ataque, sintiendo como si sus brazos hubieran sido golpeados por acero ardiente, dejando a la vista una especie de quemadura. Canalizando energía elemental de hielo, trató de disipar la sensación abrasadora invadiendo su cuerpo. No obstante, otra ola de calor ya se estaba acercando a él. Bai Yunfei no quería darle oportunidad a recuperarse y se lanzó furiosamente otra vez. Se veían sombras residuales generadas por la lanza, así como también otras sombras que dejaban las palmas de Zhang Zhenshan, moviendo velozmente los brazos para desviar y bloquear las estocadas. Se oyeron continuos sonidos de choque. Las olas de calor se sobreponían con el aire gélido, y ambos hombres iban dejando pequeñas grietas por donde hincaban los pies al moverse. Las personas atestiguando la batalla mantenían gestos serios. Pero Yu Fei y Liu Cheng tenían el ceño fruncido. Sus ojos seguían los movimientos de los dos hombres que luchaban a muerte. No esperaban que la ofensiva de Bai Yunfei fuera tan intensa y feroz. Juzgando por la situación, Zhang Zhenshan se defendía más de lo que atacaba. Cubierto por su túnica negra, los ojos de Yan Xi relucían al observar las acciones de Bai Yunfei. Estudiándolo detenidamente, pensó: "¿Este es realmente el resultado de usar una técnica de alma para incrementar temporalmente su poder? Sus ataques son fluidos y no puedo notar ni un indicio de los efectos secundarios. Además, sus movimientos corporales y estocadas… ¡son claramente técnicas de alma muy poderosas! ¿Quién es ese muchacho, exactamente? Y esa lanza… Según lo que dijo Yu Fei, debería ser un objeto de alma de grado Tierra Ordinario. Pero…" En ese preciso momento, ambos combatientes chocaron ataques simultáneamente, extendiendo sus brazos derechos. Los dos se golpearon el uno al otro con un puñetazo y una palmada. Acto seguido tomaron distancia producto del retroceso. Empero, luego de dos pasos más para estabilizarse, Bai Yunfei cargó hacia adelante nuevamente, girando su lanza en dirección al anciano de la secta Glacial. Zhang Zhenshan se horrorizó, recordando que se debía a la armadura Seda Dorado el que su oponente recibiera el ataque sin resultar herido, prácticamente. No había otra explicación. Tratando de mantener el equilibrio, Zhenshan se retiró a un extremo del gran sauce en el patio, canalizando su Fuerza de Alma para reducir la dolencia provocada por el puñetazo de Bai Yunfei. Sin embargo, la lanza carmesí envuelta en una lengua de fuego ya se encontraba frente a sus ojos. Desesperado, solo pudo mantenerse a la defensiva otra vez, realizando una serie de pasos para desplazarse diagonalmente, esquivando de un lado a otro. La lanza Punta de Fuego rozó el hombro de Zhang Zhenshan, incrustándose en el tronco del sauce a sus espaldas. El rostro de Zhenshan se iluminó ante la oportunidad. Retirar la lanza del tronco sin duda le llevaría a su oponente un pequeño intervalo de tiempo con el que podría asestarle un golpe significativo… Pero, antes de siquiera terminar de pensar en ello, sintió una escalofriante sensación al comprender que los ojos de Bai Yunfei brillaban de alegría. "¡Maldita sea….!" ~¡BooM!~ El miedo sacudió a Zhenshan y el asombro se atisbó en su cara al instante, acompañado por un fuerte sonido explosivo. ¡Se había activado el efecto adicional de la lanza Punta de Fuego, la explosión de llamas! Una brillante llamarada se agitaba desde el tronco del árbol. Después este se derrumbó con un sonido crujiente y alarmante. Las astillas no salieron volando porque cuando la lanza hizo contacto la prima vez, quemó la corteza, volviéndola cenizas en apenas un par de segundos. Por otra parte, tras la explosión, la parte superior del árbol fue arrojada en dirección de los miembros de la secta Glacial, aterrizando a decenas de metros cerca y causando pánico. Justo cuando ocurrió la explosión y el fuego abrasaba el aire a su alrededor, Zhang Zhenshan usó sus Pasos de Hielo al extremo para retirarse lo más rápido posible. No obstante, le era imposible moverse más rápido que la ola de calor propagándose. Cruzó los brazos delante de la cara para cubrirse del aire que se abalanzó sobre él como navajas ardientes, dificultándole el respirar, pero su cuerpo fue empujado gracias a la onda y consiguió ganar distancia. "La ola de poder elemental provocada por esa lanza es increíble. De haberme alcanzo ese ataque, yo…" Ese pensamiento cruzó su mente con temor. Su espalda estaba empapada de sudor frío. El poder de la explosión era mucho mayor a lo que recordaba Zhang Zhenshan. Incluso el mismo Bai Yunfei permaneció un breve momento parpadeando de la sorpresa. Pero al ver como Zhenshan tomaba distancia de forma lamentable, sus ojos brillaron. Con un fino movimiento de pies se desplazó diagonalmente, aflojando su mano derecha y dejando caer la lanza Punta de Fuego en la izquierda. Con un giro preciso, el arma trazó un círculo alrededor de su cuerpo a la vez que él se impulsaba con el mismo movimiento, tomando de vuelta la lanza con la mano derecha y apuntando a su enemigo con un implacable golpe. Ante la expectativa de ese nuevo ataque, Zhang Zhenshan fue dominado por el miedo. Concentró toda su Fuerza de Alma en sus pies, retrocediendo violentamente una vez más, pero perdiendo equilibrio por el terror en su latente corazón. Bai Yunfei cargó hacia adelante, aprovechando el efecto giratorio de su lanza y permitiendo que el cuerpo de la misma se escurriera de su mano para sujetarla hasta un extremo, consiguiendo así un mayor rango de ataque. Seguido, conectó un fuerte golpe en el costado izquierdo de su enemigo. Un agudo dolor que provino desde el torso de Zhenshan casi le hizo derramar un bocado de sangre. Tan pronto como neutralizó el dolor con su Fuerza de Alma, el siguiente ataque de Bai Yunfei ya iba en camino. Ambos combatientes se vieron envueltos en otro momento de ataques sin parar. Sin embargo, a diferencia de antes, ahora Zhenshan se mantenía únicamente a la defensiva, contrarrestando cada vez menos ataques. Fuera del círculo de batalla, Yan Xi frunció el ceño viendo en dirección a los combatientes. De hecho, lo que veía en realidad era la lanza Punta de Fuego en manos de Bai Yunfei. Cuando se generó la explosión de llamas, la incredulidad invadió la mente de Yan Xi, pero entre más observaba el objeto, determinando su naturaleza, la sorpresa, mezclada con una profunda confusión, fue aun mayor. "No cabe duda. Esa lanza es un objeto de alma más poderoso de lo que pensábamos. Sin embargo, Yu Fei dijo claramente que era de grado Tierra Ordinario. ¿Acaso me mintió? No, no sería tan estúpido para hacerlo. Esa lanza debía ser de grado Tierra Ordinario anteriormente, por lo tanto… " Yan Xi abrió mucho los ojos, como si hubiera pensado en algo que consideraba imposible solo hasta hace un momento. Por primera vez, parecía completamente sorprendido. "Si esa arma ha sido mejorada de alguna forma, esa debe… Si, reforzarla con energía elemental de fuego. ¡La secta Alquimia!" Cuanto más pensaba Yan Xi en ello, más rápido llegaba a esa conclusión. "¡Esa es la única posibilidad! Usar el atributo de origen de fuego para forjar y reforzar los objetos. ¡Es algo que solo los discípulos internos de la secta Alquimia pueden hacer!" "¡Yu Fei está ciego al no verlo! Dice que el muchacho actúa solo y sin ayuda, pero estando en el reino de Guerrero de Alma ya contaba con poderosas herramientas y habilidades; también conoce el secreto para fundir el atributo de origen de fuego en los objetos de alma y reforzarlos… ¡Su posición dentro de la secta Alquimia no debe ser baja!"  Yan Xi arrugó las cejas. "No tengo idea de cómo terminó siendo perseguido por esta pequeña secta Glacial. En fin; los planes de mi secta no pueden verse afectados por este acontecimiento. Simplemente debo evitar ofender a la secta Alquimia…" Mientras Yan Xi continuaba meditando, otro cambio ocurrió en la batalla en curso. Zhang Zhenshan se mantenía totalmente a la defensiva con rostro pétreo. Y Yunfei sonreía y atacaba sin impedimentos. En el pasado, en aquella primera batalla cuando Zhang Zhenshan acabó debilitado, Yunfei solo pudo pensar en escapar. ¡Pero ese no era el caso actualmente! ¡Tenía toda la ventaja a su favor! Después de docenas rondas de combate, Zhang Zhenshan había recibido varios cortes en la cintura y el brazo izquierdo. Pensó que la muerte se cernía sobre él, pero el efecto explosivo de la lanza no se desencadenó. Entre más se extendía la pelea, su rostro se torcía más; la ira y el resentimiento acumulado en su ser se transformaron en locura y frustración cuando fue incapaz de esquivar otro ataque de su enemigo, y recibió de lleno el filo de la lanza en el hombro izquierdo. ¡Era el jefe de la grandiosa familia Zhang, un anciano de la secta Glacial…! Y estaba siendo hostigado por un joven que hace pocos días tuvo que huir de él para salvar su vida, y que demás era el asesino de su hijo. "¡Maldita sea! ¡No te creas tanto, mocoso! ¡Tomaré tu vida a cambio de la de mi hijo!" La locura se reflejaba en los ojos de Zhenshan. Ante la llegada de otro ataque, decidió no esquivar, sino que intrépidamente sostuvo la lanza con una mano. Lamentablemente, los guanteletes Seda Hielo no disponían de la suficiente resistencia para contenerla, y parecía como si hubiese metido la mano desnuda en una chimenea. Se oyó el ardoroso crujido de su carne quemándose. Sin embargo, ignoró por completo ese detalle. Rodeó la punta de la lanza con la mano y la empujó a un lado, para después desplazarse directamente hacia Bai Yunfei. La palma derecha le resplandecía con energía elemental de hielo y, finalmente, pudo darle un brutal golpe a Yunfei en el pecho. Ese acto de locura desmedida tomó a Bai Yunfei con la guardia baja. El efecto explosivo de la lanza Punta de Fuego tampoco se activó. El empujón de la palmada causó que Bai Yunfei fuera enviado volando hacia atrás. Todavía sujetando la lanza con la mano izquierda, Zhenshan salió impulsado a su vez a la misma velocidad que Yunfei, dispuesto a conectarle otro fuerte golpe pero esta vez en el abdomen. La energía elemental de hielo sacudió caóticamente al joven. Cuando vio acercarse la segunda palmada del enemigo, sus ojos destellaron. Desistió en defenderse y pateó la mano izquierda de Zhang Zhenshan, que permanecía sujetando la lanza, con la esperanza que el dolor fuera insoportable y el hombre se detuviera. Sin embargo, aunque la palmada técnicamente solo le rozó un costado, de todos modos logró lastimarlo. A pesar que la mano de Zhang Zhenshan se veía prácticamente destrozada luego de esa patada, este último ignoró el dolor y en su lugar lanzó un tercer ataque consecutivo a Bai Yunfei, que apenas estaba cayendo frenéticamente al suelo. Luego de recibir esas dos previas Palmadas Glaciales, Bai Yunfei pudo saborear algo de sangre en su garganta. Entrevió que Zhenshan se aproximaba de nuevo. Dado que no podía utilizar su arma para defenderse desde tan cerca, sacudió ligeramente la mano y la lanza Punta de Fuego desapareció. Colocó el brazo derecho a la altura del pecho para cubrirse del golpe. La tercera Palmada Glacial impactó en su brazalete protector. Esta vez, Bai Yunfei tembló suavemente; el daño fue reducido considerable. Pero, siquiera antes de poder recobrar el equilibrio, Zhang Zhenshan ya estaba lanzando otro golpe contra él…
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500